Crítica de ‘El amigo’: El valor de la amistad

Las críticas de David Pérez «Davicine»:
El amigo

El amigo es una historia sobre el valor de la amistad, dirigida por la estadounidense Gabriela Cowperthwaite, conocida por el documental Blackfish, y narra las entrelazadas vidas de tres amigos interpretados por Jason Segel (Sex Tape: Algo pasa en la nube), Dakota Johnson (Personal Assistant) y Casey Affleck (Manchester frente al mar). La película se ha estrenado en España, sin pasar por cines, en Movistar+ el día 14 de marzo de 2021 de la mano de Diamond Films.

Un drama inspiracional

Inspirada en el galardonado artículo del periodista Matt Teague publicado en la revista Esquire en 2015, El amigo nos plantea preguntas clave como: ¿Qué harías si te dijeran que te quedan pocos meses de vida? ¿Qué incluirías en una lista de cosas que hacer antes de que esto suceda: algún viaje, disfrutar todo lo posible de la familia y amigos, conocer a tu ídolo?

Esto es lo que hará Nicole (Dakota Johnson) cuando su médico le confirma que le quedan seis meses de vida debido a una enfermedad terminal. Tanto ella como su marido, Matthew Teague (Casey Affleck), quedan devastados por la noticia, pero inesperadamente recibirán el apoyo de su mejor amigo, Dane (Jason Segel), que se mudará a vivir con la pareja y sus dos hijas para hacerles la vida más fácil sin importarle que la suya se detenga. Su impacto en toda la familia es mucho mayor de lo que podrían haber imaginado.

Completan el reparto Cherry Jones como una enfermera indomable; Gwendoline Christie (alejada de su rol de mujer implacable en Juego de tronos), como una mujer que apoya a Dane en sus momentos más bajos, y el cantante de country Jake Owen en su debut en el cine interpretando a un amigo de la familia algo impulsivo.

El amigo es una de esas típicas películas indies estadounidenses que buscan ser cómicas y dramáticas mientras intentan reafirmar la vida, pero que sobresale gracias a unos personajes muy bien desarrollados en su camino hacia una situación insoportable.

El guion de Brad Ingelsby opta por contarnos la historia de forma discontinua, lo que permite que, aunque sepamos el desenlace, podamos alternar escenas dramáticas con escenas más divertidas acontecidas antes de los últimos momentos de vida de Nicole. Y así, la película salta en el tiempo para presentarnos las vidas entrecruzadas de estos tres amigos desordenadamente. Esta forma de narración permite alejarse de las clásicas historias sobre cómo las familias se enfrentan a las enfermedades terminales.

Segel y Affleck: optimismo y dramatismo

No estamos ante la historia de Nicole sino, como el propio título indica, es la historia del amigo, de Matt, interpretado por Jason Segel, quien permite romper la seriedad y dramatismo de la historia gracias a un optimismo que encaja a la perfección con este actor, junto a la sinceridad que ha caracterizado a Segel en su carrera y que hemos visto en otros títulos con anterioridad.

Mientras Segel aporta esa fuga del dramatismo con una actuación tierna y melancólica, la carga más emocional nos llega de la mano de Cassey Affleck, quien tiene poco que demostrar y nos embarga con sus reacciones ante el dramático futuro al que se enfrenta junto a su mujer, con grandes silencios contemplativos y una ira creciente en silencio y soledad. Cabe destacar una impactante escena en la que nos llevan al dormitorio en el que Nicole y Matt discuten sobre cómo decirles a sus hijas que ella morirá pronto. La cámara permanece centrada en él, con Johnson un poco fuera de plano. Algo que deja claro cómo estos hombres en la vida de Nicole serán el centro de la película.

Aunque no sea la historia de ella, Johnson dota a su personaje del suficiente carisma como para no querer abandonarla en su duro camino hacia el final, proporcionando una sensación de deterioro físico y mental que no siempre nos dejan ver en películas de esta temática. 

Una montaña rusa de emociones

Acostumbramos a ver muchas películas con temáticas duras, con el desarrollo emocional y mental de quien se enfrenta a sus últimos días, pero El amigo quiere centrarse directamente en aquellos que se quedan atrás, basado en la propia vivencia de Teague, y recreando la historia de cómo estos dos amigos lidiaron con la enfermedad de Nicole.

Desde la trama a las grandes interpretaciones, todo está dirigido para provocar en el espectador que se emocione y llore a moco tendido con una situación que sabe va a acabar llegando, pero Cowperthwaite es capaz de crear un estado de ánimo alejado del clásico drama. Es por ello que no es una historia sobre la muerte, sino más bien sobre el cuidado, no sólo de quienes van a marcharse sino también de quienes se quedan.

La forma de movernos temporalmente a lo largo de la convivencia de la pareja con su amigo es lo que ayuda a verlo desde una perspectiva optimista, pero sabemos que el final acabará llegando, según va avanzando la rutina diaria vamos viendo la dolorosa sensación de impotencia ante el empeoramiento de un ser querido.

Sabemos que no hay vuelta atrás, que la historia tarde o temprano va a finalizar, se avanza hacia lo inevitable, y los llantos que una vez resonaron a través de la ventana del dormitorio del matrimonio serán más cercanos y traspasarán la pantalla hasta llegar a nuestro propio hogar.


¿Qué te ha parecido la película?

3.5/5 - (2 votos)

El amigo

7.5

Puntuación

7.5/10

David Pérez "Davicine"

Informático de profesión, cinéfilo de afición. Bloguero, tuitero y todo lo que me permita comunicarme. En mis ratos libres escribo en esta web, y me dejo ver en RTVCyL. Twitter e IG: @davicine79.

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: El contenido está protegido.
A %d blogueros les gusta esto: