Crítica de ‘El silencio de otros’: Emotivo homenaje para que no olvidemos

Las críticas de David Pérez “Davicine”:
El silencio de otros

Tras ser galardonada con el Premio del Público (en la sección Panorama) y el Premio de Cine Por la Paz de la pasada Berlinale, El silencio de otros se alzó con el Gran Premio del Jurado en el Sheffield Doc/Fest, el Premio a la mejor película extranjera de no ficción en el Traverse City Film Festival, el Premio a la Justicia Social en el Festival Internacional de Cine de Hamptons, y tuvo su premiere en nuestro país dentro de la 63 Semana Internacional de Cine de Valladolid.

La película de Almudena Carracedo y Robert Bahar, galardonados con un premio Emmy por su anterior documental Made in L.A., ha sido rodada a lo largo de 6 años, y acompaña a supervivientes del régimen a medida que organizan la denominada “Querella Argentina” y confrontan un “pacto del olvido” sobre los crímenes que padecieron.

El silencio de otros da voz a estos supervivientes de los crímenes de la dictadura que, usando el principio de jurisdicción universal y como consecuencia de la Ley de Amnistía han llevado su causa hasta Argentina para buscar justicia y reparación antes de que se acabe su tiempo, usando la misma estrategia legal que permitió a Pinochet ser juzgado en España a través de los esfuerzos de un movimiento de masas y la voluntad de Baltasar Garzón de actuar como juez. Cuando Garzón se convirtió en parte del movimiento para someter a juicio a los fascistas en España, fue suspendido de sus deberes judiciales.

Argentina ha sido clave para las opciones de extraditar a asesinos y torturadores para que puedan ser juzgados, pero es que, además, España y Argentina tienen mucho más en común que podría generar dicha colaboración, incluido el robo de bebés de sus madres y su adopción por parte de familias vinculadas a las dictaduras respectivas, algo de lo que también se hace eco este documental.

De los casos más peculiares que nos muestran, está el caso de alguien que vive en una calle que lleva el nombre de uno de los principales generales de Franco, además de vivir a escasos metros del edificio de apartamentos donde reside el famoso torturador franquista apodado “Billy el niño”, responsable de torturar hasta en 3 ocasiones a esta victima.

Este documental tiene el merito de haberse comenzado a rodar antes de que muchos medios de televisión comenzaran con tanta frecuencia a poner de relieve las atrocidades que tuvieron lugar durante décadas. A través de entrevistas con las generaciones más jóvenes de España podremos ver los efectos devastadores del “olvido”, consecuencia en gran parte de la ausencia en la enseñanza española de la era de Franco, por lo que El silencio de otros debería incluso formar parte de los temarios de cualquier clase de historia.

Es curioso como el “pacto del olvido” no ha tratado durante años de ocultar los monumentos a Franco en el centro de las ciudades de España, donde se conservan, incluso con orgullo en algunas de ellas, los nombres de calles dedicados a personas que cometieron actos contra la humanidad. De hecho, algunos de estos criminales no solo eran ministros en el gobierno de Franco sino en gobiernos posteriores que supuestamente eran la encarnación de la reconciliación. Es difícil imaginar en Alemania o Italia encontrarnos calles con el nombre ni estatuas que conmemoren a Adolfo Hitler o Mussolini. Por otro lado, pocos homenajes tienen las victimas del régimen, y por ese motivo en muchas ocasiones se emplean preciosos planos de uno de los pocos monumentos que las honran, las cuatro estatuas sin rostro que configuran el conjunto escultórico “El mirador de la memoria”, obra del artista toledano Francisco Cedilla, unas figuras que al poco de hacerse públicas fueron tiroteadas, aunque el propio artista confirmó que de esa forma se completaba su obra.

Pero dentro de lo que es una lucha sin tregua, cualquier acto que suponga un avance se celebra como una victoria, pues a pesar de no poder restaurar las vidas truncadas de muchas victimas del franquismo, algunas de ellas se conforman ya con poder enterrar digna, y localizadamente, los restos de sus familiares, como es el caso de una mujer de 88 años que vemos todo el proceso con el cual reclama y recupera los huesos de su padre asesinado que estaban en una fosa común, muchos de los cuales se extienden a lo largo del borde de las autopistas. Este desentierro, del cual se hicieron eco todos los canales de televisión en su momento, lo vivimos como algo especialmente emocional, ya que no solo se recuperaron los cuerpos, sino el reconocimiento de los esqueletos guardados en ese armario cerrado con llave durante años, y que no sólo se abre, sino que confirma que era real.

El silencio de otros no solo sorprende por cómo han sido capaces en 95 minutos de compactar tanta historia, sino también ceder espacio para la narración actual, mostrando con acierto detalles narrativos de este drama tan real, y ofreciendo el contexto necesario para apreciar su resonancia.

Tan importante es lo que cuenta como el cómo lo cuenta, y este documental ha sido bellamente fotografiado por Carracedo, que asume también la función de dirección de fotografía. Más que un viaje al pasado, se trata de una exploración de nuestro camino hacia el futuro, pues en ocasiones es necesario volver la mirada al pasado para conseguir un futuro mejor. Y para reforzar la impactante puesta en escena, todo el metraje está acompañado por una partitura triste pero elegante basada en cuerdas, compuesta por Leonardo Heiblum y Jacobo Lieberman

Está claro que aún queda mucho por hacer, pero los primeros pasos ya se han dado, y El silencio de otros puede ayudar a dar mayor visibilidad a todas esas asociaciones que vemos en el documental y que cada día cuentan con más respaldos, siendo una gran idea llevar a los cines este trabajo, pues debe verse en pantalla grande para apreciar sus hermosas imágenes y sonido, y darnos cuenta que no debemos olvidar nuestra historia. 


¿Qué te ha parecido la película?

Crítica de ‘El silencio de otros’: Emotivo homenaje para que no olvidemos
4 (80%) 1 vote

Nota: Crítica recuperada de su primera publicación con motivo de su proyección dentro de la 63 SEMINCI.

8

Puntuación

8.0/10

También te puede interesar

David Pérez

Informático de profesión, cinéfilo de afición. Bloguero, tuitero y todo lo que me permita comunicarme. En mis ratos libres escribo en esta web, y me dejo ver en RTVCyL. Twitter e IG: @davicine79.

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.