AFFBCN 2021. Crítica de ‘Our Midnight’: La ciudad de los suicidas

Las críticas de Daniel Farriol en AFFBCN 2021:
Our Midnight

Our Midnight es un drama surcoreano escrito y dirigido por Lim Jung-Eun (Dawn to Dawn). La historia nos sitúa en una noche en el puente sobre el río Han, cuando dos jóvenes almas solitarias se encuentran. Ji-hoon es un actor en paro y Eun-yeong es una oficinista que está pensando en suicidarse tras el fracaso de una relación sentimental. Mientras pasean por la ciudad, los dos desarrollan un vínculo que les hace ver las cosas de otra manera. Está protagonizada por Seung-hun Lee (Stranger Coming, Sunset in My Hometown), Seo-eun Park (100 Days), Young-woo Lim y Hea-in Han. La película se ha estrenado en España en Filmin dentro de la programación del Asian Film Festival 2021.


El encuentro de dos almas solitarias

Our Midnight es una pequeña joya coreana sobre personajes solitarios al borde del abismo que nos descubre a una nueva directora con mucho talento narrativo, Lim Jung-Eun, con especial sensibilidad para explicar las emociones humanas a través de las metáforas visuales. En su película nos lleva de la mano hasta una Seúl deprimida y nocturna por la que sus habitantes transitan como almas en pena. Por eso decide filmar su historia, con ayuda del fotógrafo Jin-Hyeong Kim, en formato de pantalla reducido y en un blanco y negro arrebatador que solo adquirirá el esplendor del color en los dos últimos significativos planos de la película.

La trama nos descubre el encuentro casual entre Ji-hoon y Eun-yeong, dos personas en crisis que no saben como lidiar con sus respectivos problemas. Él es un treintañero que sigue aspirando a convertirse en actor profesional pese a no encontrar las oportunidades necesarias para hacerse un hueco en el mundillo. Su inestabilidad económica le hace romper con su novia y ver como sus allegados no le toman en serio, tachándole de tener una actitud inmadura al no asimilar que debería reconducir su vida hacia caminos más terrenales. Para conseguir algo de dinero comienza a trabajar en una asociación de prevención del suicidio por lo que debe patearse la ciudad por las noches en busca de posibles suicidas. Es así como conoce a una chica que parece querer tirarse desde un puente que hay sobre el río Han. Ella es una joven oficinista que no consigue lidiar con las consecuencias psicológicas que arrastra de una relación de abuso que al denunciar acabó perjudicándole en sus relaciones personales y laborales.

 

Gaviotas sobre el río Han

Tras una primera media hora algo errática que sirve de presentación individual de los conflictos de ambos protagonistas, Our Midnight se centra posteriormente en sus paseos nocturnos conjuntos por esa Seúl de belleza peligrosa convertida en una auténtica trituradora de sueños. Con un tono melancólico que recuerda a la trilogía del amor de Linklater, su apuesta visual también muestra aprecio por el cine clásico, dejando en el espectador una confortable sensación de atemporalidad. La directora Lim Jung-Eun emerge como una fabuladora creativa a través de encuadres hipnóticos que buscan una mágica ensoñación adornada con elementos retóricos u oníricos (la escena del elefante, por ejemplo).

Es en el juego de luces y sombras que propone la película cuando se convierte en un cuento adulto sobre soledades con regusto amargo y hueco para la esperanza. Las imágenes de sombras chinescas vinculan el alma de la historia con la cultura tradicional de todo un país y su forma de arrastrar hasta la actualidad ciertos comportamientos sociales más propios de una época anterior. Hay un constante juego de metaficción donde la trama conecta el existencialismo de «La Gaviota» de Chéjov con el estado anímico de los protagonistas de Our Midnight. Ji-hoon ensaya los diálogos de la obra que, a su vez, le traen el recuerdo de cuando compartía escenario con su novia y amigos. Su faceta de actor es también aprovechada por Eun-yeong para rememorar las conversaciones con el hombre que la maltrató y poder escenificar todo lo que no pudo decirle en su momento. Esos momentos de catarsis transforman a los propios protagonistas en personajes de un teatrillo de sombras que son proyectadas sobre los muros de las solitarias calles de Seúl.

Our Midnight se presenta como una romántica aproximación al dolor y la desesperación de una sociedad individualista y poco empática con las necesidades de los demás. Esa ciudad de los suicidas tiene como telón de fondo la precariedad laboral, la falta de oportunidades o las injusticias sociales, pero no busca tanto ser una crónica social si no más bien una historia de aceptación y superación, de apoyar el hombro en alguien que te comprenda y con el que te sea más fácil afrontar los retos futuros de tu vida. Bonita y subyugante, Our Midnight pone el foco de atención en los próximos trabajos de su directora.


¿Qué te ha parecido la película?

Our Midnight

7

Puntuación

7.0/10

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
A %d blogueros les gusta esto: