SITGES 2021. Crónica. Veneciafrenia, Gaia y La Terra dei Figli.

Cobertura realizada por Daniel Farriol:
54 Festival Internacional de Cinema Fantàstic de Catalunya – SITGES 2021

No es cine todo lo que reluce se ha desplazado hasta el 54 Festival de Sitges 2021. Cada día compartimos con todos vosotros cuáles son nuestras primeras impresiones sobre todas las películas que hemos tenido la oportunidad de ver durante estos diez días dedicados al terror y la ciencia-ficción en el lugar más emblemático para hacerlo y con el incomparable ambiente de entusiasmo por el género que se vive en la ciudad de Sitges. Hoy os hablamos de las películas: Veneciafrenia, Gaia y La Terra dei Figli.


Veneciafrenia

VENECIAFRENIA

Dirigida por: Álex de la Iglesia
Intérpretes: Caterina Murino, Cosimo Fusco, Ingrid García Jonsson
País: España
Oficial Fantàstic Especiales

Sinopsis: Hartos del turismo que abarrota y gentrifica la ciudad, los habitantes de Venecia tienen un plan siniestro para acabar con la invasión extranjera que sufren año tras año. Un grupo de turistas españoles ajeno a esa amenaza inminente verá cómo, en poco tiempo, sus vacaciones se convierten en una lucha por la supervivencia.

Nuestra opinión: La nueva locura de Àlex de la Iglesia ha provocado una de las colas más largas que se han visto a estas alturas del Festival y eso que era en el pase de las 8:15 de la mañana. Sin embargo, tanta expectación ha sido contraproducente y la recepción inicial de Veneciafrenia ha resultado bastante tibia. La película es un slasher de manual que sigue el esquema del subgénero giro tras giro, es decir, ofrece pocas sorpresas durante el desarrollo de la historia. Y eso que el punto de partida no puede ser más atractivo con esos lugareños venecianos que, hartos del turismo de cruceros y borrachera que llega a su ciudad para destrozarlo todo, deciden cortar por lo sano (nunca mejor dicho) y asesinar a algunos turistas al azar para infundir el miedo y que dejen de ir allí.

La película es un efectivo entretenimiento con vises comerciales que sorprende por tener una parte final mucho más comedida de a lo que nos tienen acostumbrados el tándem De la Iglesia-Jorge Guerricaechevarría en la escritura de sus guiones. Pero si buscas sangre, diversión, risas o terror vas a encontrarlas aquí, eso sí, en dosis más reducidas de lo previsto. Uno de los grandes hándicaps que tiene la película es el terrible cásting y la falta de empatía con los jóvenes protagonistas. Suele suceder en muchos slashers que los personajes son tan odiosos que te posicionas junto al «malo» o psicópata de turno y deseas que acabe cuánto antes con todos ellos. En Veneciafrenia pasa algo así. En la parte positiva tenemos que destacar la pedazo banda sonora que se marca Roque Baños y lo bien que se aprovecha la escenografía inherente a la ciudad de Venecia, desde los canales y callejones oscuros hasta las típicas máscaras y disfraces de época.

La película contiene una crítica social hacia la masificación turística que coloniza las ciudades al margen de su legado histórico y cultural, así como de una banalización de las vivencias y el sentido de la realidad por culpa de nuestro apego a las pantallas electrónicas de nuestros smartphones. Son algunos detalles que sobresalen dentro de una producción ambiciosa, pero que se queda muy por debajo de las mejores obras de su director.

 

La terra dei figli

LA TERRA DEI FIGLI

Dirigida por: Claudio Cupellini
Intérpretes: Leon de la Vallée, Paolo Pierobon, Maria Roveran
País: Italia-Francia
Noves Visions

Sinopsis: El mundo está llegando a su fin. En ese clima postapocalíptico, un adolescente salvaje, tras la muerte de su último familiar vivo, decide abandonar la cabaña encima del mar donde ha estado recluido tanto tiempo para iniciar un viaje por las tierras devastadas. Su posesión más preciada es el diario de su padre, un cuaderno que parece tener las claves para la supervivencia.

Nuestra opinión: Filme italiano post-apocalíptico, La Terra dei Figli es un poderoso retrato de una sociedad en decadencia que vive anclada en la violencia del pasado. El director Claudio Cupellini sabe como sortear los lugares comunes del género combinando la estética de un mundo devastado con el drama íntimo del personaje protagonista, un coming of age sin concesiones donde el crecimiento personal se produce a través de hechos trágicos o violentos. Como suele suceder en la representación cinematográfica de estas distopías, los supervivientes humanos son mucho más peligrosos que la falta de alimentos, cobijo o suministros.

La película explora el vínculo paterno-filial a través del viaje que realiza el joven adolescente en busca de alguien que sea capaz de leer el diario que dejó escrito su padre antes de morir. A pesar de estar rodada en parajes desoladores en un tono neorrealista y con evidente pesimismo respecto a la condición humana, también esconde hasta el final un mensaje para la esperanza y de confianza en el futuro que deben liderar las próximas generaciones (de ahí el título). Muy buen trabajo del reparto en el que destaca el chaval Leon De La Vallée y también destacable la fotografía de Gergely Pohárnok. La Terra dei Figli no hará mucho ruido en el Festival, pero es una película a tener en cuenta.

 

Gaia

GAIA

Dirigida por: Jaco Bouwer
Intérpretes: Monique Rockman, Carel Nel, Alex Van Dyk
País: Sudáfrica
Noves Visions

Sinopsis: En una misión de reconocimiento, una guardabosques descubre a un padre e hijo que viven aislados en la naturaleza como si fueran dos habitantes de la era paleolítica. Esa extraña familia monoparental parece tener una religión propia muy relacionada con las fuerzas telúricas de la Madre Tierra, un misterioso culto habitado, entre otras cosas, por unas peligrosas criaturas que aparecen durante la noche.

Nuestra opinión: Brillante thriller de eco-terror con muchas capas para reflexionar sobre nuestra relación con la naturaleza, el entorno o el resto de personas. Gaia es una extraña y sugerente combinación de Aniquilación (Alex Garland, 2018) y Leave No Trace (Debra Granik, 2018) que nos presenta a una mujer que trabaja como guardabosques y deberá aprender a sobrevivir al margen de la civilización junto a un padre y su hijo que llevan años viviendo aislados de cualquier elemento tecnológico. La película no siempre tiene una narrativa complaciente y, a veces, puede resultar escurridiza en sus desvaríos varios hacia lo onírico y alucinógeno, pero si te dejas llevar por la cadencia y belleza de sus imágenes podrás disfrutar de una de las experiencias más inmersivas y absorbentes de esta edición del Festival.

Gaia es una obra insólita que aúna la ciencia-ficción telúrica, el terror ecológico, el survival naturalista o el drama intimista que resalta las emociones que conectan al ser humano con su esencia más primaria. Hombre y naturaleza se funden en un solo cuerpo que florece y se pudre al tiempo que lucha contra monstruos que acechan tras los árboles para arrebatarle la pureza. A destacar el gran trabajo en la edición sonora y efectos que ayudan a generar ese mundo turbador de sensaciones psicotrópicas que se mueve entre lo irreal y lo físico. También fantástica la protagonista Monique Rockman que logra transmitir al espectador un gran abanico de sentimientos contradictorios. Probablemente, casi nadie hablará de Gaia, pero es una de las pelis del Festival.


54 Festival de Sitges
Sitges 2021 - Poster

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: El contenido está protegido.
A %d blogueros les gusta esto: