Crítica de ‘Punto rojo’: Nieve de sangre

Las críticas de Daniel Farriol:
Punto rojo (Red Dot)
 
Punto rojo (Red Dot) es un thriller de supervivencia sueco dirigido por Alain Darborg (Un plan perfecto, Inkognito), el cual también escribe el guion junto a Per Dickson. Es la historia de una pareja en crisis que, cuando ella se queda inesperadamente embarazada, deciden realizar juntos una escapada romántica a las montañas para reconducir su relación. Sin embargo, allí solo encontrarán hostilidad y un grupo de gente que parece pretender darles caza. Está protagonizada por Johannes Kuhnke (Fuerza mayor, Amor y anarquía), Nanna Blondell (Hassel), Anastasios Soulis, Kalled Mustonen y Tomas Bergström. La película no se ha estrenado en salas comerciales en España. Nos llega distribuida por Netflix a través de su plataforma desde el día 11 de Febrero de 2021.
 

Una pareja en la boca del lobo

Punto rojo se inicia como un drama psicológico poco interesante sobre la relación de una pareja en crisis. Ahí se forja el mayor defecto que tendrá la película hasta el final. La construcción de los personajes de los protagonistas es muy endeble. Desde el minuto 1 nos caerán mal. Cada decisión que toman durante la película resultará tan errática como poco convincente. Sin la empatía necesaria del espectador hacia ellos, es muy difícil entrar en una película que basa su efectividad dramática en colocar en primer término el sufrimiento de esa pareja. Tras quedarse ella embarazada, deciden realizar un viaje a las montañas para arreglar su maltrecha relación. Que mejor que hacerlo en un lugar recóndito y solitario, durmiendo bajo cero a la intemperie mientras observan la formación de una aurora boreal en el cielo. Antes de llegar al lugar de su retiro romántico, la cosa ya se torcerá debido a un pequeño encontronazo con algunos de los lugareños.
 
A esas alturas, Punto rojo parece querer derivar hacia el estilo de thriller setentero enclavado en un entorno rural hostil como Deliverance (John Boorman, 1972) o Perros de Paja (Sam Peckinpah, 1971). Nada más lejos de la realidad. Se añade el componente racista contra la mulata protagonista, lo que sirve para aderezar con más tensión psicológica la confrontación entre la infeliz pareja y los habitantes de ese pueblo en las montañas. Sin ser nada original, hubiera sido interesante explorar la intriga latente dentro de ese contexto. En realidad, son solo pistas falsas que van sembrando los guionistas para propiciar luego un giro brusco de guion al comienzo del tercer acto. El poco rédito alcanzado por la tensión acumulada en su planteamiento, se irá fundiendo con el paso de los minutos como lo haría la nieve del paisaje bajo un sol abrasador. 
 

Un thriller de supervivencia con giro de guion inesperado

El Punto rojo del título se refiere a la mira láser de un rifle de larga distancia con el que son apuntados los protagonistas mientras disfrutan de su acampada nocturna. El thriller psicológico se transforma en un survival de manual donde son perseguidos por alguien del que aún desconocemos sus intenciones. Durante esta parte en que son cazados como animales, se busca recrear una atmósfera asfixiante mediante la oscuridad y la niebla. Sin embargo, la sensación de aislamiento y desprotección que otorgaba el gélido emplazamiento no termina por aprovecharse del todo. El director sueco, Alain Darborg, se muestra poco eficaz en su puesta en escena y el argumento se apoya en demasiados clichés ya vistos en el género de supervivencia (el perro, la rotura del hielo, etc). 
 
El final está pillado con pinzas. ¿Te cogerá por sorpresa? Probablemente, sí. Pero la coherencia interna del relato brilla por su ausencia. Punto rojo pasa a formar parte de ese grupo de películas que te ocultan deliberadamente una información relevante en busca del impacto fácil. A mi siempre me ha parecido que es jugar la partida con las cartas marcadas. Por ejemplo, si disfruto tanto con el cine de Shyamalan es porque él sí sabe como integrar los giros de guion de una manera orgánica dentro de sus historias. Punto rojo acaba siendo un entretenimiento desganado con unos protagonistas bastante odiosos. En un símil musical, si fuera una canción de ABBA, se asemejaría más a la versión del “Dancing Queen” de Cher que a la composición original del grupo sueco.
 

¿Qué te ha parecido la película?

Punto rojo

4

Puntuación

4.0/10

3 comentarios en «Crítica de ‘Punto rojo’: Nieve de sangre»

  • el 18 febrero, 2021 a las 05:15
    Enlace permanente

    Hola, no sé si es por la traducción de Netflix al español latinoamericano pero he contado como unos veinte “mierda” dichos por uno de los protagonistas y lo único bueno fue lo que le sucede al final, ups!!! perdon por el spoiler, la película? es un bodrio, absurda irse a ver auroras boreales en pleno invierno con la mujer embarazada, que se molesta por que le dicen migrante y hace la tontería del auto cuando fue su culpa. un desperdicio.

    Respuesta
    • el 18 febrero, 2021 a las 22:50
      Enlace permanente

      Sí, muy decepcionante la peli y los protagonistas no pueden ser más odiosos. Gracias por visitar ‘No es cine todo lo que reluce’!!!

      Respuesta
    • el 2 marzo, 2021 a las 03:06
      Enlace permanente

      no encuentro lo absurdo en ir a ver auroras boriales en invierno con una mujer de pocos meses de embarazo.¿Quién no se molestaría si lo ofenden por el hecho de ser migrante? Lo que es un desperdicio es tu comentario tan mal ejecutado.

      Respuesta

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: