Crítica de ‘Palm Springs’: Más allá del día de la marmota

Las críticas de David Pérez “Davicine”:
Palm Springs

Dirigida por Max Barbakow, y con guion de Andy Siara, Palm Springs es una divertida e insólita comedia que participó en la Sección Oficial del Festival de Sundance (2020) y se llevó tres premios en la primera edición de los Critics Choice Super Awards: mejor película de ciencia-ficción o fantasía, mejor actor y mejor actriz en esta categoría. La película no se estrenó en salas de cine como consecuencia de la pandemia y se ha estrenado en Movistar+ en exclusiva el viernes 29 de enero de 2021.

Atípico día de la marmota

La película nos cuenta como el despreocupado Nyles (Andy Samberg) y la reacia dama de honor (y oveja negra de la familia) Sarah (Cristin Milioti) se encuentran casualmente en una boda en Palm Springs. Allí descubrirán que no solo no pueden escapar del lugar, sino que tampoco podrán huir de ellos mismos en lo que parece ser un bucle fuera de toda lógica.

Esta premisa deja claro que ha heredado mucho de Atrapado en el tiempo (a la que muchos nos referimos siempre como El Día de la Marmota), pues toma la misma premisa de la repetición del mismo día y los intentos para salir de él, pero va un paso más allá al incorporar más personas en esa repetición, además de aportar un toque científico al motivo por el que este repetitivo día tiene lugar.

De esta forma, Palm Springs juega con los elementos que tiene en sus manos para deleitarnos con una comedia en toda regla, con historia romántica de fondo, y mucha mucha fantasía, logrando alzarse como una de las comedias románticas de la temporada y que, a buen seguro, será recordada por muchos espectadores.

Andy Samberg es el nuevo Bill Murray

Andy Samberg (Brooklyn Nine-Nine) y Cristin Milioti (Cómo conocí a vuestra madre) hacen las veces de Bill Murray y Andie MacDowell en Atrapado en el tiempo, aunque Milioti fusiona en parte los dos personajes principales de la película a la que parece homenajear Palm Springs. En esta ocasión el humor no recae tan sólo en el protagonista masculino, pues la pareja es la que repite el día una y otra vez, y han elegido con acierto dos actores conocidos del mundo de la televisión capaces de sacarnos una sonrisa con su forma de ser y, sobre todo, con su facilidad para la comedia física, pero también son convincentes a la hora de mostrarnos la desesperación que se debe sentir al no poder salir del bucle.

Aunque las bromas puedan llegar a resultar algo típicas y superficiales, se nota que Samberg y Milioti siempre tienen las escenas bajo control con su magnífico sentido de la situación, y merece que prestemos especial antención al increíble baile coreografiado de Samberg en la fiesta de la boda. 

Camila Mendes, Peter Gallagher, Tyler Hoechlin y Meredith Hagner completan el reparto, sin olvidarnos de un excepcional J.K. Simmons que, sin hacer spoilers, tiene uno de los personajes más potentes de la película a pesar del escaso tiempo en pantalla del que dispone, y es capaz de lograr que empaticemos con él y sus motivaciones.

Estilo sorprendente para una comedia romántica

Desde el inicio se nota el esfuerzo que han realizado para que no sea una comedia más, donde poco importen las coreografías de las escenas o el resultado visual de algunos momentos que pasarán fugazmente por pantalla, pero sorprende el cuidado con el que han recreado algunos momentos, como la lluvia de latas de cerveza en la piscina, escenificada casi como si estuvieramos en una película de guerra.

Es increíble la de escenas memorables que podemos ver y que, a buen seguro, merecerian un segundo visionado para que no se nos escapen detalles por alto, consiguiendo con todo ello que no sea una película que se pueda tachar de poco imaginativa a pesar de las comparaciones con el clásico protagonizado por Bill Murray.

Palm Springs tiene claro que los espectadores cada vez somos más exigentes cuando se nos plantea una película con una premisa ya vista y un género tan manido, por eso no sólo busca captar nuestra atención con sus toques de humor hilarantes, sino que llama la atención también con un gran trabajo de montaje y edición para conseguir un resultado visual llamativo a la vez que evita que lleguen a saturarnos algunos diálogos excesivamente largos.

Mensaje entre risas

Hasta el momento se ha dejado claro que Palm Springs es una comedia romántica a la antigua usanza, con un aspecto visual moderno y un sentido del ritmo trepidante, pero la película también es más profunda de lo que podría parecer bajo su apariencia.

Cada vez que se repite el mismo día, los protagonistas aprenden algo nuevo y, entre risas y amor, son capaces de ir valorando las cosas importantes de la vida, conociéndose mejor a ellos mismos, y mostrándonos todo aquello que debemos apreciar pues, al fin y al cabo, la vida es fugaz.

Una historia refrescante que toma una idea conocida y la hace propia, una fotografía perfecta, algunas escenas sorprendentemente coreografiadas, una música embriagadora y dos protagonistas con un humor y química excepcional logran que Palm Springs sea una de las mejores comedias románticas de los últimos años.


¿Qué te ha parecido la película?

7.5

Puntuación

7.5/10

David Pérez "Davicine"

Informático de profesión, cinéfilo de afición. Bloguero, tuitero y todo lo que me permita comunicarme. En mis ratos libres escribo en esta web, y me dejo ver en RTVCyL. Twitter e IG: @davicine79.

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: