Crítica de ‘El viaje‘: Una terapia matrimonial realmente salvaje

Las críticas de David Pérez «Davicine»:
El viaje

En El viaje, dispuestos a matarse entre ellos con tal de acabar con su matrimonio, una pareja pone rumbo a una cabaña remota, pero pronto deben hacer frente a una amenaza aún mayor. Dirigida por Tommy Wirkola, está protagonizada por Noomi Rapace (Millennium 1: Los hombres que no amaban a las mujeres) y Aksel Hennie (Marte), junto a Atle Antonsen, Christian Rubeck, André Eriksen, Nils Ole Oftebro y Stig Frode Henriksen. La película se estrena en Netflix el 15 de octubre de 2021.

Tommy Wirkola no defrauda a sus fans

Quienes conozcan la filmografía del cineasta noruego Tommy Wirkola sabrán que es un director apasionado por la sangre y el humor negro, habiéndose hecho un hueco en los oscuros corazones de los fans del terror que adoramos una buena combinación de gore y humor negro, como con su maravillosa franquicia Zombis nazis e incluso la más comercial Hansel y Gretel: Cazadores de brujas, sin olvidarnos de la sorprendente Siete hermanas. Sus películas han ido entrando de forma consecutiva en lo que podríamos decir que es cine de culto en este género, y con El viaje vuelve a repetir con su estrella absoluta de Siete hermanas, Noomi Rapace, para mostrarnos un viaje cargado de sangre, violencia, desenfreno y mucho humor negro.

En la película, poco queda ya de aquel amor que unió a Lars (Aksel Hennie) y Lisa (Noomi Rapace). Ahora, mantener en pie su matrimonio y sus ambiciones personales supone un gran esfuerzo. La trayectoria de Lars como director se ha estancado, limitándose a los culebrones, y Lisa lleva años sin conseguir un papel. Él se siente ignorado, sospecha que su esposa le es infiel y tiene problemas económicos. Ella piensa que Lars es un cobarde egoísta echado a perder.

No hay nada en sus vidas que haya ido como pensaban que iría, especialmente su matrimonio. Así las cosas, pasar un fin de semana en la cabaña familiar del bosque parece la oportunidad idónea para librarse el uno del otro… definitivamente. Pero ni siquiera eso va según lo previsto: el viaje les depara más sorpresas de lo que jamás hubieran imaginado y una amenaza aún mayor los obligará a dejar de lado sus diferencias y trabajar juntos para sobrevivir a una noche infernal.

Un viaje desenfrenado… y sin frenos

El viaje podríamos decir que es una versión más sangrienta de La guerra de los Rose, pero es mejor hablar poco de la trama dado que, con la cantidad de giros que tiene a lo largo de la película, de principio a fin, cuanto menos detalles se den será mejor para no arruinar las sorpresas que nos depara, que no son pocas.

A pesar de sus casi dos horas, no se hace en exceso larga, pero sí que podría haber ganado algo más de ritmo frenético si hubiera sufrido algún corte en la sala de montaje. Aún con su duración se hace distendida y es un deleite ver lo que nos depara, estructurando la información poco a poco, gracias a las escenas que vivimos en tiempo real con los protagonistas y los pequeños fragmentos a modo de flashbacks que nos aclaran cómo hemos llegado a algunas situaciones, haciendo que la acción se desarrolle de forma episódica.

Una comedia negra… muy oscura

Rapace y y Hennie son sorprendentemente encantadores en sus roles como pareja en crisis, y la cantidad de dardos y puñaladas (reales y metafóricas) que se lanzan hacen que su relación sea mucho más convincente de lo que podríamos imaginar de inicio con la loca trama que sabemos que nos espera. Ambos claramente se están divirtiendo con sus personajes, y la mayoría de las grandes escenas de humor provienen de ellos y la química que dejan patente tanto en sus conversaciones como cuando están peleando.

Noomi Rapace sabíamos que era capaz de meterse en la piel de cualquier mujer de armas tomar, y se agradece verla en un papel del estilo pero donde también demuestra su capacidad de salir de los tonos serios a los que nos acostumbra y soltarse tanto como para que se divierta y eso se note en pantalla. Es ella quien brilla más en la película y equilibra la turbulenta relación con su esposo Lars con la única oportunidad de supervivencia que tienen cuando unos asesinos te superan en número.

Cargada de frases duras, casi más asesinas que los disparos y puñaladas que tenemos para aderezar con sangre la cámara, los ácidos diálogos van incrementando su nivel de diversión según avanza el metraje y llevan las situaciones hacia un punto de ridiculez que no hace más que incrementar nuestro nivel de sorpresa y diversión, pero sin perder de vista su humanidad, consiguiendo incluso mostrar algunos momentos conmovedores dentro de la pareja y en medio del caos.

Más allá del mal gusto

Tommy Wirkola ocasionalmente cruza la línea del mal gusto, invirtiendo una gran parte del presupuesto en ofrecer todo tipo de miembros amputados y situaciones desagradables, no faltando los fluidos corporales que salen por todas las partes del cuerpo. Aunque no nos coja por sorpresa que se deleite con ese mal gusto, que en el fondo nos agrada, con referencias explícitas de todo tipo para buscar el asco, y no sólo con la sangre, una parte del segundo acto nos rompe los esquemas al centrarse en amenazas de agresión sexual, provocando que se salga del tono de la película, derivando hacia un tono demasiado oscuro incluso para una comedia negra. Menos mal que luego saben enderezar de nuevo la historia y llevarla hacia el tono que hace que el regusto final que nos deje la película sea cuanto menos de haber disfrutado.

El viaje es un auténtico y alocado viaje salvaje con el que no sólo Tommy Wirkola demuestra que está comprometido, sino también todo su reparto, siendo una película que a buen seguro acabará teniendo un remake en Hollywood aunque seguramente con menos sangre y crudeza. Si buscáis un placer culpable con el que disfrutar, esta es vuestra película. Para bien o para mal, el matrimonio es hasta que la muerte nos separe…


¿Qué te ha parecido la película?

4/5 - (23 votos)

El viaje

7

Puntuación

7.0/10

David Pérez "Davicine"

Informático de profesión, cinéfilo de afición. Bloguero, tuitero y todo lo que me permita comunicarme. En mis ratos libres escribo en esta web, y me dejo ver en RTVCyL. Twitter e IG: @davicine79.

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: El contenido está protegido.
A %d blogueros les gusta esto: