Crítica de ‘Sweet Home’: De hombres y monstruos

Las críticas de Daniel Farriol:
Sweet Home
 
Sweet Home es una serie coreana de terror que adapta un conocido webtoon ideado por Kim Kan Bi y Hwang Young Chan. La adaptación a imagen real la lleva a cabo Lee Eung-bok (Mr. Sunshine, Desciendentes del Sol) y cuenta con guiones de Heung So Ri, Kim Hyung Min y Park So Ri. La historia nos sitúa en un edificio de apartamentos donde sus inquilinos quedarán sitiados ante una extraña pandemia que convierte a las personas en monstruos. Está protagonizada por Song Kang (Love Alarm, Beautiful Vampire), Lee Si-young (No Mercy, Poseidon), Kim Kab-soo (Steel Rain, Dos hermanas), Kim Sang-ho (Kingdom, The Witness), Park Gyu-young (It’s Okay not to be Okay), Go Min-Si, Kim Nam-Hee y Go Youn-jung. La serie se ha estrenado en la plataforma de Netflix el día 18 de Diciembre de 2020. 
 

Los monstruos existen

Sweet Home aterriza en Netflix bajo una tremenda expectación por parte de los lectores del webtoon en que se basa esta serie de acción real. Existe una gran fidelidad hacia la historieta creada por Kim Kan Bi y Hwang Young Chan, así que creo que sus lectores quedarán bastante satisfechos. Sin embargo, más dudas tengo con la recepción que pueda tener el público que desconozca el material original. Estamos ante una serie que combina drama y terror. La historia se centra en el variopinto grupo de vecinos de un bloque de apartamentos que quedarán sitiados tras surgir una extraña epidemia que convierte a las personas infectadas en horribles monstruos. 
 
El punto de partida de la serie podría ser descrito como si los personajes de La Niebla de Stephen King hubieran quedado atrapados en el edificio de [•REC] de Jaume Balagueró y Paco Plaza. En realidad, hay que reconocer que la historia no es demasiado original y que será fácil identificar muchas de las situaciones que ocurren con imágenes apocalípticas y del subgénero zombi almacenadas en el disco duro de nuestro imaginario cinéfilo. Sweet Home conducirá al espectador por una espiral de sangre y violencia enriquecida por el drama de los personajes, muchos de ellos descubriremos que son seres atormentados por un pasado lleno de culpa y dolor. 
 

El caos inicial que se ordena

Sweet Home es una serie irregular y con algunos problemas narrativos. Para captar nuestra atención rápido, tiene un inicio fulgurante que nos mete de lleno en la acción demasiado temprano. Apenas hay tiempo para conocer a los muchos personajes que aparecen de sopetón, acabando por desestabilizar la trama principal que queda absorbida por los numerosos hilos argumentales secundarios. Los que no conozcan el webtoon pueden sentir cierta frustración durante estos primeros episodios. Todo es muy loco y caótico. Los monstruos desembarcan con fuerza sin que hayamos podido desarrollar cierta empatía por los protagonistas, lo que me parece un grave problema.

Se mezclan flashbacks dramáticos con escenas de acción sangrienta de un modo precipitado, sin dejar respirar a un desconcertado espectador que intenta identificar quién es quién. En el webtoon esta presentación es mucho más escalonada y se centra principalmente en el personaje de Cha Hyun-Su (interpretado en la serie por el joven actor Song Kang), un estudiante que sufre bullying y que tras perder a toda su familia en un accidente de coche se muda al edificio de apartamentos donde va a suceder todo. Sus peripecias en la soledad de su habitación podrían recordar a otra ficción coreana de reciente estreno #Vivo (Cho Il-hyung, 2020), aunque en la serie se sintetiza mucho toda esta parte del cómic. 

Poco a poco, la serie se serena y consigue urdir mejor todos los elementos expuestos. Los personajes se definen con mayor nitidez y adquieren el protagonismo que necesitan. En este sentido, te aconsejo que no te encariñes demasiado con todos ellos porque la serie no tiene ninguna piedad y cualquiera está en riesgo de sufrir una muerte horrenda. El reparto que los interpreta está muy bien escogido y se podría decir que hay un intenso trabajo coral. Entre los intérpretes encontraremos caras conocidas y también algunos protagonistas de otros K-Dramas indispensables que se han podido ver este año en la misma plataforma. Es el caso del actor Kim Sang-ho que también aparece en Kingdom, serie de zombis ambientada en la era de Joseon o de la actriz Park Gyu-young en It’s Okay not to be Okay, precioso drama romántico con estética de cuento. Os recomiendo ambas series si aún no las habéis visto.

La rabia interior

Sweet Home es una serie de acción y terror. Hay momentos de gran violencia física, así que no está hecha para todos los públicos. Su estética es apabullante y recoge muchos elementos del manhwa y de los videojuegosLos efectos visuales funcionan dentro de ese ambiente. Cuando se abusa del CGI el realismo se resiente, pero la concepción de algunos monstruos es tan chula e innovadora que se suplen las carencias que puedan tener. Tiene una ambientación estupenda y, en general, se logra una atmósfera suficientemente oscura, macabra y claustrofóbica.

En cuanto al resto de elementos, sucede como en tantas otras ficciones surcoreanas. Son capaces tanto de añadir un gag humorístico de forma inesperada en el momento de tensión más álgido, así como de atiborrarnos con instantes melodramáticos para subir nuestros niveles de azúcar. De todas formas, creo que tras el desbarajuste inicial todo queda bastante bien compensado y la serie se convierte en un entretenimiento más que decente que encontrará su público. Tal vez quede poco explicado el asunto central de la epidemia/maldición que desemboca en la conversión en monstruos de las personas y como esa rabia interior se puede llegar a controlar. Es un tema que a nivel filosófico podría haber dado lugar a muchas consideraciones, pero aquí no estamos para eso, Sweet Home solo pretende hacértelo pasar de miedo.   

 

Listado de episodios

La primera temporada de la serie coreana Sweet Home está compuesta de 10 episodios que oscilan entre los 45 y 59 minutos cada uno.

Episodio 1

Cha Hyun-su se muda solo al destartalado edificio Green Home. Poco después, es testigo de una escena macabra en el apartamento de su vecina.

Con la tarea de realizar misiones peligrosas, Hyun-su vuelve a buscar a Han Du-sik. Sang-wook no se detiene ante nada hasta acabar lo que empezó.

Seon-yeong se enfrenta al mayor monstruo de su vida. Cuando sale del edificio, Seo Yi-kyung se dirige a la oficina de su prometido en busca de respuestas.

 

¿Qué te ha parecido la serie?

7

Puntuación

7.0/10

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: