Crítica de ‘Misa de medianoche’: La terrorífica liturgia de la existencia

Las críticas de Daniel Farriol:
Misa de medianoche
(Midnight Mass)

Misa de medianoche (Midnight Mass) es una miniserie estadounidense que podría encuadrarse en el género de drama sobrenatural creada y dirigida por Mike Flanagan (La maldición de Hill House, Doctor Sueño) que también co-escribe los guiones de los 7 capítulos en solitario o junto a  James Flanagan (en 4 capítulos) y Jeff Howard, Dani Parker y Elan Gale (en 1 uno de ellos). La historia nos sitúa en una pequeña comunidad isleña al borde de la extinción y ávida de fe que recibe la llegada de un carismático sacerdote, que trae consigo milagros, misterios y un renovado fervor religioso.

Está protagonizada por Hamish Linklater (10 Things We Should Do Before We Break Up, El futuro), Kate Siegel (Hush, Hypnotic), Zach Gilford (Lifeline, Anarchy: La noche de las bestias), Annabeth Gish (The Bridge, Somnia. Dentro de tus sueños), Rahul Kohli (iZombie, Gangsters Gamblers Geezers), Michael Trucco, Samantha Sloyan, Henry Thomas, Crystal Balint, Annarah Cymone  y Matt Biedel. La serie se ha estrenado en Netflix el día 24 de Septiembre de 2021.

 

Más drama existencial que terror

Para ir contextualizando el tipo de serie que encontraremos en Misa de medianoche (Midnight Mass) habría que aclarar desde el inicio que no se trata de una serie de terror. No entiendo que se venda así porque puede causar decepción en quién solo quiera encontrar los típicos sustos y lugares comunes del género. La nueva creación de Mike Flanagan es en realidad un drama existencial sobre la fe, la muerte y la fragilidad de la existencia. También trata sobre el perdón y la redención, sobre liberarse de la mochila del pasado y de esos dogmas ideológicos o sociales que nos retienen o paralizan durante la toma de decisiones a lo largo de nuestras vidas.

El director se toma su tiempo en describir lugares y personajes como si estuviera escribiendo las primeras páginas de una novela de Stephen King. Durante los primeros cinco episodios apenas hay lugar para dos o tres leves momentos en los que flirtea con el terror. Es por eso que su ritmo contemplativo y discursivo puede ahuyentar a un público ávido de emociones fuertes inmediatas. Flanagan lo cocina todo a fuego lento y no será hasta los dos últimos capítulos en que se abrace lo sobrenatural de forma absoluta y salvaje, una vez que el espectador ya está preparado para asumir todo lo que suceda de una manera orgánica y natural. Eso sí, cuando Flanagan se desmadra nos regala algunas de las imágenes más apabullantes que ha dado el género en los últimos años.

 

El sacerdote y el convicto

Misa de medianoche (Midnight Mass) es una historia coral que describe con meticulosidad el proceso de desintegración de una pequeña comunidad aislada cuando se aferra a una espiritualidad mal entendida. Se establece un paralelismo entre la adicción al alcohol y el fanatismo religioso como auténticos anuladores ambos de la conciencia individual. En ese microcosmos de costumbres e individuos encontraremos dos líneas argumentales principales que caminan en paralelo hasta cierto punto de ruptura al final del quinto capítulo. ¡Vaya momento más poético, romántico y doloroso! Simplemente inolvidable.

La primera de esas subtramas se concentra en la llegada a la isla de un nuevo sacerdote que suple al viejo párraco que al parecer se encuentra indispuesto en el continente tras contraer una extraña enfermedad durante un viaje por Tierra Santa. La segunda subtrama nos muestra el regreso al hogar de un hombre que ha pasado varios años en prisión por haber atropellado con su coche a una chica yendo borracho tras salir de una fiesta. Los dos tienen una manera antagónica de mirar al mundo que les rodea y tendrán debates teológicos profundos durante las sesiones parroquiales improvisadas de alcohólicos anónimos.

El hijo pródigo del nuevo terror nos regala en Misa de medianoche (Midnight Mass) una historia donde los miedos proceden de nuestro interior y de lo arbitrario que resulta vivir. La vejez, la enfermedad, el remordimiento o la culpa son terrores nocturnos mucho más poderosos que cualquier aparición fantasmagórica. Hay mucho más que temer en la vida que en la muerte. Flanagan se sirve con inteligencia del mito vampírico para trazar una íntima y emocional alegoría sobre lo inmortal y lo perecedero. Y nos interpela con las grandes preguntas que siempre han inquietado a toda la humanidad. Su extenso conocimiento de las herramientas empleadas en el cine de género le sirven para explorar en toda su complejidad un terror mucho más psicológico y ambiental sin tener que recurrir a los habituales jump scares de los que abusan los autores más mediocres. La atmósfera va viciándose a medida que avanzan los minutos, el peligro que acecha va mostrando sus garras.

 

Amanece que no es poco 

Los claroscuros del alma son retratados con enorme belleza a través de la excelente fotografía de Michael Fimognari (Oculus: El espejo del mal, Jessabelle) donde la luz y las sombras son una forma más de definir a los personajes. Los tonos apagados y fríos contrastan con la luminosidad del amanecer rojizo y trágico del último capítulo que parece extraído de la mismísima Melancolía (Lars Von Trier, 2011). Otra característica que se repite en la puesta en escena son los largos planos sostenidos con leves travellings hacia adelante durante los extensos monólogos que recitan los diversos personajes. Son escenas inmersivas que ponen en valor el relato hablado y que pasan de un plano general o medio, sin solución de continuidad, a un primer plano. Una manera simple y elegante de acercarse al alma de esos personajes mientras se sinceran con nosotros. No es fácil encontrar ficciones actuales en la televisión que den tanta cancha a los diálogos que son el verdadero motor de la acción.

En cuanto al extenso reparto de Misa de medianoche (Midnight Mass), como es habitual, está repleto de rostros que han aparecido en trabajos anteriores de Flanagan. Es un director al que le gusta repetir actores, pero otorgando el protagonismo a intérpretes que habían sido secundarios y viceversa. Aquí es inevitable elogiar a Hamish Linklater en el papel de ese sacerdote con capacidad para predecir milagros. Sin duda, debería estar presente en todas las listas de nominaciones y premios del año. También es necesario destacar a Samantha Sloyan, como fanática cristiana, y a Kate Siegel, Zach Gilford, Rahul Kohli, Henry Thomas o Annabeth Gish, por citar algunos. La importancia que otorga Flanagan a cada uno de sus personajes hace que todos ellos sean importantes, aparezcan más o menos en pantalla.

Misa de medianoche (Midnight Mass) es una miniserie dramática y meditativa sobre la condición humana y el misterio de la vida. Un texto que acoge como parte de la trama las escrituras bíblicas para hablarnos de una espiritualidad que va más allá de los símbolos y templos. El terror y lo sobrenatural son aquí una manera onírica para exponer sus reflexiones con múltiples lecturas y que van mucho más allá de las que tendría una película común del género.

 

Listado de episodios de ‘Misa de medianoche’

Misa de medianoche (Midnight Mass) es una miniserie compuesta por 7 episodios de entre 60 y 71 minutos cada uno.


¿Qué te ha parecido la serie?

4.8/5 - (6 votos)

Misa de medianoche

7.8

Puntuación

7.8/10

4 comentarios en «Crítica de ‘Misa de medianoche’: La terrorífica liturgia de la existencia»

  • el 4 octubre, 2021 a las 19:51
    Enlace permanente

    Infumable, delirante, etc. Los 7 capítulos se quedarían en tres, si eliminamos los sermones sin sentido del monseñor. He llegado al final pasándola más rápido.
    No la recomiendo, salvo si os sobra el tiempo para aguantar brasa tras brasa.

    Respuesta
  • el 8 octubre, 2021 a las 22:41
    Enlace permanente

    A mí me pareció de lo MEJOR QUE HE VISTO ÚLTIMAMENTE. La Fé y la oscuridad del alma. Contradicciones sangrientas, belleza, horror. ¡En un RELATO!

    Respuesta
  • el 19 octubre, 2021 a las 03:36
    Enlace permanente

    Muy muy buena la serie, muestra claramente la diferencia entre la religion (moralismo hipócrita) y la espiritualidad.

    Respuesta
  • el 22 octubre, 2021 a las 10:59
    Enlace permanente

    Llevo 3 capítulos, no soy fan del género pero esta serie tiene muchos ángulo interesantes. Actuaciones, diálogos y cuestionamientos fabulosos. No sé si tolere las escenas del capítulo 7 que he leído…son perturbadoras.

    Respuesta

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: El contenido está protegido.
A %d blogueros les gusta esto: