Crítica de ‘Halston’: El sombrerero loco y la reina del cabaret

Las críticas de Daniel Farriol:
Halston
 
Halston es una miniserie estadounidense creada por Ryan Murphy (Ratched, Hollywood). La dirección de los 5 episodios corre a cargo de Dan Minahan (True Blood, Juego de Tronos) y los guiones están escritos por el propio Ryan Murphy junto a Tim Pinckney, Sharr White (The Affair), Ted Malawer (Rise), Kristina Woo e Ian Brennan (The Politician, Glee), basándose en la novela “Simply Halston: The Untold Story” de Steven Gaines. Es un biopic sobre la figura del famoso diseñador de moda Roy Halston Frowick, un icono que ayudó a definir el estilo de los años 70. Está protagonizada por Ewan McGregor (Doctor Sueño, American Pastoral), Rebecca Dayan (H., Charm), Krysta Rodriguez (Trial & Error), Bill Pullman (Carretera Perdida, The Sinner), Rory Culkin, David Pittu, Sullivan Jones, Gian Franco Rodríguez, Mary Beth Peil y Molly Jobe. La miniserie se ha estrenado en Netflix el día 14 de Mayo de 2021.
 

Auge, caída y renacer de un mito de la moda

Halston es un biopic en formato de miniserie creado por Ryan Murphy sobre la figura del mítico diseñador de moda Roy Halston Frowick. Siempre es delicado abordar el género biográfico que adapta la vida de personajes reales que han sido relevantes e influyentes en nuestro entorno cultural y social. Sin embargo, como ya sabemos, la sutileza nunca ha sido uno de los puntos fuertes de Murphy. El material de partida que utiliza es la controvertida novela “Simply Halston: The Untold Story” de Steven Gaines, otro autor caracterizado por fabricar billetes hablando de los entresijos más oscuros del mundo de la música y de la moda. Halston, la serie, incide en la característica de la roman à clef  (novela en clave) que Murphy utiliza a menudo. Es como se define el recurso de relatar la vida y obra de personajes reales dentro de una ficción que explota los elementos más polémicos o morbosos.
 
En este caso, asistiremos al auge, caída y renacer del diseñador de moda Halston convertido posteriormente en el nombre de una marca impersonal que servía para todo tipo de productos comerciales. Fue un icono fundamental para entender la moda de los años 70, coetáneo de Balenciaga, Versace, Armani, Valentino o Calvin Klein. En esta biografía no autorizada (los familiares vivos del estilista están que trinan), tienen tanta importancia sus logros como sus excesos. De esa manera, se nos presenta a un personaje irascible, déspota y despreciable que vive en el pedestal de una casa de cristal mientras humilla y desprestigia constantemente a la gente de su alrededor, incluidos todos sus amigos. La serie es un recorrido por toda su vida, desde que de niño diseñaba sombreros para alegrar el rostro de su madre maltratada hasta poco antes de su fallecimiento tras contraer la enfermedad del SIDA.
 

Sexo, drogas, fiestas en Studio 54 y desfiles de moda

En la serie, Halston tiene la personalidad de una estrella de rock. Por eso encontraremos tantas similitudes con películas biográficas recientes como Bohemian Rhapsody (Bryan Singer y Dexter Fletcher, 2018) o Rocketman (Dexter Fletcher, 2019). La estructura argumental es muy parecida. Los temas que se tratan también. Éxito, miedo al fracaso, homosexualidad, dependencia emocional, libertinaje sexual, drogodependencia, la industria como ente vampírico o los críticos como devoradores de autoestima. Si en un futuro alguien se atreve a realizar un biopic sobre el propio Ryan Murphy, tal vez, no distaría mucho de los que él mismo hace sobre los demás. En Hollywood (2020) le tocó desmitificar a la Edad de Oro del cine y en Halston hace algo parecido con el mundo de la moda en una década mítica como los años 70. Sexo, drogas, fiestas en Studio 54 y desfiles de moda.

Es curioso que la serie y las películas citadas también comparten la aparición de un personaje femenino convertido en el refugio espiritual y maternal para una personalidad convulsa e impredecible. En Halston esa figura está más desarrollada y tiene nombre propio, el de Liza Minelli. La amistad que surge entre el diseñador y la artista es la única relación plenamente luminosa y sin turbulencias que nos permite descubrir la cara más amable del protagonista. A diferencia de otros, el acercamiento que Murphy hace al personaje de la actriz y cantante está realizado desde el respeto, se obvian sus etapas más oscuras o se abordan fuera de campo. También están bien definidas en pantalla las relaciones con Elsa Peretti o Joe Eula, sin embargo, resulta mucho más endeble la descripción del entorno familiar (ausente salvo por un par de flashbacks y en la escena del funeral) y especialmente risible resulta la relación sentimental que mantiene con Victor Hugo, con algunos momentos de verdadera vergüenza ajena.

Ewan McGregor es un Halston más que convincente

Halston tiene altibajos y todas las características, para bien y para mal, de la fórmula Ryan Murphy. En el lado positivo encontramos una ambientación muy cuidada y un tratamiento estético que sabe recoger el espíritu que se vivía en la época. Vestuario, decorados y localizaciones confluyen en un producto vistoso, lleno de color y con un ritmo frenético que enganchará a la audiencia. Probablemente hubiera funcionado aún mejor en un formato más corto tipo largometraje de 2 horas o miniserie de 2-3 capítulos. Así se hubieran evitado reiteraciones innecesarias o escenas de paja (no seáis mal pensados, me refiero a la que se encuentra en una granja).

Pero, sin duda, lo mejor de todo son las actuaciones de gran parte del elenco. Halston es Ewan McGregor. El actor escocés realiza un trabajo absolutamente espléndido y convincente que se convertirá en uno de los puntos álgidos de su carrera. Sabe darle los matices necesarios a un personaje complejo y antipático para conseguir que lo entendamos y empaticemos con él. A su lado encontramos actores y actrices menos reconocidos, pero me han llamado especialmente la atención las actrices Krysta Rodriguez y Rebecca Dayan, como Liza Minelli y Elsa Peretti, respectivamente. Ambas están también espléndidas. Y como pasa con los personajes, el más flojo de la función es Gian Franco Rodriguez en el rol del chapero venezolano Victor Hugo, sobreactuado hasta el estereotipo.

Otro punto fuerte es la banda sonora. Suenan temazos de David Bowie, Tears For Fears, Dusty Springfield, The Velvet Underground, Georgio Moroder o Cocteau Twins. Halston es una serie entretenida que se deja ver con facilidad, muy elegante en lo visual y chabacana en gran parte de su contenido. Si te apasiona lo que hace Ryan Murphy, ésta también te gustará. Si por el contrario detestas sus trabajos anteriores, tu opinión no mejorara con esta nueva propuesta. Y si te encuentras en un punto intermedio como yo, podrás encontrarle elementos de interés dentro de un conjunto demasiado efectista.

 

Listado de episodios de ‘Halston’

La miniserie Halston de Ryan Murphy está compuesta por 5 episodios de entre 45 y 53 minutos de duración cada uno.

 

¿Qué te ha parecido la serie?

Halston

6.5

Puntuación

6.5/10

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: