AMFF 2021. Crítica de ‘Ovella’: El absurdo balido del hombre-oveja

Las críticas de Daniel Farriol en el AMFF 2021:
Ovella

Ovella (Oveja) es una película experimental realizada como trabajo de fin de promoción para la ESCAC por Júlia Marcos Lázaro, Daria Molteni, Marc Puig Biel y Sergi Rubio González. El guion corre a cargo de Pau Vidal Bosch, Anton Casas, Joel Guisado Carmona y Carlos Robisco Peña, basado en una idea original del primero. La historia nos muestra a un hombre-oveja que vive en los establos de una población de la Cataluña rural junto al resto de ovejas del rebaño. Está protagonizada por Nao Albet (Cançó per a tu, La película de nuestra vida), Pep Cruz (Ventdelplà, La memoria de los caracoles), María de la Pau Pigem (Un trabajo y una película, 53 días de invierno), Marc García Coté, Txell Aixendri, Victor Rebull, Vanessa Margó y Marta Ros. La película se ha estrenado en España en Filmin a través del AMFF 2021 en Julio de 2021.


Un trabajo de escuela que trasciende como obra de autor(es)

Ovella es un largometraje realizado de forma colectiva por los estudiantes de la promoción XXII de la escuela ESCAC de Catalunya de la que cada año surgen nuevos talentos y profesionales que nutren la industria cinematográfica española al graduarse. Lo que debió empezar como una idea jocosa escrita sobre un papel, termina siendo algo mucho más trascendente que sirve para denunciar el maltrato animal y que al tiempo reflexiona sobre la complejidad de la condición humana en la relación con su entorno. No sé cuánto habrá de consciente y cuánto de casualidad.

La película se centra en Ove, un joven que ha sido tratado y criado como una oveja durante toda su vida. Su rutina diaria consiste en pastar, dormir e intentar copular con el resto de las ovejas. En realidad, la vida en la granja no dista mucho con la que tendría como ser humano. No habla y su forma de comunicarse es mediante balidos que serán convenientemente subtitulados para que el espectador entienda lo que quiere decir en cada momento. No esperes grandes frases, casi todo se reduce a decir que está aburrido o intentar averiguar qué es “la cosa de la oreja” con la que son identificadas algunas ovejas del rebaño que poco después desaparecen al ser transportadas en un camión más allá de los límites de la granja. Poco más conoceremos de la historia del hombre-oveja y porqué se crío de esa manera.

El pequeño salvaje ovejuno

Para los que aún no la hayáis visto, podríamos definir Ovella como un cruce explosivo e imposible entre la novela orwelliana “Rebelión en la granja”, Okja (Bong Joon-ho, 2017), El pequeño salvaje (François Truffaut, 1970), la premisa de una peli de terror y un gag de Faemino y Cansado. Sí, todo eso y más. Ovella es una comedia surrealista que se vuelve un drama amargo. Una denuncia animalista que deriva hacia un tratado casi existencialista sobre la locura y el encierro. El rebaño ovejuno se transforma entonces en el símbolo inequívoco de la domesticación de nuestra sociedad. 

En sus escasos 63 minutos asistiremos perplejos a una película tan osada como desvergonzada que se adentra en la Cataluña rural como escenario cotidiano para el terror animal. Uno nunca sabrá decidirse mientras la ve cuánto hay de genialidad y cuánto de tomadura de pelo. Solo hay que detenerse en esa escena insólita en la que el pastor “ordeña” con total naturalidad al hombre-oveja… La puesta en escena de Ovella está bastante cuidada y encontraremos un buen trabajo en la composición del encuadre utilizando esa pantalla cuadrada tan de moda últimamente en el cine de autor. Es una decisión estética que sirve para acrecentar la sensación claustrofóbica en la escenificación de la rutina diaria del protagonista.

El hombre-oveja está interpretado con valentía y entrega por un estupendo Nao Albet que evita caer en la mera caricatura y dota a su personaje de un alma animal. Junto a él tenemos al veterano Pep Cruz en el rol del despiadado pastor. Estrenada mundialmente en el prestigioso certamen D’A, esta obra coral dirigida por Júlia Marcos Lázaro, Daria Molteni, Marc Puig Biel y Sergi Rubio González, entra por méritos propios a formar parte del selecto grupo de trabajos grupales de ESCAC que trascienden más allá de los muros de la escuela como La filla d’algú (2019), Los inocentes (2013) o Puzzled Love (2011). Habrá que ver cuál es la carrera individual posterior que son capaces de emprender los directores sin el tutelaje académico. Sin duda, Ovella es una película que para bien o para mal te sorprenderá. Así que solo nos queda decir… ¡Beeeeeeeeeee!


¿Qué te ha parecido la película?

Ovella

7

Puntuación

7.0/10

2 comentarios en «AMFF 2021. Crítica de ‘Ovella’: El absurdo balido del hombre-oveja»

  • el 4 septiembre, 2021 a las 07:18
    Enlace permanente

    No me gusto, es una locura, irracional, sin sentido.

    Respuesta

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: El contenido está protegido.
A %d blogueros les gusta esto: