11 D’A FILM FESTIVAL. Crítica de ‘Simon chama’: Aburrido e intrascendente retrato de adolescencia

Las críticas de José F. Pérez Pertejo en el 11 D’A FILM FESTIVAL: 
Simon chama
 

De los ochenta y cuatro minutos que dura Simon chama podría decirse que transcurren casi la mitad sin que ocurra absolutamente nada salvo la contemplación de un enésimo retrato de adolescente en familia desestructurada con padre ausente, madre sobrepasada por la situación y una hermana pequeña un tanto marisabidilla. Presa del descontento y la desmotivación de una generación sin sueños ni ideales, Simon (Simon Langlois) deambula por su casa sin apenas mediar palabra con su madre, Rita (Rita Martins) y desatendiendo los estudios con absoluta desidia. Únicamente se manifiesta locuaz en la compañía de su amigo Miguel con el que, al parecer, tiene proyectado huir a Estados Unidos.  

La debutante directora, la joven portuguesa Marta Sousa Ribero, encubre su bisoñez con una realización premeditadamente caótica. Casi todas sus decisiones de dirección son absolutamente arbitrarias y parece estar mucho más implicada con sus ínfulas creativas y sus veleidades autorales que con conseguir una coherencia narrativa que vertebre la historia que pretende contar. El plano cambia de manera caprichosa del formato 4:3 al 16:9 sin que medie ninguna explicación coherente, de hecho, en alguna ocasión el cambio de uno a otro se realiza mediante el estiramiento del mismo.

El metraje está salpicado de planos de transición con indudables pretensiones metafóricas pero incomprensibles de puro crípticas. Por su parte, el montaje, que ha jugado a presentar los diferentes momentos en los que se ha filmado la película, hacia la mitad del film, se desentiende totalmente de su función de dar ligazón narrativo al argumento y empieza a ir por libre con aceleraciones y enlentecimientos de la imagen, sucesiones de planos fijos y un empleo de la música no diegética que no parece tener otra función que la de subrayar la presunta libertad creativa.

Cuando mediada la película, los vínculos entre los personajes comienzan a estar un poco más definidos y algunas decisiones vitales se ponen de manifiesto, el caos narrativo es ya de tal magnitud que resulta difícil encontrar algo a lo que agarrarse hasta que se nos conduce hacia un tercer acto en el que se trata de cerrar una historia que nunca se abrió. Algún personaje desaparece incomprensiblemente y un flashback nos lleva nuevamente al pasado para explicar el origen de la historia de amor entre los padres del protagonista.

Aburrida e intrascendente, Simon chama, que se filmó en tres momentos diferentes a lo largo de cinco años, tiene algunos de los más relamidos tics del cine indie americano, de ese que en Norteamérica hace ya años que agotó las fórmulas narrativas y visuales con las que se popularizó. En cuanto al reparto, de apariencia un tanto amateur, solo es destacable el sólido trabajo de Rita Martins en el papel de la madre del protagonista.

La película, que se presentó en la sección Zabaltegui del pasado Festival de San Sebastián, puede verse ahora en la sección Talents de la décimo primera edición del D’A Film Festival de Barcelona, parte de cuya programación está disponible para su visionado online a través de la plataforma Filmin.


¿Qué te ha parecido la película?

 

Simon chama

4

Puntuación

4.0/10

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: