Crítica de ‘First Cow’: Una historia de amistad desmitificadora del wéstern

Las críticas de Daniel Farriol:
First Cow
 
First Cow es un wéstern estadounidense dirigido por Kelly Reichardt (Certain Women: Vidas de mujer, Night Moves). El guion está escrito por la propia directora junto a Jonathan Raymond, autor de la novela original “The Half-Life: A Novel” en la que se basa la historia. Trata sobre la amistad entre un cocinero y un misterioso inmigrante chino en el lejano Oeste, territorio hostil donde no siempre es fácil salir adelante. Está protagonizada por John Magaro (Not Fade Away, Crisis en seis escenas), Orion Lee (Catacombe, Warrior), Toby Jones (Archive, Kaleidoscope), Ewen Bremner, Scott Shepherd, Gary Farmer, Lily Gladstone, Alia Shawkat y John Keating. Tras su paso por el Festival D’A 2021 se ha estrenado en salas de cine en España de la mano de Avalon el día 21 de Mayo de 2021.
 

La influencia pictórica de Kelly Reichardt

La trayectoria de la directora de Florida, Kelly Reichardt, se caracteriza por ser un cine intimista y tremendamente humanista que suele transitar con delicadeza alrededor de la descripción de sentimientos y emociones profundas. En su nueva y aclamada película, First Cow, afronta el ambicioso relato de plasmar en imágenes el sueño americano sobre el que se construyó la nación, pero desde su personal perspectiva no exenta de crítica. First Cow es un wéstern de tesitura clásica con imágenes de gran belleza plástica que aluden a una manera de hacer cine ya extinta. Eso confluye junto a su pasión por las pinturas de Frederic Remington y Winslow Homer. Del primero emula las descriptivas estampas bucólicas de un salvaje Oeste en proceso de desnaturalización y del segundo adquiere la sensación de un realismo con deje impresionista que embellecía e iluminaba la dureza que tenía la vida rural y agrícola.
 
La historia central es muy sencilla y cuenta la historia de amistad entre dos hombres. Tras un breve prólogo en el presente con el descubrimiento de unos huesos enterrados, la trama viaja al pasado, en concreto, hasta el año 1820. Allí conoceremos a Cookie, magnífico John Magaro, un cocinero contratado para alimentar a una expedición de cazadores y mercaderes de pieles poco amables con él. También conoceremos a King-Lu, un inmigrante chino que huye de unos hombres que quieren matarlo tras haber tenido un altercado con uno de ellos. Ambos se conocerán y enseguida surgirá entre ellos una buena relación que perdurará en el tiempo. Juntos intentarán labrarse un futuro en un entorno terriblemente hostil, pero la bondad no siempre va unida a la suerte.  
 

El humanismo y el capitalismo

La aparición de la vaca del título lo cambiará todo. Reichardt desmitifica los postulados habituales del wéstern y describe aquélla época como un momento histórico lleno de miseria y violencia intrínseca. La vaca pertenece al terrateniente local, el hombre poderoso e influyente del pueblo. Es un símbolo de la riqueza, del capitalismo que excluye a los pobres del acceso a alimentos básicos para sobrevivir. Los dos antihéroes de First Cow tendrán la peligrosa idea de ir cada noche a ordeñar la vaca para utilizar su leche en unos panecillos aceitosos que cocinarán para vender posteriormente en el mercado. Se convertirán en todo un acontecimiento en el pueblo y la gente se peleará por comprarles uno. Cómo es lógico la cosa no acabará demasiado bien, en gran parte por el exceso de ambición de conseguir más dinero de forma rápida. El sueño americano es para ellos montar una panadería con la que ganarse la vida. Ahí se conecta el pasado con nuestros tiempos.

First Cow es una película de apariencia pequeña con un ritmo parsimonioso en la que suceden pocos hechos relevantes durante sus más de dos horas de duración. La clave para mantener el interés es el retrato global del entorno, su contexto social y la amistad creciente entre los dos hombres descrita en base a los pequeños detalles. La película de Reichardt tiene un estilo muy ascético que aúna las influencias de Robert Bresson con las enseñanzas del cine humanista de maestros japoneses como Kenji Mizoguchi o Yasujirō Ozu​. Todo eso sin perder el gusto por una narrativa naturalista muy personal centrada en los personajes, algo que ya demostró en la maravillosa película episódica Certain Women: Vidas de mujer (2016). Si en aquélla había un marcado tono feminista, en First Cow busca trascender los roles de género establecidos por el imaginario colectivo del wéstern.  

‘First Cow’ una película insólita

First Cow está rodada en formato de 4:3 para marcar diferencias con el formato panorámico habitual que caracteriza al wéstern en todo su esplendor. Así obliga a concentrar nuestra mirada en los personajes y no en el espacio. El fotógrafo Christopher Blauvelt (Emma, La desaparición de Eleanor Rigby) realiza un trabajo meticuloso con la luz natural tanto en las escenas diurnas como en las nocturnas. Hay que reconocer que la oscuridad de éstas últimas puede exasperar en algún momento como ya sucedía en una anterior colaboración del tándem en Night Moves (2013). La banda sonora compuesta por el desconocido William Tyler también es una maravilla y parte fundamental para dejarse llevar por la belleza de una historia tan simple como concisa.

First Cow se cierra con una gran elipsis que nos conduce al principio de la película sin volver a mostrarlo. Presente y pasado, de nuevo. La caligrafía exenta de artificios de la directora se mueve por terrenos dónde la emoción perdura, incluso cuando recorrer el camino propuesto pueda resultar arduo. No todos los espectadores estarán dispuestos a entregarse a un filme tan minimalista que requiere de una paciencia inusitada en los tiempos que corren. Reichardt es una cineasta verdaderamente independiente. Sus trabajos están al margen de las tendencias estéticas derivadas del estilo Sundance. Solo por eso siempre hay que aplaudirle y recibir sus películas como un acontecimiento insólito. ¿Y que hay más insólito hoy día que un wéstern?

 

¿Qué te ha parecido la película?

First Cow

7.5

Puntuación

7.5/10

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: