69 SSIFF. Perlak. Crítica de ‘Petite Maman’: Pequeña mamá, pequeña película, pequeña joya

Las críticas de José F. Pérez Pertejo en el 69 Festival de San Sebastián:
Petite Maman

En la sección Perlak del Festival de San Sebastián se ha presentado Petite Maman, la nueva película de la realizadora francesa Céline Sciamma que hace solo un par de años cautivó a crítica y público de todo el mundo con su maravillosa Retrato de una mujer en llamas.

La palabra Petite que figura en el título es útil además para catalogar varios aspectos del film empezando por su duración, tan solo 72 minutos que sirven para demostrar a los (cada vez más abundantes) directores plastas a los que parece que les pagan por minutos de metraje y no saben contar algo en menos de dos horas, que sí, se puede.

Además de pequeña en duración, Petite Maman es pequeña en lo formal, casi una obra de cámara con cinco personajes realizada en un par de localizaciones y sin ningún artificio estilístico con el que ensombrecer todo lo que es grande en la película: en primer lugar su guion, lleno de recovecos, dobleces, palabras dichas y omitidas, giros argumentales que siendo grandes parecen pequeños. Y en segundo lugar su capacidad de conmover con una historia acerca de la infancia, la búsqueda personal, la memoria, la maternidad y los lazos familiares.

Y como decían en un célebre concurso de televisión «y hasta ahí puedo leer». Cualquier cosa que se cuente acerca de la trama de la película corre el grave riesgo de convertirse en destripe. De hecho, una vez vista la película, he leído la sinopsis que acompaña a la ficha de la película en el programa del festival y me parece excesiva.

Las pequeñas actrices Josephine Sanz y Gabrielle Sanz con tan solo 8 años, suponen un hallazgo de un calibre similar al que en su día fue la aún más pequeña Victoire Thivisol, la protagonista de Ponette (Jacques Doillon, 1996), película con la que Petite Maman guarda (si acaso tangenciales) puntos en común.

Todo es tenue, sutil y sensible en la mirada de Sciamma que coloca su cámara en los lugares precisos para mostrar siempre lo sustancial, sin subrayados, sin apelaciones al sentimentalismo, sin rebozarse en lo explícito y con una apabullante capacidad para crear, desde el mismo inicio del film, una atmósfera con la que empapar al espectador durante todo lo que queda por delante que ¡es tanto! en solo 72 minutos.

Cierto es que en tan delicada empresa cuenta con la impagable colaboración de su directora de fotografía Claire Mathon (único César de las diez nominaciones de Retrato de una mujer en llamas) que matiza las luces de cada plano barnizando de poesía este retrato de una niña en sombras.

El reparto se completa con Nina Meurisse, Stephane Varupenne y Margot Abascal que se integran de forma etérea en este pequeño universo, casi de cuento, con el que Sciamma ha construido su pequeña gran película. No se la pierdan. Y no permitan que nadie les cuente nada acerca de ella, yo he intentado no hacerlo.


¿Qué te ha parecido la película?

4.2/5 - (6 votos)

Petite Maman

8

Puntuación

8.0/10

2 comentarios en «69 SSIFF. Perlak. Crítica de ‘Petite Maman’: Pequeña mamá, pequeña película, pequeña joya»

  • el 15 octubre, 2021 a las 08:16
    Enlace permanente

    Vive la France! Y sobre todo su cine, es uno de los placeres que añoro de Madrid, le cinéma français!!

    Respuesta
  • el 15 octubre, 2021 a las 23:15
    Enlace permanente

    Efectivamente Fernando, hay películas francesas que no llegan a todas las salas y, fuera de Madrid, Barcelona o algunas capitales de provincia muy cinéfilas, a veces no es fácil verlas. No sé cuanta distribución tendrá Petite Maman. Tiene su estreno anunciado en salas comerciales para el próximo 29 de octubre.

    Respuesta

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: El contenido está protegido.
A %d blogueros les gusta esto: