63 SEMINCI. Rueda de prensa de ‘Los informes de Sarah y Saleem’ con su director Muayad Alayan

En la mañana de la jornada del lunes 22 ha comparecido en el Salón de los Espejos del Teatro Calderón Muayad Alayan, director de Los informes de Sarah y Saleem, su segunda película que entra en competición en la Sección Oficial de la 63 Seminci tras su pase de prensa proyectado ayer. Acerca de la inspiración sobre su película, Alayan manifestó: 

La primera inspiración vino hace muchísimos años cuando estaba buscando mi primer trabajo en Jerusalén occidental y por aquel entonces no había interacción entre una parte y otra de la ciudad y las únicas personas de la otra parte con las que contactaba eran policías. Entonces se sabía que había personas de una y otra parte que estaban teniendo aventuras y yo pensé que realmente estaban arriesgando sus vidas. Unos meses después hubo una invasión del ejército israelí en Cisjordania y entraron en la oficina de la Autoridad Nacional Palestina y tuvieron acceso a mucha documentación, informes médicos… notas de los colegios, mucha información de la vida privada de la gente. Yo me pregunté qué pasaría si en un estado policial, las autoridades tuviera acceso a todos los datos personales de los ciudadanos, me parecía muy peligroso. Esa fue mi inspiración. 

La película está basada en hechos reales, ¿existen en la vida real los protagonistas?

Esta basada en hechos reales pero no es una historia concreta, hubo un hombre que tuvo una aventura con una mujer israelí y fueron detenidos y años más tarde el hombre tuvo problemas… hubo mucha gente que tuvo problemas por diferentes asuntos de papeles, un profesor mío de geografía tuvo problemas porque dibujaba muchos mapas de Jerusalén.

Resulta sorprendente que sean las mujeres las que más incidencia tienen en el desenlace de la historia, ¿podría hablarnos de esto?

Hablando del papel de las mujeres en la película, creo que es un desarrollo natural de la historia porque las mujeres suelen elegir hacer lo correcto en lugar de lo que más les beneficia, los hombres somos más cabezotas. En esta película los personajes finalmente hacen lo correcto, no lo que la sociedad esperaba de ellos. 

¿Tuvieron muchos impedimentos durante el rodaje?

Tuvimos que obtener continuos permisos de diferentes ministerios, del ejército, de los servicios secretos, de la policía… pero no por el contenido de la película, no hubo problemas con la autoridad palestina. No hubo problemas administrativos, pero sí muchos problemas logísticos por el control del ejército y tuvimos continuos cambios de planificación y de tener que ir de un lugar para otro. 

¿Cómo encaja su película en el cine palestino?

Durante muchos años, los palestinos creíamos que nuestra narrativa no llegaba al mundo, la gente te pedía que contaras la historia de lo que estaba pasando allí, pero nuestra generación, podríamos decir que somos una segunda generación de cineastas palestinos, además de contar esa historia queremos contribuir al cine de otra manera, no contar solo la historia de Palestina si no historias desde Palestina.

También te puede interesar

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.