AMFF 2021. Crítica de ‘Mogul Mowgli’: Explorando la identidad cultural

Las críticas de David Pérez “Davicine” en el AMFF 2021:
Mogul Mowgli

Tras ser nominado al Oscar por Sound of Metal, Riz Ahmed vuelve a interpretar a un músico, en este caso a un rapero británico de ascendencia paquistaní en el punto más álgido de su carrera. Se trata de una ópera prima rodada con extraordinario vigor y un guion nutrido por detalles autobiográficos de la vida del propio Ahmed, quien también compone los temas de la película. La película del director Bassam Tariq está protagonizada por Ahmed junto a Alyy Khan (El fin de un imperio), Kiran Sonia Sawar (Pure) o Nabhaan Rizwan (Informer), entre otros. La película se proyecta en el AMFF 2021 y se puede ver a través de Filmin desde el 31 de julio de 2021.

Crisis de identidad y de fe

En Mogul Mowgli, Zed es un rapero británico de ascendencia pakistaní que a pocas semanas de iniciar su primera gira mundial decide viajar a Londres para visitar a su familia, a la que hace dos años que no ve. Allí, Zaheer (nombre real del cantante) sufrirá una crisis de identidad al descubrir que el artista que rapea letras defendiendo con furia su condición de inmigrante asiático en Estados Unidos está en realidad muy alejado de su cultura, su linaje y su herencia familiar. Por si fuese poco, Zaheer empezará a sufrir los primeros síntomas de una extraña y grave enfermedad degenerativa autoinmune.

El primer largometraje de ficción de Bassam Tariq se mueve entre la realidad y lo onírico, afectada por el estado febril de la enfermedad que padece Zaheer, la cual representa el estado de ánimo en el que se encuentra. Vemos las cosas que suceden en realidad y que originan sus dilemas internos, pero también vemos sus ensoñaciones, en las que es perseguido por extrañas figuras. El tiempo lo es todo, tanto en la música como en la vida, y si llegas tarde pierdes tu oportunidad.

La mayor parte del tiempo seguimos a Zed mientras lucha para aceptar su nueva condición, lo que podría sonar algo típico y muy genérico, pero el planteamiento y la ejecución de Tariq y Ahmed es mucho más compleja de lo que podríamos imaginar. No solo vemos el rápido proceso de deterioro físico para centrarse posteriormente en la recuperación física de Zed, sino que también nos adentramos en su recuperación emocional mientras el protagonista explora su identidad cultural y su fe. La citada parte onírica proviene de secuencias alucinatorias que involucran a Toba Tek Singh, basado en una historia corta sobre la separación de India y Pakistán de 1947, entre otros pasajes, y sirven en parte de metáfora de todo lo que padece el protagonista.

En ocasiones el estilo visual podría descolocarnos al no ser uniforme a lo largo de todo el metraje, sobre todo por la ausencia de contexto para algunas de esas alucinaciones, pero poco a poco vamos entrando en el juego que plantea la película para avanzar hacia la catarsis final, y así comprender los motivos por los que no han querido explicarnos desde el principio el significado de esas secuencias. Buscan descolocarnos al igual que lo está Zed en su lucha interior, cuando no es capaz de distinguir entre lo real y lo imaginado, mientras que el montaje y la edición realmente consiguen mantener cierto malestar y sensación de agobio, tal y como parece experimentar Zed. 

Ahmed se consagra gracias a la música

Raras veces vemos una película centrada en la vida de un rapero que se torna tan íntima, con momentos devastadores y una gran carga dramática, en la cual tenemos a Riz Ahmed demostrando por qué se está haciendo un hueco tan importante en el cine actual, y que la nominación al Oscar no fue una mera casualidad. El actor muestra cada una de las fases por las que pasa su personaje de forma completamente convincente, recreando los sentimientos que tuvo en su infancia, las aspiraciones que tiene por llegar lejos en la música pero también lo duro que es afrontar una enfermedad en el punto clave de su carrera profesional. Ahmed domina la pantalla de principio a fin con un giro asombroso con el que pasa de ser una confiada estrella del rap confiada a un vulnerable paciente postrado en la cama de un hospital. Aunque la película no está llena de secuencias de rap, los breves fragmentos confirman su impresionante presencia en el escenario, siendo estas escenas musicales arrebatadoras tanto a nivel interpretativo como visual, pero son las escenas en las que Ahmed se muestra más frágil emocionalmente las que nos marcan.

Su relación sentimental, así como la relación que tiene con sus padres aportan aún más contexto a su personaje para desarrollar más en profundidad sus emociones. Debe caerse, gritar, llorar,… pero gracias a su interpretación y una gran dirección no se torna dramático a nivel manipulador, sino que se nota emotivo y cargado de emoción. Ahmed controla la ira y el miedo, su deterioro físico y su frustración, para que vivamos de primera mano el drama que vive.

Alyy Khan como Bashir se muestra también sorprendente, con una interpretación asombrosa que emana arrepentimiento y tristeza a pesar de la capa de tranquilidad que su personaje dota a cada escena. La química entre padre e hijo es patente, la intensidad de cada una de sus escenas juntos se palpa en cada fotograma, y gracias a ellos la película alcanza otro nivel de emotividad, destacando dos escenas de padre e hijo en el baño que crean los momentos más conmovedores de la película.

Mogul Mowgli nos muestra el interior de alguien atrapado entre dos culturas pero que no quiere pertenecer a ninguna de ellas, una historia emotiva y conmovedora contada con una maravillosa apariencia visual que roza el surrealismo, con un talentoso reparto que dota de veracidad e intensidad este estudio sobre la identidad, la familia y la cultura.


¿Qué te ha parecido la película?

Mogul Mowgli

7.5

Puntuación

7.5/10

David Pérez "Davicine"

Informático de profesión, cinéfilo de afición. Bloguero, tuitero y todo lo que me permita comunicarme. En mis ratos libres escribo en esta web, y me dejo ver en RTVCyL. Twitter e IG: @davicine79.

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: El contenido está protegido.
A %d blogueros les gusta esto: