Crítica de ‘Lupin. Parte 2‘: Omar Sy mantiene el listón de esta temporada

Las críticas de David Pérez “Davicine”:
Lupin. Parte 2

La serie original francesa de Netflix Lupin regresa con su segunda parte tras habernos presentado en su primera entrega a esta versión contemporánea del clásico francés Arsène Lupin, conocido internacionalmente por muchos de nosotros gracias a los mangas y el anime japonés que nos presentaba las andanzas de su nieto, Arsène Lupin III. La seguna parte de la serie serie es distribuida por Netflix y puede verse en España desde el día 11 de junio de 2021.

Creada por George Kay (Criminal, Killing Eve) y François Uzan (Family Business), en esta segunda parte de cinco episodios Ludovic Bernard es el director de los dos primeros y Hugo Gélin se encarga de los tres finales, estando protagonizada por Omar Sy (Intocable, Samba, Jurassic World 3) y completan el reparto Hervé Pierre, Nicole Garcia, Clotilde Hesme, Ludivine Sagnier, Antoine Gouy, Shirine Boutella y Soufiane Guerrab.

Sentando las bases de la serie

Creado en 1905 por el escritor francés Maurice Leblanc (1864-1941), el personaje del caballero ladrón Arsène Lupin ha aparecido en innumerables versiones en todo el mundo, incluso como el abuelo del personaje principal en la citada serie de manga y anime Lupin III, que luego adaptó con gran maestría Hayao Miyazaki en la película de 1979 El castillo de Cagliostro.

Maurice Leblanc  fue contemporáneo de Arthur Conan Doyle, y la popularidad que alcanzó su personaje en Francia puede ser comparada con la del detective británico Sherlock Holmes en los países anglosajones, pero fuera de sus fronteras claramente no es tan conocido como Holmes, aunque la fascinación popular por Lupin ha persistido, sobre todo porque choca imaginarse que un caballero pueda ser también un ladrón.

Como ya sabrán quienes viero la primera parte, y obviamente es necesario verla para ver esta segunda remesa de episodios, Lupin no aparece en Lupin, o al menos no como lo imaginamos, sino como personaje que fascina a Assane (Sy), quien recibió un libro con las aventuras del ladrón Lupin de su padre. De adulto, usa anagramas de Arsène Lupin como seudónimos —Paul Serrine, por ejemplo— mientras realiza un trabajo tras otro.

Menos robos y más problemas familiares

Se trata de una serie adictiva, con un protagonista carismático, de las que consiguen atraparte gracias a una historia divertida con toques de misterio y muchos robos de guante blanco. En su adolescencia, la vida de Assane Diop dio un vuelco cuando su padre murió después de ser acusado por Hubert Pelligrini de un crimen que no cometió. 25 años más tarde, Assane se inspira en su héroe, Arsène Lupin, para vengar a su padre. En esta segunda parte, la  búsqueda de venganza de Assane contra Pelligrini ha destruido su familia… Acorralado, debe pensar en un nuevo plan, aunque eso signifique ponerse en peligro…

A medida que avanca esta nueva parte, la caza se vuelve cada vez más estrecha en torno a Assane, pues nos encontramos a su hijo secuestrado por los matones de Pellegrini, un policía admirador de Lupin que lo ha localizado, y su propia mujer tampoco está demasiado a su favor. Todo eso al inicio de la temporada. Parece imposible que Assane pueda huir de todos los que lo persiguen, pero sabiendo el personaje en el que se basa, está claro que las cosas no saldrán mal.

Lupin. Parte 2 nos ofrece el placer de ver a Assane saliendo de situaciones aparentemente ineludibles, escapando con disfraces poco convincentes, empleando técnicas informáticas poco realistas o llevando a cabo planes inverosímiles, pero si algo hay que tener claro al ver esta serie es que no debemos buscar que sea realista, sino puramente entretenida.

Omar Sy como un personaje “multifacético”

Al igual que la primera parte, la serie se basa en un gran ritmo, en escenarios impecables, pero sobre todo en una increíble interpretación de Sy, un hombre grande y atractivo que emana benevolencia y calidez. Como ya se comentó con la primera parte, cambiar la raza de un personaje tan famoso es complicado.  

La serie juega con el hecho de que el personaje de Sy es a menudo invisible para la mayoría de las personas blancas, y una de las razones por las que los disfraces de Assane funcionan tan bien es que, cuando se disfraza de conserje o repartidor, las personas a las que engaña no lo ven como un individuo importante. 

George Kay comprendió que cambiar la raza en esta versión contemporánea del personae permitiría una historia más rica y más cercana a nuestra época. También permiten con este cambio de raza mostrar el racismo que aún existe en nuestra sociedad por parte de ciertos grupos de personas, en esta nueva parte mucho más que en su predecesora, como el intolerante dueño de una tienda que intenta arruinar la vida al joven Assane o una anciana parloteando sobre las glorias del colonialismo. 

Más allá del cambio de raza, Omar Sy está genial como Assane, mostrando a la perfección la capacidad de alguien que se esconde bajo el aspecto de un humilde padre divorciado que se busca la vida con cualquier trabajillo pero también puede pasar por un millonario capaz de pujar por cualquier reliquia.

Sy consigue crear personajes que encajen perfectamente en cualquier situación, y el siempre escurridizo Assane está a la altura de sus locuras en Lupin. Parte 2, engañando a todos los que lo rodean de maneras que ni siquiera vemos venir, siendo ese el principal atractivo de la serie.

El pasado siempre vuelve

En esta segunda temporada hay mucho uso de flashbacks que nos remontan a 1995, cuando Assane y su amigo Benjamin eran todavía unos adolescentes. Ni con con esa edad se contuvieron ante las injusticias, y adoraban el riesgo, sirviendo estos recuerdos para profundizar en la relación que ha tenido Diop desde niño con su esposa, con la hija de Pellegrini y con sus descubrimientos para escapar de las consecuencias de sus acciones.

Pero no solo Assane es sobre quien más conocemos en esta parte, sino que se exploran los personajes que habíamos empezado a conocer en la primera temporada, tanto desde el punto de vista psicológico como emocional. En esta ocasión se presta más atención al punto de vista de Raoul y su madre Claire, y la forma en la que viven la doble vida de Diop. También Juliette, la hija de Hubert Pellegrini, reaparece en la vida amorosa de Assane. Muchas más subtramas para ampliar el conocimiento que tenemos de Assane.

Lo sencillo siempre funciona mejor

Una de las grandes bazas de Lupin fue cómo buscaba sorprendernos con una perspectiva completamente nueva a cada paso, y nos presentaba historias llenas de misterio, con un personaje principal que parecía querernos confundir constantemente. En esta segunda parte tenemos una trama más personal y cercana al protagonista, más allá de los robos con los que se nos presentó. Como sucediera en la primera parte, la serie funciona mejor cuando no intenta complicar demasiado la historia y se centra en Assane, y esta temporada es Assane en estado puro.

Lupin fue una sorpresa agradable e inesperada cuando se estrenó por primera vez en Netflix, y para aquellos que lo disfrutaron estarán encantados con lo que esta nueva parte viene a ofrecer, con todo el suspense y misterios que se espera de la serie, pero tambié con la increíble historia de venganza de Assane.


Listado de episodios

La segunda parte de la serie francesa Lupin está compuesta por 5 episodios de entre 41 y 50 minutos cada uno.
 

1. Capítulo 6


¿Qué te ha parecido la serie?

Lupin. Parte 2

7

Puntuación

7.0/10

David Pérez "Davicine"

Informático de profesión, cinéfilo de afición. Bloguero, tuitero y todo lo que me permita comunicarme. En mis ratos libres escribo en esta web, y me dejo ver en RTVCyL. Twitter e IG: @davicine79.

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: