Crítica de ‘Pasión rival’: Romeo y Julieta en plena campaña electoral

Las críticas de David Pérez “Davicine”:
Pasión rival

La serie danesa Pasión rival es una ficción de ocho episodios que combina dos temas en una misma narrativa: el amor y la política. Si os gustan las comedias románticas de amores aparentemente imposibles con el atractivo de estar ambientada en una campaña electoral, no os podéis perder esta serie en la que somos testigos de la montaña rusa de la historia de amor entre el ultraliberal William y la eco-socialista Maja. La serie se estrena en España en el canal SundanceTv el 13 de mayo de 2021. Esta crítica se ha escrito con el visionado de los cuatro primeros episodios y no contiene spoilers.

Amor y política no son buenos compañeros de viaje

En Pasión rival, dos jóvenes, Maja (Emilie Kruse) y William (Nikolaj Dencker Schmidt), acaban de despertarse juntos en el apartamento de William tras una noche de desenfreno. Apenas se conocen pero ambos tienen la sensación de estar enamorándose. Unas horas después, se reconocen a lo lejos por las calles de Copenhague. En ese mismo momento, son conscientes de haber dormido con el enemigo: Maja es miembro de un partido socialista y William milita en un partido liberal. Será en la próxima campaña electoral cuando ambos tengan que enfrentarse cara a cara en el brutal campo de batalla político. Y ciertamente, todo sería más fácil para ellos si simplemente pudieran dejar de atraerse.

Las comedías románticas entre personas que se encuentran en extremos y posicionamientos opuestos en cualquier tema son un perfecto caldo de cultivo para las series televisivas. Con una narrativa ágil y desenfadada, esta serie tiene todos los ingredientes para enganchar, con unos protagonistas con los que poder identificarnos, pasando por una historia de amor prohibido, como si de un Romeo y Julieta político y moderno se tratara, y sin olvidar las románticas imágenes que nos regala de la ciudad de ensueño, Copenhague.

O lo uno o lo otro

Aunque se ha estrenado en España como Pasión rival, su título original en danés Enten/Eller es una referencia  al título más influyente del filósofo danés Soren Kierkegaard que fue traducida como “O lo uno o lo otro”, centrado en los dilemas morales que debemos afrontar al elegir entre dos opciones claramente opuestas. Y, de esta forma, aunque la pasión es el eje central de la serie, queda claro que su título original dice mucho más de lo que nos encontramos en la misma, pues nunca es fácil decidirse, sobre todo cuando te encuentras tan enfrentado en temas tan importantes de la vida para muchas personas.

Ya en el primer episodio, en el que nos muestran la noche de amor y desenfreno de esta pareja, nos damos cuenta de cómo ella se percata que algo no marcha bien al levantarse por la mañana en el lujoso apartamento de William, momento el que Maja se empieza a preguntar con qué tipo de persona ha pasado esa noche que representa los valores que combate desde su activismo político. Pero el amor siempre es fuerte, y no duda en facilitarle su teléfono abierta a lo que pudiera surgir de ahí.

La presión de tu entorno

Inicialmente, William y Maja se ven obligados a ocultar su noche de desenfreno, y sus siguientes acercamientos, algo lógico pues, aunque uno mismo pueda intentar hacer que el amor venza todos los temores y diferencias, el entorno puede ponerse muy complicado para que todo salga bien.

Trabajo y familia pueden ponerse en contra de una relación, y hacerte plantearte mucho más lo que de antemano podría ser tan sólo un dilema amoroso, pero el pasado es potente y muchas veces es difícil alejarte de tus orígenes familiares, aunque muchas veces ese distanciamiento ayuda a entender mejor la posición contraria, lo que no quiere decir que cambien los ideales sino que se busquen nuevos puentes de acercamiento.

Física y química

Con las primeras escenas de la serie sabemos que entre ambos protagonistas hay un buen entendimiento físico, pero una buena comedia romántica no cuajaría entre los espectadores si no hubiera buena química entre ellos, y ambos consiguen que la serie tenga credibilidad y su relación sea convincente en pantalla.

La elección de Emilie Kruse como Maja y Nikolaj Dencker Schmidt como William es todo un acierto y una de las claves del éxito de la serie hasta la fecha en Dinamarca, y que seguro hace que tenga gran acogida en nuestro país, pues sin importar los ideales políticos de cada espectador somos capaces de empatizar con ellos y sentir rechazo hacia la presión que ejercen sus amigos y compañeros por su relación, y no en sí por las diferencias entre ambos. Ambos lo tendrán más fácil que Romeo y Julieta y no acabarán tan mal como ellos, pero sí que dejan claro que no todo es tan sencillo cuando se entremezcla amor y política.

Pasión rival es una ligera comedia romántica ambientada en las preciosas calles de Copenhague que nos presenta una nueva perspectiva a las series políticas tan de moda, sirviendo para captar a dos tipos de espectadores distintos. Gracias a su corta duración y sus dinámicos guiones, junto con lo acertado del reparto, estamos seguros que muchos espectadores disfrutarán con este amor prohibido.


Episodios

La serie Pasión rival está compuesta de 8 episodios de entre 22 y 25 minutos de duración cada uno.
 

¿Qué te ha parecido la serie?

Pasión rival

7.5

Puntuación

7.5/10

David Pérez "Davicine"

Informático de profesión, cinéfilo de afición. Bloguero, tuitero y todo lo que me permita comunicarme. En mis ratos libres escribo en esta web, y me dejo ver en RTVCyL. Twitter e IG: @davicine79.

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: