TERROR MOLINS 2021. Crítica de ‘Scarecrow’: El sacrificio de la sanación

Las críticas de Daniel Farriol en Terror Molins 2021:
Scarecrow

Scarecrow es un drama ruso con elementos sobrenaturales escrito y dirigido por Dmitrii Davydov (Yt, Kostior na vetru). La historia sigue los pasos de una mujer ermitaña y alcohólica que la gente teme y evita por la calle, pero a la que acuden para que utilice los poderes sanadores que posee para resolver sus problemas. Está interpretada por Valentina Romanova-Chyskyyray, Nikolai Ivanov, Anatoly Struchkov, Artur Zakharov y Sargylana Lukovtseva. La película se ha estrenado en España en Filmin dentro de la programación del Terror Molins 2021.

Una bruja vilipendiada

Es curioso lo que está sucediendo en una región tan inhóspita como Yakutia, en el extremo oriente de Rusia, donde existe un lugar conocido como Sakhawood en el que se están produciendo muchas películas de bajo presupuesto que incluso comienzan a llegar al circuito de festivales de cine. Fue el caso de The Lord Eagle (Eduard Novikov, 2018), Ága (Milko Lazarov, 2018) o The Sun Above Me Never Sets (Lyubov Borisova, 2019), por ejemplo. El trabajo frenético que hay en los estudios contrasta con la tranquila vida de los lugareños. Eso es precisamente lo que llama la atención de una zona que combina lo asiático y lo nórdico en producciones a priori tan localistas como esta Scarecrow que sirven para exportar el folclore, el exotismo y la mitología de tan gélida región.

La historia de la película de Dmitrii Davydov se centra en seguir a una especie de bruja en su rutina diaria. Es una curandera alcoholizada que subsiste gracias al dinero y alimentos que le entregan los que confían en sus poderes. El resto del tiempo es una persona despreciada, insultada y apartada por la gente del pueblo que la considera un bicho raro o alguien de mal agüero para la estabilidad de su pequeña comunidad. Ella no ha elegido ser sanadora, incluso se resiste en continuar haciéndolo, pero la gente insiste en recibir su ayuda. El problema es que el proceso de curación a los demás le produce terribles dolores y vómitos posteriores que la debilitan a ella cada vez más. Cuánto mayor es el esfuerzo curativo, mayores y más persistentes secuelas quedan en su cuerpo, por eso, recurre al vodka como receta para mitigar el dolor. El director juega constantemente con el fuera de campo y los encuadres imposibles, evitando mostrar de manera explícita los momentos más truculentos o desagradables.

Espantapájaros de día, curandera de noche

Además de seguir el día a día de la mujer apodada despectivamente como Scarecrow (Espantapájaros), poco a poco, iremos descubriendo que algo le atormenta aún más que la tenencia de esos poderes. Tiene una hija que desapareció hace tiempo y de la que las autoridades locales no parecen demasiado interesadas en esclarecer su paradero. Cuando finalmente descubra lo sucedido se verá obligada a sanar sus propias heridas internas (las del corazón) a cambio de realizar un doloroso sacrificio. La trama transcurre con lentitud y la información que se nos concede es escasa. Es necesaria una implicación especial por parte del espectador para asimilar lo que sucede y rellenar los huecos que no se explican suficiente de manera deliberada.

La paulatina autodestrucción como castigo por los errores cometidos en el pasado podría ser un resumen conciso para describir el trayecto vital de esta mujer que debe afrontar su vía crucis particular de carácter pagano. La localización en que se ubica la historia resulta un territorio ideal para reafirmar la soledad absoluta de la protagonista. Nieve y hielo rodean un pueblo que tampoco le aporta nada de calor humano. Tanto la descripción de escenarios como de los ciudadanos que los habitan es similar a la de otras propuestas ambientadas en zonas rurales cerradas en sí mimas. Son gentes con el maligno hábito de aislar y criticar al que sienten diferente en base a tradiciones y convicciones ancestrales que aún se arrastran en el presente. Scarecrow es una interesante película de tono contemplativo y costumbrista donde lo sobrenatural aparece con cuentagotas para poner en imágenes el padecimiento de la protagonista, una creíble y natural Valentina Romanova-Chyskyyray.


¿Qué te ha parecido la película?

Scarecrow

7

Puntuación

7.0/10

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
A %d blogueros les gusta esto: