66 SEMINCI. Crónica. Last Film Show, The Card Counter y Pan de limón con semillas de amapola.

Cobertura realizada por Daniel Farriol:
66 Semana Internacional de Cine de Valladolid – SEMINCI 2021

No es cine todo lo que reluce se ha desplazado hasta la Seminci 2021. Cada día os diremos cuáles son nuestras primeras impresiones sobre las películas que hayamos tenido la oportunidad de ver durante esta semana dedicada al cine de autor. Hoy os hablamos de las películas: Last Film Show, The Card Counter y Pan de limón con semillas de amapola.


Last Film Show

LAST FILM SHOW

Dirigida por: Pan Nalin
Intérpretes: Bhavin Rabari, Richa Meena, Bhavesh Shrimali, Dipen Raval
País: India/Francia
Sección Oficial

Sinopsis: Después de ver una película en el cine Galaxy, la vida de Samay da un vuelco y el pequeño se enamora apasionadamente de las películas. Pero su padre descubre la obsesión ‘inmoral’ de su hijo de nueve años; le da una paliza y le advierte que se mantenga alejado del ‘asqueroso’ mundo que representa la pantalla grande. Aun así, la magia del cine continúa muy presente en la mente del pequeño.

Nuestra opinión: Last Film Show es un precioso cuento que a través de la mirada del niño protagonista sirve como homenaje al cine y a una manera de entenderlo que se está perdiendo con las nuevas tecnologías. No debe ser casualidad la confluencia en los últimos tiempos de cineastas de distintas nacionalidades como Jonathan Nossiter en Last Words (2020) o Zhang Yimou en One Second (2020) también coincidan con la nostalgia de Pan Nalin al mirar al cine como una experiencia colectiva y física, además de una ventana abierta a la imaginación y la magia.

En este remake apócrifo e hindú de Cinema Paradiso encontramos a un niño que descubre en el cine una vía de escape. Vive en un pequeño pueblo con un futuro no demasiado halagüeño en cuanto a las expectativas de progresar de la miseria. Además está bajo la estricta vara de castigo de su padre que no le deja desviarse de sus postulados ideológicos y con el que se dedica a vender te caliente a los pasajeros de los trenes que paran en la estación del pueblo, al borde de la desaparición. Aunque su progenitor le tiene prohibido ver películas, la casualidad le lleva a conocer y entablar amistad con el proyeccionista del cine de un pueblo cercano que le abrirá un nuevo mundo lleno de música y color a cambio de llevarle comida casera cocinada por su madre.

Muchos pueden considerar la película como un trabajo naïf y edulcorado, pero hay que tener en cuenta que el punto de vista de la historia es el de un niño, así que no creo necesario juzgar la credibilidad de algunas secuencias (los niños son capaces de construirse un proyector con material reciclado y convertir un edificio abandonado en una sala de cine). Last Film Show se convierte en una emotiva carta de amor al cine, a las salas de cine y a los cineastas (algunos mencionados con nombres y apellidos). Tiene una mirada si se quiere ingenua, pero también muestra el terrible proceso de destrucción de la exhibición como evento, de la muerte del celuloide con la entrada del digital y del reciclaje de los sueños en adornos y pulseras. Esa escena es tan triste como terrorífica, aunque el director consigue darle la vuelta mostrando que el legado de los grandes cineastas nunca morirá y seguirá con nosotros. No debe ser casualidad que las latas de películas antiguas terminen convertidas en cucharillas, una metáfora sobre la conversión del cine en un producto alimenticio que satisfaga nuestra cinefagia.

The Card Counter

THE CARD COUNTER

Dirigida por: Paul Schrader
Intérpretes: Oscar Isaac, Tye Sheridan, Tiffany Haddish, Willem Dafoe, Bobby C. King
País: Estados Unidos/Reino Unido/China
Sección Oficial

Sinopsis:  La historia de un exinterrogador del ejército convertido en jugador a quien persiguen los fantasmas de sus decisiones pasadas.

Nuestra opinión: The Card Counter no me ha convencido. El bueno de Paul Schrader sigue indagando en los mismos temas de todo su cine y nos propone una nueva historia de redención y venganza en dos planos temporales que combinan el juego de BlackJack en los casinos con el pasado militar del protagonista. Tras la maravillosa El reverendo (2017), encuentro serios desequilibrios narrativos en esta propuesta que transita por el drama y el thriller fatalista que tanto gusta al director, incorporando además una historia de amor que no encuentra su encaje dentro de la intensidad tenebrosa del resto de emociones que maneja.

Como es normal la majestuosidad escénica de Schrader sale a relucir en secuencias determinadas, muy especialmente en las escenas que se adentran en las telarañas del alma humana, pero esta vez la descripción de personajes y su manera de relacionarse entre ellos tiene un tratamiento endeble y poco apasionado. El ritmo es irregular y con momentos plomizos, aunque va adquiriendo fuerza en su tramo final (menos el plano sostenido que elige como cierre que me parece horrible). Seca y amarga, plasma con inteligencia la pesadumbre y debates morales derivados de los fantasmas del pasado que vuelven una y otra vez para tomar una forma corpórea en el presente. Son reflexiones y lugares comunes en los que el cineasta se mueve como pez en el agua perfilando con sombras y aristas los estados de ánimo del antihéroe de la función hasta la necesaria e inevitable confrontació de ese pasado traumático.

 

Pan de limón con semillas de amapola

PAN DE LIMÓN CON SEMILLAS DE AMAPOLA

Dirigida por: Benito Zambrano
Intérpretes: Elia Galera, Eva Martín, Mariona Pagès, Marilú Marini
País: España/Luxemburgo
Proyecciones Especiales

Sinopsis: En Valldemossa, un pequeño pueblo del interior de Mallorca, Anna y Marina, dos hermanas que fueron separadas en su adolescencia, se encuentran de nuevo para vender una panadería que han heredado de una misteriosa mujer a la que creen no conocer. Las hermanas son dos mujeres con vidas muy diferentes. Anna apenas ha salido de la isla y sigue casada con un hombre al que ya no ama. Marina viaja por el mundo trabajando como doctora para una ONG.

Nuestra opinión: Con Pan de limón con semillas de amapola vuelve Benito Zambrano a zambullirse en un retrato íntimo y sensible que adapta la exitosa novela escrita por Cristina Campos. Una historia de mujeres, maternidades y secretos del pasado que lo remueven todo en el presente. No lo tenía fácil el director con una historia llena de elementos lacrimógenos que podrían ser fácilmente el argumento de cualquier serial de sobremesa, sin embargo, su buenhacer tras las cámaras y su capacidad de naturalizar las interpretaciones de las protagonistas consiguen que la película esté caminando por la cuerda floja sin llegar a caer nunca en lo sentimentaloide de postal. Es una historia bonita y trágica, reveladora y catártica, sobre el perdón y el sacrificio a través de dos hermanas que se reencuentran años después de una discusión que las mantenía alejadas, al tener ahora que aceptar la herencia de una mujer que creen no conocer.

Recuperarán el amor perdido la una por la otra y se embarcarán juntas en la aventura de reencontrarse emocionalmente así mismas en los respectivos desafíos a los que se enfrentan. Vida y muerte se emparejan como dos caras de una misma moneda a la que hay que mirar de frente y sin miedo. Pan de limón con semillas de amapola es un poderoso y sentimental drama repleto de emociones humanas que te harán palpitar el corazón y gastar algunos paquetes de clínex. Todo está relatado con la misma elegancia de siempre en el cine del director y tan solo sobran algunos desmanes peliculeros (la petición de boda…). Las hermanas están interpretadas por unas fantásticas Elia Galera y Eva Martín que se encuentran muy bien secundadas por un par de robaescenas como son Marilu Marini y Claudia Faci. Sin ser mi estilo de película, tengo que decir que logra su objetivo de emocionarme y mantenerme pegado a la pantalla de principio a fin. El mayor pero que le puedo poner es no poder saborear a la salida del cine el bizcocho que da título al filme.


66 SEMINCI 2021
seminci poster 2021

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: El contenido está protegido.
A %d blogueros les gusta esto: