69 SSIFF. Sección oficial. Crítica de ‘Benediction‘: Terence Davies y un cine en vías de extinción

Las críticas de José F. Pérez Pertejo en el 69 Festival de San Sebastián:
Benediction

El veterano realizador y guionista inglés Terence Davies se enfrenta por segunda vez consecutiva en su filmografía al biopic de una figura de la poesía. Si en su anterior película, Historia de una pasión (2016) trazaba un semblante biográfico y literario de Emily Dickinson, se ocupa ahora en Benediction de la vida y obra del menos conocido escritor y poeta británico Siegfried Sassoon cuya vida ya había sido parcialmente tratada por el cine en la película Regeneration (Gillies MacKinnon, 1997) interpretado en aquella ocasión por James Wilby, si bien es cierto que aquel film, lejos de ser un retrato biográfico, se centraba en su periodo de internamiento psiquiátrico en un hospital militar junto a otros oficiales del ejército británico afectados por los horrores de la guerra.

La poesía de Sassoon (Jack Lowden), de un marcado carácter antibelicista tras haber combatido heroicamente en la Primera Guerra Mundial, sirve a Davies como herramienta narrativa para, mediante voz en off superpuesta a imágenes de archivo de la guerra, articular los saltos temporales en los que fragmenta una hermosa película a la que el mayor pero que cabe poner es su desmedida (por innecesaria) duración.

Terence Davies abre su película con un movimiento de cámara vertical con el que hace una auténtica declaración de principios para atestiguar que se mantiene fiel a su cine estilizado, académico si se quiere, continuamente empeñado en resultar bello, en mantenerse en un decálogo estético de permanente búsqueda de la simetría en la composición de los planos, la puesta en escena canónica, la armoniosa movilidad de la cámara y un ritmo premioso en su devenir narrativo. En definitiva: un cine en peligro de extinción (o de marginalidad al menos) si atendemos al artificio, el ruido y la furia que gobierna las películas que últimamente están triunfando en los festivales (por no hablar de las que triunfan en taquilla, claro).

Benediction se inicia tras el regreso de Sassoon de la guerra cuando, llevado por el horror de lo vivido y el dolor de la pérdida de su hermano y varios amigos, se convirtió en un declarado antibelicista y escribió varios artículos desaprobatorios en los que culpaba al gobierno de la prolongación del conflicto bélico. Su voz en off recita versos en los que pone en cuestión el idealismo británico y muestra su escepticismo respecto al mundo que le rodea. A partir de ahí, comienza la búsqueda vital de sí mismo a través de un atormentado descubrimiento de su homosexualidad y sus insatisfactorias relaciones con varios hombres como su primer amor: el poeta Wilfred Owen (Matthew Tennyson) al que seguirán varias relaciones más o menos tóxicas con el músico Ivor Novello (Jeremy Irvine), el aristócrata Stephen Tennant (Calam Lynch) o el actor Glen Byam Shaw (Tom Blyth).

Davies centrará su escritura entonces en la atribulada personalidad de Sassoon que, sumido en sus contradicciones religiosas y en la difícil aceptación de su homosexualidad, se conducirá a la conversión al catolicismo y un matrimonio heterosexual (con su consiguiente paternidad) que tampoco consiguieron hacerle feliz. El trabajo de Jack Lowden huye de todos los tópicos y estereotipos con que suelen interpretarse los personajes gay y a lo largo del film consigue transmitir con contención y veracidad todo el abanico de estados de ánimo en su vivencia interior y su manifestación exterior.

De exquisita escritura con afilados diálogos llenos de ironía, una hermosa dirección de fotografía de Nicola Daley y la preciosa partitura de Benjamin Woodgates, Benediction es una obra de sutil delicadeza cinematográfica, una película de lenta degustación que, como se apuntó al principio, únicamente puede empachar por un metraje de 137 minutos que, dado su moroso ritmo, acaba pesando en el espectador.


¿Qué te ha parecido la película?

3.5/5 - (2 votos)

Benediction

7.5

Puntuación

7.5/10

Un comentario en «69 SSIFF. Sección oficial. Crítica de ‘Benediction‘: Terence Davies y un cine en vías de extinción»

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: El contenido está protegido.
A %d blogueros les gusta esto: