Crítica de ‘Antología de un pueblo fantasma’: La memoria de los muertos

Las críticas de Daniel Farriol:
Antología de un pueblo fantasma (Répertoire des villes disparues)
 

Antología de un pueblo fantasma (Répertoire des villes disparues) es un drama canadiense con elementos sobrenaturales, escrito y dirigido por Denis Côté (Curling, Boris sin Béatrice). Se inspira en la novela homónima de Laurence Olivier, para contarnos la vida cotidiana de un pequeño pueblo, sacudido por una tragedia inesperada. Está protagonizada por Robert Naylor, Josée Deschênes, Rémi Goulet, Diane Lavallée, Hubert Proulx, Rachel Graton, Normand Carrière, Jocelyne Zucco, Jean-Michel Anctil y Larissa Corriveau. Tras su paso por la Berlinale 2019, el Americana Film Festival y la Sección Zabaltegi-Tabakalera del Festival de San Sebastián 2019, se ha estrenado en España de la mano de Flamingo Films, el día 23 de Octubre de 2020

Realismo social con aspectos sobrenaturales

La película Antología de un pueblo fantasma (Répertoire des villes disparues) propone un extraño y curioso cruce entre realismo social y lo sobrenatural. El director canadiense Denis Côté utiliza los códigos inherentes al cine de género para explorar los miedos en una comunidad en vías de desaparición. Los apariciones fantasmagóricas de los muertos que se van adueñando del pueblo son un símbolo de la destrucción del entorno rural de esas regiones vaciadas por el despoblamiento de los jóvenes que emigran a las grandes ciudades en busca de un futuro con más oportunidades.

La narrativa pausada, y casi inerte, levita por la pantalla casi como una ensoñación. No esperes una película en la que sucedan muchas cosas y se sobreexpliquen. Estamos ante una fábula poética (de hecho la novela en que se basa combina prosa con poesía), que invita al espectador a reflexionar sobre la ausencia y la soledad. La película se inicia con una tragedia. la muerte de un joven en un accidente de coche que muchos consideran un suicidio.

Es un impacto fuerte para el pequeño pueblo de Irénée-les-Neiges, con tan solo 215 habitantes. Todos se conocen y esa noticia les afecta de manera directa. Es como una señal de alerta de que la desaparición del pueblo está más cerca. Mientras los familiares intentan lidiar con la pérdida de manera distinta, poco a poco, comienzan a aparecen algunos fantasmas en el pueblo que se aparecen primero a la sensitiva Adèle, interpretada por una estupenda Larissa Corriveau.

El duelo y los fantasmas

Denis Côté se sirve de la excelente fotografía de François Messier-Rheault para filmar en 16 mm. la decadencia de ese pueblo. Un paisaje siempre nevado, rodeado de una niebla fantasmagórica y filmado con colores de tonos neutros y apagados. Es el entorno ideal para desarrollar la metáfora de la película. Los muertos adueñándose de la memoria del pueblo. No es una película para todos los públicos, ya que el argumento se desarrolla de forma mínima, lo que cuenta es el contexto. Por eso cada vez que se abre una nueva línea argumental queda suspendida en el aire, dejando abiertos varios caminos para que el espectador más intrépido decida explorarlos. 

Podemos hacer un paralelismo aún mayor si comparamos ese pueblo fantasma con el mundo actual donde prima el individualismo por encima del colectivo. Tenemos a una pequeña comunidad abocada a la extinción, donde su alcaldesa vive obstinada con sacarla adelante, pero sin ninguna ayuda externa. Por eso, la aparición de una psicóloga de origen musulmán no es bienvenida, ni aceptada. El rechazo se muestra de forma sutil, a través del ninguneo de los ciudadanos. Otra muestra del aislamiento social en el que vivimos sometidos por culpa de la no aceptación del otro. Algo que se puede extrapolarse a lo ideológico, religioso o cultural.

La película busca colocar un espejo ante el espectador para que sea él quien determine los temas de los que habla la película y no al revés. Sí, el tema central es el duelo y la necesidad de procesarlo. Pero la película ofrece distintas capas de estudio tras su aparente nimiedad argumental. Denis Côté consigue con Antología de un pueblo fantasma (Répertoire des villes disparues) realizar su mejor trabajo hasta la fecha. Un estudio antropológico y sincero de una pequeña comunidad asolada por los fantasmas.


¿Qué te ha parecido la película?

8

Puntuación

8.0/10

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: