Crítica de ‘Destino: La saga Winx’: El aprendizaje de las hadas

Las críticas de Daniel Farriol:
Destino: La saga Winx
 
Destino: La saga Winx es una serie británica de fantasía creada por Brian Young (Crónicas vampíricas, Kyle XY) que adapta a acción real la serie de animación italiana Winx Club creada por Iginio Straffi. Es la historia de cinco hadas que asisten a un internado para aprender a dominar sus poderes mágicos, pero unos monstruos de otro mundo amenazan su existencia. Está protagonizada por Abigail F. Cowen (Las escalofriantes aventuras de Sabrina, Redeeming Love), Hannah van der Westhuysen, Precious Mustapha, Eliot Salt, Elisha Applebaum, Danny Griffin, Sadie Soverall, Freddie Thorp, Eve Best y Lesley Sharp. La primera temporada de la serie se compone de 6 capítulos y se ha presentado en Netflix el día 22 de Enero de 2021.
 

Las aprendices de hada

La ficción para adolescentes es un filón y los algoritmos de Netflix lo saben. A las 24 horas de estrenarse Destino: La saga Winx ya se había colocado en el número 1 de las más vistas en la plataforma. ¿Qué nos vamos a encontrar? Una serie de fantasía protagonizada por adolescentes (aunque se nota que las cinco actrices protagonistas tienen entre 22 y 27 años) que combinará los elementos sobrenaturales de la trama con otros problemas más cotidianos inherentes a esa complicada edad. Es una fórmula que se lleva explotando toda la vida, pero que últimamente está suponiendo una infantilización preocupante del cine de género. Vampiros, hombres lobo y muchos otros personajes del terror clásico se están utilizando indiscriminadamente como gancho para ficciones adolescentes edulcoradas que poco respetan los orígenes y para que fueron creadas esas criaturas.
 
El inicio de Destino: La saga Winx puede recordar bastante a las novelas de Harry Potter. La escuela Alfea tiene muchas similitudes con Hogwarts. Los aprendices de magos son sustituidos aquí por aprendices de hadas que asisten a un internado para aprender a manejar sus poderes. Algunas están conectadas con los elementos de la naturaleza, así que tendremos a la hada de fuego, la hada de agua, la hada de aire o la hada de tierra, pero también la hada de luz o la hada de la mente que puede sentir las emociones de las otras personas. La amistad que surge entre ellas también nos recordará a otras ficciones similares como Embrujadas, amig@s unid@s para enfrentarse a las fuerzas malignas que amenazan la paz. Es la misma idea de otra serie de éxito de la plataforma como Stranger Things. En definitiva, estamos ante la eterna lucha entre el bien y el mal que ya libraba en Sunnydale en los años 90 la inolvidable Buffy, cazavampiros de Joss Whedon o si preferimos un símil más actual Las escalofriantes aventuras de Sabrina.
 

La adaptación a imagen real de una serie de animación

Destino: La saga Winx adapta y actualiza la serie animada italiana Winx Club. Fue creada por Iginio Straffi en 2010 aunque empezó a emitirse en 2004. Más de 200 episodios, películas, juguetes, ropa y videojuegos, crearon toda una legión de seguidores por todo el mundo que no siempre quedarán contentos con las modificaciones introducidas en esta adaptación a imagen real. Al igual que ellos, los personajes han crecido o, mejor dicho, los tiempos han cambiado. También notarán la ausencia de algún personaje o el whitewashing de otros, etc. Se ha apostado por una ficción con un enfoque más adulto (dentro de sus parámetros), aunque fracasa bastante cuando se acerca de tapadillo a temas sociales o de actualidad. Su combinación de drama, romance y fantasía es muy obvio, el humor se destila con cuentagotas y la magia aparece menos de lo que debería. Pero pese a todo lo negativo, seguro que encuentra a un público masivo entregado.
 
Brian Young, creador de la exitosa Crónicas Vampíricas, sabe lo que quiere. Realiza un producto perfectamente manufacturado para un target de espectadores muy concreto y convertirá esta primera temporada en un éxito, así como las que seguro vendrán a posteriori. No esperes encontrarte con hadas al estilo de la Campanilla de Peter Pan, aquí son chicas guapas de apariencia humana con problemas de adolescentes humanos. Las cinco hadas protagonistas tienen una personalidad muy definida y están bien caracterizadas para poseer una personalidad individual que las distinga. En general, todos los personajes femeninos están mejor definidos que los imberbes masculinos que aparecen. Es una lástima que el terror insinuado con la fantástica primera aparición de un “quemado” acabe desapareciendo de la trama. Lo fantástico y sobrenatural se utiliza como telón de fondo para una historia de adolescentes en un entorno de college movie. Otra vez más. Si es lo que buscas o tienes la edad adecuada, la disfrutarás.
 

Listado de episodios

La primera temporada de Destino: La saga Winx está compuesta por 6 episodios de entre 47 y 54 minutos cada uno.

1. A las aguas y lo silvestre

 

¿Qué te ha parecido la serie?

Destino: La saga Winx

5

Puntuación

5.0/10

2 comentarios en «Crítica de ‘Destino: La saga Winx’: El aprendizaje de las hadas»

  • el 27 enero, 2021 a las 06:47
    Enlace permanente

    Excelente serie. Con muy poco ha logrado mucho. Y ese giro en el capítulo final deja a uno sin palabras

    Respuesta
    • el 27 enero, 2021 a las 09:38
      Enlace permanente

      Me alegro que la hayas disfrutado tanto. Gracias por visitar No es cine todo lo que reluce !!!

      Respuesta

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: