Crítica de ‘Barrenderos espaciales’: Una space opera familiar

Las críticas de Daniel Farriol:
Barrenderos espaciales (Space Sweepers)
 
Barrenderos espaciales (Space Sweepers) es un filme de ciencia-ficción coreano dirigido por Sung-Hee Jo (A Werewolf Boy, Detective Hong Gil Dong), que también co-escribe el guion junto a Seung-min Yoon y Yookang Seo-ae. Ambientada en el año 2092, sigue a la tripulación de una nave recolectora de basura espacial. Cuando descubren un robot humanoide llamado Dorothy que en realidad es un arma de destrucción masiva, todo se complicará para ellos. Está protagonizada por Song Joong-ki (Descendientes del Sol, The Battleship Island), Kim Tae-ri (La doncella, Little Forest), Jin Seon-kyu (Extreme Job, Ciudad sin Ley), Yoo Hae-jin, Kim Dae Han, Daniel Joey Albright, John D. Michaels y Richard Armitage. La película se ha estrenado en España directamente en la plataforma de Netflix desde el día 5 de Febrero de 2021.
 

Una space opera cyberpunk y familiar

Barrenderos espaciales se ha anunciado como la primera gran superproducción espacial de Corea del Sur. Aún así, su presupuesto de 21 millones de dólares es bastante modesto si lo comparamos, por ejemplo, con los 200 millones que costó Guardianes de la Galaxia (James Gunn, 2014), película de Marvel con la que podría ser comparada debido a algunas similitudes en su planteamiento. Así que el mayor logro de esta película dirigida por Sung-Hee Jo es conseguir que no se note esa diferencia de presupuestos en el aspecto visual con cualquier otra superproducción ambientada en el espacio y realizada en los Estados Unidos. Y lo consigue con creces.
 
Esta space opera coreana es una aventura bien empaquetada con unos efectos especiales realmente espectaculares, sobre todo teniendo en cuenta que la película se ha estrenado directamente en televisión. Hay buenas secuencias de acción y, en general, todo lo que sucede en el espacio está tratado con gran sentido del espectáculo. No es que sea una novedad estética en el género, pero me ha gustado esa conjunción cyberpunk entre elementos de tecnología súper avanzada con piezas metálicas más propias de un taller mecánico de los años 80. Se podría catalogar a Barrenderos espaciales más como una película de ciencia-ficción familiar que adulta. Hay humor escatológico y momentos de melodrama inflado en todo lo relacionado con la niña que a veces cuestan de digerir.
 

Una tripulación de antihéroes entrañables

Aunque tiene muchas cosas buenas, Barrenderos espaciales no es plenamente satisfactoria. La historia nos sitúa en un mundo distópico en el que La Tierra se ha convertido en un vertedero insalubre donde la gente lucha por sobrevivir más que por vivir. Es el año 2092. Como suele pasar, hay distintas clases sociales que se han adaptado según su nivel adquisitivo a los nuevos tiempos. La gente que puede permitírselo ya ha salido del planeta y vive en estaciones orbitales convertidas en pequeños oasis espaciales. Han sido creadas por una poderosa corporación que únicamente mira por sus propios intereses. La construcción de esos mundos artificiales ha conllevado la generación de cantidades ingentes de basura espacial. Se ha convertido en un peligro para seguir viajando por el espacio, por lo que algunos inadaptados sociales malviven y subsisten recogiendo esa chatarra voladora para venderla. Casi no les da para poder alimentarse y pagar deudas. Como vemos, la analogía metafórica con nuestro mundo no es demasiado sutil.
 
Pero más allá de ese evidente trasfondo social, lo que busca Barrenderos espaciales es convertirse en un pasatiempo de puro entretenimiento. Y eso lo consigue a ratos. La excesiva duración de 136 minutos no ayuda para mantener nuestro interés de principio a fin. Tampoco un guion deslavazado y, por momentos, confuso en la exposición de su narrativa. Con un poquito de tijeras y reordenando cosillas, sería una película mucho más efectiva. La historia en sí no es demasiado original y puede recordarnos a muchas aventuras espaciales similares a un episodio de Star Trek. Por suerte, el peculiar grupo de protagonistas está bien caracterizado y acabas cogiéndoles cariño a todos. La tripulación de la nave Victory está formada por cuatro antihéroes carismáticos, la Capitana Jang (Kim Tae-ri), Tae-ho (Song Joong-ki), Park Tigre (Jin Seon-kyu) y el robot Bubs (voz de Hae-Jin Yoo), posiblemente el mejor personaje de la peli. Si se convierte en un éxito mundial, no me extrañaría nada que hubiera una secuela para seguir las peripecias de estos Barrenderos espaciales
 

¿Qué te ha parecido la película?

3.9/5 - (9 votos)

Barrenderos Espaciales

6.3

Puntuación

6.3/10

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: El contenido está protegido.
A %d blogueros les gusta esto: