Crítica de ‘Floodland’: Siguiendo la moda de los dramas transfronterizos

Las críticas de David Pérez “Davicine”:
Floodland

La serie Floodland es un drama transfronterizo de ocho episodios producidos entre Bélgica y Países Bajos sobre un misterioso crimen que obliga a investigadores de ambos países a unir fuerzas en un paisaje extremo y pantanoso. Su nombre original en flamenco Grenslanders significa “Fronterizos” y su emisión en los dos países responsables de su producción tuvo bastante repercusión por los temas que plantea en la difusa linea fronteriza que separa ambos países en el delta del rio Escalda. La serie se estrena en España en el canal SundanceTv el 18 de marzo de 2021. 

 La moda de los dramas transfronterizos

Floodland comienza con un pequeño barco que emerge de la niebla en el río Escalda, deslizándose silenciosamente entre enormes petroleros y cargueros. La cabina del pequeño bote está acribillada con agujeros de bala y sus paredes gotean sangre. La mañana siguiente, una joven deambula por las tierras ganadas al mar entre Bélgica y los Países Bajos. Está herida y exhausta y se niega a hablar.

La inspectora Tara Dessel (Jasmine Sendar) se hará cargo del caso después de su último trabajo en Rotterdam, de donde ha decidido alejarse por razones que poco a poco nos irán desvelando. En el lado belga del río, el distante psicólogo Bert Dewulf (Koen De Bouw) realizará una evaluación en profundidad del estado mental de la niña confundida y traumatizada cuya identidad es todavía un misterio. Su viaje les llevará a las profundidades de la zona fronteriza, donde la población mantiene su forma de vida desde hace siglos y su manera particular de tratar con los extraños y de esconder los secretos.

Tras los éxitos de series en las que un policía tenía que formar pareja de investigación con alguien muy distinto a él y con profesiones de todo tipo, como psicólogos, antropólogos, escritores o lo que se les ocurriera en ese momento, ahora nos vemos inundados por producciones donde los equipos policiales están formados por miembros de naciones diferentes por culpa de un crimen transfronterizo, como The Bridge o Bron/Broen

Siguiendo esta estela de éxito, Floodland busca un motivo para que la policía de Bélgica y la de Países Bajos deban colaborar, mostrando todos los clichés de cada uno de esos países, al menos de las poblaciones ubicadas cerca de la frontera.

Un thriller con toques de humor

Si bien es un thriller dramático, no faltan los momentos cómicos provocados por los comportamientos “típicos y tópicos” llevados al extremo de las personas de esos países. Realmente, si fuera española, sería como estar escuchando flamenco y viendo pasar toros por las calles constantemente, y nos quejaríamos de cómo nosotros mismos nos parodiamos, que es al fin y al cabo lo que parecen buscar en esta serie plagada de clichés. 

Y así, sorprende la descarga cómica que nos introducen en muchas escenas, no tan explícitas como en las películas Nada que declarar o Bienvenidos al Norte, pero jugando con esa idea de tomar los prejuicios de un personaje que no sabe nada sobre la vida en otro país cercano, o incluso de otra zona de su mismo país, aunque evitando la caricatura para que no se torne completamente en comedia.

Sin tensión no hay maratón

Esa mezcla de thriller y comedia “ligera” no desentona, pues los excesivos clichés no nos sacan del todo de la historia, aunque por momentos saturan un poco, pero la parte de thriller es donde más flojea, dado que no consigue engancharnos con su historia, con un guion muy flojo y unos personajes poco carismáticos.

Esta claro que las situaciones plagadas de tópicos son un mero desahogo, y la serie se centra más en su parte dramática y criminal, pero ni los policias parece que quieren hacer su trabajo, ni los criminales saben terminar sus faenas,… Nadie parece estar dispuesto a poner de su parte para que la serie pueda llevarnos a un climax, provocando que a lo largo de los primeros episodios se genere cierto vacío y ganas de abandonar la serie.

Quien mucho abarca…

Floodland podría haber sido la gran serie policíaca que esperaban sus productores, con muchos temas actuales, dado que trata por encima la migración, el racismo, la venganza, la culpa e incluso tenemos algo de Metoo, pero la ausencia de tensión hace que no nos impregnemos de todos esos mensajes que nos intenta dejar poco a poco.

Con una fotografía bastante reseñable, y unos paisajes tan espeluznantes como desolados, Floodland intenta parecerse demasiado a sus homólogos escandinavos, pero no logra ni acercarse a las grandes series criminales noruegas o danesas, y menos aún a las impecables series policíacas británicas, no consiguiendo funcionar ni como comedia ni como drama, claramente por un problema de guion.


Episodios

La primera temporada de la serie Floodland está compuesta de 8 episodios de unos 50 minutos de duración cada uno.
 

¿Qué te ha parecido la serie?

Floodland

5

Puntuación

5.0/10

David Pérez "Davicine"

Informático de profesión, cinéfilo de afición. Bloguero, tuitero y todo lo que me permita comunicarme. En mis ratos libres escribo en esta web, y me dejo ver en RTVCyL. Twitter e IG: @davicine79.

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: