Crítica de ‘Cómo sobrevivir en un mundo material (Kajillionaire)’: Los nuevos parásitos

Las críticas de Daniel Farriol:
Cómo sobrevivir en un mundo material (Kajillionaire)
 

Cómo sobrevivir en un mundo material (Kajillionaire) es una comedia indie escrita y dirigida por la artista estadounidense Miranda July (El futuro, Tú, yo y todos los demás). Nos cuenta la historia de una familia de estafadores que ha hecho del engaño su modo de vida, pero todo cambiará cuando la hija empiece a sentir la necesidad de descubrir otras cosas. Está protagonizada por Evan Rachel Wood (Westworld, En el bosque), Gina Rodriguez (Jane the Virgin, Miss Bala), Richard Jenkins (La cabaña del bosque, The Visitor) y Debra Winger (Tierras de penumbra, El cielo protector). La película se ha estrenado en España el día 4 de Diciembre de 2020, distribuida por Universal Pictures Spain.

Miranda July, una artista multidisciplinar

Han pasado ya nueve años desde que se estrenó la última película realizada por Miranda July. Pese al renombre que adquirió dentro del circuito indie norteamericano, su filmografía se compone hasta la fecha únicamente de tres largos. Sin embargo, su capacidad multidisciplinar le ha llevado a realizar multitud de cortos, escribir novelas, relatos y cuentos, componer un par de discos, aparecer como actriz de manera esporádica o realizar diversas performances. Es una artista única con una mirada muy peculiar que traslada a las imágenes de su última película, la curiosa y bastante inclasificable Cómo sobrevivir en un mundo material (Kajillionaire).

Su nueva obra se podría catalogar como una comedia surrealista con ciertos paralelismos con el estilo de autores como Wes Anderson, Spike Jonze o Noah Baumbach. Es un tipo de cine muy personal salpicado por una aureola autoral y hipster que indefectiblemente encuentra por su camino a tantos entusiastas como detractores. He de reconocer que nunca he sido fan del cine de Miranda July. Con sus dos aplaudidas y laureadas primeras películas, Tú, yo y todos los demás (2005) y El futuro (2011), ya me quede bastante al margen. Es algo que me vuelve a suceder con esta nueva propuesta. Aún así, admiro a la directora porque me gusta encontrar artistas valientes y con inquietudes que exploran su propio universo creativo. 

Los parásitos no se inventaron en Corea

El principio de Cómo sobrevivir en un mundo material (Kajillionaire) y la presentación de esa familia de pequeños estafadores que vive casi en la indigencia, puede recordar en cierta manera a los Parásitos de Bong Joon-ho. Pocas cosas más unirán después a ambas películas. La pareja formada por unos fantásticos Richard Jenkins y Debra Winger, causa lástima y repugnancia a partes iguales. Viven de los cupones, hurtos e ideando pequeños timos para sortear la política de devoluciones e indemnizaciones de las empresas. Su hogar es una oficina abandonada limítrofe a una fábrica de jabón cuya espuma se filtra cada tarde a través de las paredes. En algunos momentos parece sobrevolar un mensaje de crítica social anti capitalismo al plantear las horribles condiciones que tiene esa familia para subsistir. Sin embargo, es su forma de vida y parece más una elección que una imposición.

Con la aparición de ese torbellino que es Gina Rodriguez, la estabilidad existente se tambalea igual que cuando la ciudad es sacudida por unos pequeños terremotos. La hija que responde al absurdo nombre de Old Dolio, interpretada por una irreconocible Evan Rachel Wood, siente celos de la recién llegada y empieza a buscar lejos del entorno familiar motivaciones a su gris existencia. Porque en realidad la película nos habla sobre la soledad del ser humano y sobre la necesidad de sentirse amado.

La belleza del desenlace

Cómo sobrevivir en un mundo material (Kajillionaire) posee todos los tics del cine surgido de la escuela Sundance. Sin embargo, también rezuma un aire de autenticidad inaudito que brota más allá de toda esa parafernalia de extrañeza que aparece en primer término. Esta bizarra y paródica comedia resulta tan estrafalaria como finalmente bella. Tiene un desenlace que apela a los sentimientos más profundos del ser humano. Tras un nuevo terremoto, la vida se revelará entonces como una epifanía cósmica en el techo del interior del cuarto de baño de una gasolinera. Es la irónica mirada con la que Miranda July observa el mundo. A menudo le gusta partir de la cotidianidad para plantear temas trascendentes en los lugares más insospechados. La conclusión de todo es que los fans de su cine disfrutarán mucho con su última película, pero el resto de espectadores probablemente queden descolocados y fuera del juego. 


¿Qué te ha parecido la película? 

Cómo sobrevivir en un mundo material (Kajillionaire)

6.2

Puntuación

6.2/10

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: