Crítica de ‘El último mercenario‘: Jean‑Claude Van Damme entre risas y patadas

Las críticas de David Pérez “Davicine”:
El último mercenario

El icónico Jean‑Claude Van Damme se lía a patadas y puñetazos (y se abre de piernas) en esta comedia cargada de acción. Un legendario agente secreto convertido en mercenario sale de su escondite para salvar al hijo que nunca conoció. Pero ser padre podría acabar siendo su misión más dura. Escrita y dirigida por David Charhon, El último mercenario está protagonizada por Van Damme junto a Alban Ivanov, Samir Decazza, Assa Sylla, Djimo, Patrick Timsit, Éric Judor, Nassim Lyes, Miou-Miou y Valérie Kaprisky. La película se estrena en Netflix el 30 de julio de 2021.

Humor para rendir homenaje a los héroes de acción

Jean-Claude Van Damme una vez más protagoniza una comedia de acción francesa repleta de escenas de humor, divertidos disfraces y muchas patadas, con el aliciente adicional de ver a la icónica superestrella de las películas de acción de los 80 y los 90 dando otra vuelta de tuerca al género que le hizo famoso.

El actor belga interpreta a Richard ‘la Bruma’ Brumère, un exagente secreto francés convertido en mercenario que debe volver al ruedo tras vencer la inmunidad que consiguió 25 años antes para su hijo Archibald, a quien la mafia tiene en el punto de mira. Para salvarle, Richard tendrá que recurrir a sus antiguos contactos, unir fuerzas con un grupo de jóvenes imprudentes y un burócrata excéntrico, y, lo más complicado de todo, reunir el coraje para confesarle a Archibald que es su padre.

Debemos tener claro que no es una película de Hollywood, sino una producción francesa, y luce el aspecto de una película de presupuesto relativamente bajo. Ahora bien, al no ir a salas de cine y tener un estreno directo para su disfrute en Netflix, cuanto menos es razonable la inversión realizada. Y sí, es una comedia francesa que toma prestados los códigos básicos impuestos por el género, pero curiosamente logra sorprendernos en ocasiones por su humor y especialmente por su atmósfera, lo que sirve para compensar la escasez de dólares (o euros en este caso).

Los héroes nunca mueren

Emocionados recordamos esas películas en las que los héroes eran extraordinarios, nada les salía mal al final, podían con cualquier villano a base de acrobacias impresionantes y tiroteos excesivos, pero también tenían su dosis de humor, pues hasta La Jungla de Cristal era capaz de sacarnos sonrisas. Para recuperar esa esencia, quién mejor que Jean-Claude Van Damme para ponerse al frente de El último mercenario.

A pesar de su citado escaso presupuesto, es agradable ver a Van Damme en una cuidada película, dado que los últimos años han supuesto el cambio de Van Damme de las macroproducciones a las películas de acción de serie B (o incluso C), con algunos papeles más destacados en producciones como la franquicia Los Mercenarios, algo más serio y elogiable como JCVD o una serie donde ya nos sacaba unas risas en Amazon Prime, Jean-Claude Van Johnson.

Con El último mercenario, David Charnon ha querido reconectar con la gran tradición de las películas de acción de los 80 y 90 que tanto amamos, películas de culto de un género que muchos adoramos, y cuyos héroes permanencen en nuestra memoria, pero también se resisten a abandonar los cines. En cuanto al estilo, han querido rendir homenaje pero no imitar a las películas de Hollywood, y se nota al sentirse como la típica comedia de acción francesa, recordando en parte a las producciones de Besson, con todos sus clichés y caricaturas. Lejos de la oscuridad del cine de acción puro y duro, luce un aspecto más colorido, alegre y divertido.

Van Damme recita a base de patadas

Para dar forma a la historia han contado con un amplio reparto, que cumple con lo que se espera de ellos sin demasiado alarde interpretativo. No es que el músculoso actor de Bruselas haya sido nunca un actor de gran nivel, ni de nivel medio, pero sí que ha sabido estar a la altura de lo que siempre se le ha exigido, sorprendiéndonos especialmente en JCVD, donde estaba increíble, y aquí demuestra que está en plena forma en todos los sentidos, sabiendo exprimir al máximo un personaje cargado de humor.

A su alrededor, Van Damme tiene a muchos actores y cómicos en papeles sencillos pero capaces de hacer convincente esta divertida aventura, que sin destacar ninguno sí que permiten disfrutar de la historia, como Alban Ivanov, Assa Sylba, Miou miou, Eric Judor o Nassim Lyes. Cierto es que no son cautivadores sus personajes y que podrían haber sido desarrollados un poco más, para dotar de profundidad tanto a sus personajes como a la historia, pero tampoco el guion daba para excesivos alardes, dado que no era lo que seguramente muchos espectadores buscaran con este homenaje a ritmo de patadas y risas.

El último mercenario arranca presentando a Jean-Claude Van Damme haciendo lo que le hizo famoso, abrirse de piernas, y a partir de ahí demuestra que los años no impiden que siga repartiendo estopa como pocos, pero también se le permite mostrar su bis cómica. Una película que cumple con el objetivo de entretener y hacer las delicias de quienes nos criamos a base de tortazos y explosiones con héroes inmortales en nuestros recuerdos.

Nota: No quitéis Netflix nada más terminar la película, que hay múltiples escenas adicionales desde el inicio hasta el final de los créditos. Ojalá sirvan para abrir el camino a una secuela.


¿Qué te ha parecido la película?

El último mercenario

6.5

Puntuación

6.5/10

David Pérez "Davicine"

Informático de profesión, cinéfilo de afición. Bloguero, tuitero y todo lo que me permita comunicarme. En mis ratos libres escribo en esta web, y me dejo ver en RTVCyL. Twitter e IG: @davicine79.

7 comentarios en «Crítica de ‘El último mercenario‘: Jean‑Claude Van Damme entre risas y patadas»

  • el 31 julio, 2021 a las 07:14
    Enlace permanente

    Acertado en tus comentarios,la verdad cuando me enteré del rodaje y que se extrenaria en Netflix, pensé en algo más serio en cuanto al filme,pero para mí sorpresa me entretuvo y la disfrute,pero si me quedé con ganas de ver algún otro estreno de van Damme ,espero en su próxima película vuelva a interpretar al clásico heroe aunque sea una vez más.

    Respuesta
    • el 2 agosto, 2021 a las 10:55
      Enlace permanente

      Una agradable sorpresa, muy disfrutable, aunque echamos de menos una película 100% de acción de JCVD con presupuesto. Lo próximo será atípico, pues lo escucharemos en Minions: El origen de Gru

      Respuesta
      • el 8 agosto, 2021 a las 00:32
        Enlace permanente

        Una película que retrotrae a la acción de JCVD con una pincelada de humor, para pasar un grato momento y ojalá traiga una secuela para seguir disfrutando.

        Respuesta
  • el 1 agosto, 2021 a las 01:51
    Enlace permanente

    No era lo que esperaba. Prefiero al clásico Van Damme.
    Me pareció algo rara y carente de humor.

    Respuesta

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: El contenido está protegido.
A %d blogueros les gusta esto: