Crítica de ‘Dos’: Solo puedo estar pegado a ti

Las críticas de Daniel Farriol:
Dos
 
Dos es un thriller español con elementos de humor negro dirigido por Mar Targarona (El fotógrafo de Mauthausen, Secuestro). El guion está escrito por Cuca Canals (La camarera del Titanic, La teta y la Luna), Christian Molina (De mayor quiero ser soldado, Estación del olvido) y Mike Hostench (Bajo aguas tranquilas, Asmodexia), basado en una historia de Daniel Padró (Los inocentes, XP3D). La historia nos muestra a un hombre y a una mujer que se despiertan cosidos por el abdomen. No se conocen de nada y no saben cómo han llegado hasta ese lugar. Estar pegados dificulta en extremo hasta las actividades más mundanas, así que se verán obligados a compartir sus secretos más íntimos para intentar descifrar el misterio. Está protagonizada por Pablo Derqui (Dime quién soy, María (y los demás)), Marina Gatell (Monk, Maximun Shame) y Kandido Uranga. La película estuvo en Zonazine del Festival de Málaga 2021. Se ha estrenado en salas el día 23 de Julio de 2021 de la mano de Filmax.
 

El subgénero no escrito de ‘Dos’

La película Dos de Mar Targarona podríamos adscribirla en ese subgénero no escrito de “películas con personas desconocidas despertando en una habitación”. Es una potente premisa utilizada en numerosas ocasiones y que sirvió como punto de partida de reconocidas películas como Cube (Vincenzo Natali, 1997), Saw (James Wan, 2004), Mentes en blanco (Simon Brand, 2006), Cautivos (Roland Joffé, 2007), Circle (Aaron Hann y Mario Miscione, 2015) o la española El hoyo (Galder Gaztelu-Urrutia, 2019). Son unos pocos ejemplos, pero seguro que rebuscando en nuestra memoria hallaríamos muchos más.
 
Entre el thriller, la comedia negra y el cine fantástico, Dos aprovecha con astucia ese tirón inicial y le añade pimienta. Dos desconocidos, un hombre y una mujer, despiertan desnudos en una misma cama y descubren que se encuentran cosidos por el abdomen. Sufren amnesia y una desconfianza mutua. Además de jugar con el equívoco sexual y la carencia absoluta de intimidad, la directora realiza un estudio de personajes en el que los dos desconocidos deberán reconocerse el uno en el otro para hallar la forma de desentrañar el misterio y poder salir juntos de esa situación.  
 

¿Un juego de escape o una pesadilla enfermiza?

Dos es una propuesta tan curiosa como original. Fue toda una sorpresa balsámica encontrarse con ella dentro de la programación del Festival de Málaga 2021 en la sección Zonazine que es donde tienen cabida los trabajos más alternativos de una parrilla de películas que suele apostar más por un cine comercial y poco arriesgado. Por temática y puesta en escena se podría decir que es más de “estilo Sitges”.

Dos combina el tono juguetón de una Escape Room organizada por el perverso Jigsaw con el tono pesadillesco y surrealista de un experimento enfermizo que pondría cachondo al mismísimo Dr. Heiter de El ciempiés humano (Tom Six, 2009). El film tiene a partes iguales humor negro, drama psicológico e intriga con elementos gore. La verdad es que poco más se le puede exigir a un producto modesto que sucede casi íntegramente en el interior de una habitación y con una planificación basada en muchos primeros planos de los actores. La directora barcelonesa Mar Targarona filma con pericia un ejercicio de género con muy mala leche que aprovecha sus ajustados 70 minutos para crear suficiente tensión y misterio alrededor de la situación principal. No era fácil evitar caer en la sensación de corto alargado y Dos lo logra.

Una analogía inversa de nuestros tiempos

Dos tiene una loca y precipitada deriva final que no acaba de cerrar su historia todo lo satisfactoriamente que nos hubiera gustado, pero tampoco es un desastre absoluto y ese final aporta algunas ideas e imágenes perturbadoras que oxigenan la trama del encierro habitacional. Para que una película de estas características funcione es imprescindible la entrega absoluta y generosidad de sus protagonistas Pablo Derqui y Marina Gatell. No debió ser fácil un rodaje en plena pandemia en el que debían estar constantemente desnudos y pegados el uno al otro. Así que funciona como una analogía inversa sobre los tiempos que nos ha tocado vivir con la consabida distancia social y la necesidad de evitar el contacto físico incluso con nuestros seres queridos. Verlos en pantalla en esa tesitura resulta ahora aún más asfixiante si cabe.

Las limitaciones del espacio son también las mayores limitaciones de que adolece la historia. Aún así los guionistas entre los que se encuentra Cuca Canals, habitual colaboradora del cine de Bigas Luna, aportan picante a una relación de rechazo-acercamiento que no elude algunos momentos desagradables de body horror cronenbergiano cuando los desconocidos intentan separarse por todos los medios. Tal vez se hubiera podido jugar más en el aspecto estético con el tema de la dualidad para reafirmar las tesis planteadas en su parte final, pero aún así la película es una nueva muestra del talento que su directora ya mostró en la notable El fotógrafo de Mauthausen (2018). Dos es claustrofóbica y divertida, también provocadora y sensual. Como idea, una buena canción para cerrar los créditos hubiera sido el “Pegado a ti” de Los Planetas.


¿Qué te ha parecido la película?

Dos

7

Puntuación

7.0/10

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: El contenido está protegido.
A %d blogueros les gusta esto: