Crítica de ‘El ascensor’: El bucle temporal de una pareja

Las críticas de Daniel Farriol:
El ascensor
 
El ascensor es una comedia de ciencia-ficción mexicana dirigida por Daniel Bernal que también co-escribe el guion junto a Jordi Farga (El debut, La primera vuelta al mundo). Es la historia de una pareja que en plena discusión se queda atrapada en un bucle temporal dentro de un ascensor. Está protagonizada por Marimar Vega (La boda de Valentina, El testamento de la abuela), Gorka Otxoa (Lobos de Arga, Pagafantas) y Ramón Langa. La película no se ha estrenado en salas de cine en España y puede verse dentro del catálogo de Amazon Prime Video desde el día 15 de Enero de 2021.
 

La crisis de pareja en un bucle temporal

El ascensor es una modesta película sin demasiadas pretensiones y rodada con bajo presupuesto. Apenas nos moveremos de un único escenario con dos personajes en escena, así que la apuesta es tan minimalista que bien podría haberse convertido en un cortometraje o en el capítulo de una serie al más puro estilo de La Dimensión Desconocida o Cuentos Asombrosos. Se ha optado por el formato de un largometraje con tan solo 70 minutos, aunque para ello el guion se tiene que estirar más allá de sus posibilidades reales. En tono de comedia ligera, la historia nos muestra a una pareja en plena discusión que se sube a un ascensor con una bolsa de basura. Desde el piso 10 donde viven hasta el 0 de la planta baja, se forma un extraño bucle temporal que les obliga a revivir una y otra vez esa discusión.
 
El día de la marmota en el interior del ascensor permite al debutante cineasta español Daniel Bernal construir una comedia de situación sobre las relaciones de pareja. La analogía es clara. Para conseguir salir del bucle temporal deberán aprender a superar la crisis de pareja, limar sus asperezas, sincerarse y perdonarse el uno al otro. Pese algún elemento de comedia más salvaje (la secuencia en que se cercena un brazo), el tono es amable y el discurso tirando a conservador. Tal vez hubiera sido más divertido apostar por el humor negro o un tipo de comedia más ácida que hiciera crecer el interés durante la parte final. Me pregunto que hubiera sido capaz de hacer alguien como Álex de la Iglesia con un material así.
 

La broma futbolera de ‘El ascensor’

El ascensor es una propuesta simpática que nos remite a los seriales televisivos de los años 70-80 donde se indagaba con tono jocoso en historias que incorporaban elementos del género fantástico. Como broma privada curiosa está la de enfundar con la camiseta del Real Madrid al actor Gorka Otxoa, donostiarra de pro y seguidor acérrimo de la Real Sociedad. El actor español comparte el protagonismo de la película con la mexicana Marimar Vega, formando un tándem bastante divertido entre discusiones y arrumacos. 

Las limitaciones del espacio acaban siendo un lastre para mantener la atención inicial y, aunque se buscan fórmulas para no caer en lo repetitivo, la sensación es que falta ingenio para que nos importe lo suficiente el destino de esa pareja atrapada. El ascensor pasa pues a engrosar la larga y recurrente lista de películas que juegan con los bucles temporales como Atrapado en el tiempo (Harold Ramis, 1993), Al filo del mañana (Doug Liman, 2014), Feliz día de tu muerte (Christopher B. Landon, 2017) o El increíble finde menguante (Jon Mikel Caballero, 2019). Sin duda, no será una de las más recordadas. Solo la disfrutarás si eres consciente de sus condicionamientos presupuestarios y si te acercas a ella con el cariño que se tiene por las producciones de Serie B más humildes. El ascensor es un entretenimiento intrascendente que se deja ver con agrado y facilidad.


¿Qué te ha parecido la película?

El ascensor

5

Puntuación

5.0/10

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: