63 SEMINCI. Sección Oficial. Crítica de ‘Notti magiche (Noche mágica)’: Homenaje a la era gloriosa del gran cine italiano

Las críticas de David Pérez “Davicine” en la 63 Seminci:
Notti magiche (Noche mágica)

Paolo Virzì (Italia, 1964) conquistó en 2016 la Espiga de Oro, el premio a la mejor actriz (ex aequo para Valeria Bruni Tedeschi y Micaela Ramazzotti) y el premio del público en la 61 Semana Internacional de Cine de Valladolid con Locas de alegría, que también se alzó con cinco premios David di Donatello. Este año regresa a la 63 Semana con su nueva película, Noche mágica, una comedia que a la vez es un auténtico homenaje al cine.

En Noche mágica, el cadáver de un conocido productor de cine aparece en el río Tíber y los principales sospechosos de la muerte son tres aspirantes a guionistas. A lo largo de una noche en comisaría, realizan un viaje tumultuoso, afectivo e irónico por las calles de Roma, en unos años en los cuales la era gloriosa del gran cine italiano atraviesa sus últimos días.

La película nos transporta a los días eufóricos de la Copa del Mundo de Italia 90, un caluroso verano en el que un país vivía con la esperanza de ganar su cuarto título mundial, estando toda Italia lista para cantar el himno nacional. Pero no nos equivoquemos, el fútbol sólo está para ubicarnos temporalmente, siendo el telón de fondo de los eventos en los que veremos implicados a los tres jóvenes aspirantes a guionistas de cine. Y ahí sí, es el mundo del cine el auténtico protagonista.

La noche en la que la Selección Nacional de Italia cae eliminada por Argentina en los penaltis es la elegida para arrancar esta historia, con guion de Francesco Piccolo y Francesca Archibugi, y a partir de ahí, a través de flashbacks, iremos repasando los acontecimientos de los protagonistas a través de sus confesiones y recuerdos “dentro” del cine italiano. Tal y como los guionistas han manifestado, en esta película es todo verdad y al mismo tiempo todo es inventado. Los personajes que vamos descubriendo provienen de los recuerdos que todos tenemos del cine italiano de esa época, y muchos personajes han sido claramente inspirados por otros personajes que conocemos de la realidad, pero al mismo tiempo son todos ficticios, todos son personajes de una película para evitar problemas con los personajes originales que quizás no estuvieran muy conformes con la imagen que se da de ellos. De la misma forma que los personajes están claramente inspirados en la realidad, muchas de las historias son reales, pues no es ningún secreto, por ejemplo, que los aspirantes a escritores son empleados como becarios por los grandes maestros, escribiendo para ellos guiones sin parar.

Los sueños de los tres jóvenes protagonistas chocan de lleno con la desesperación de una generación de viejas glorias del cine italiano, que mantuvo firmemente al país en sus manos y, por lo tanto, también al cine, pero nos encontramos con otro gran conflicto entre estas generaciones, y es el conflicto sexual entre hombres y mujeres. No serán pocas las voces discordantes con esta película que vean quizás un producto muy machista por algunas de las situaciones que nos muestra, pero en Noche mágica se nos cuenta la historia del cine italiano tal como era y claramente era un cine muy “masculino”.

Después de su experiencia estadounidense con El viaje de sus vidas, Virzì regresa al cine con una película muy romana, y para ello Noche mágica está protagonizada por tres promesas del nuevo cine italiano como Irene Vetere, Mauro Lamantia y Giovanni Toscano, dando vida respectivamente a Eugenia, una romana burguesa y frágil, Antonino, un provincial culto e ingenuo que proviene de Messina, y Luciano, un Piombino de orígenes proletarios. Junto a ellos hay grandes nombres como Ornella Muti, Giancarlo Giannini, Roberto Herlitzka, Andrea Roncato, Paolo Bonacelli, Simona Marchini y Giulio Scarpati, entre otros. Con este reparto, al igual que sucede dentro de la película, se nos refleja la evolución del cine italiano, y cómo antes de dar paso las “viejas glorias” a las estrellas actuales, siempre hay tiempo para convivir, pues no hay mejor maestro que los grandes actores y directores renombrados.

Alrededor de los protagonistas “humanos” tenemos dos protagonistas casi igual de importantes: Roma y su mundo “cinematográfico”, repleto de sinvergüenzas e intelectuales, viejos y jóvenes autores “negros”, actrices de talento limitado y estrellas sin futuro, además de una gran variedad de productores, abogados,… Y en relación a Roma, casi a modo de visita turística, Virzì nos ofrece un bello retrato de la ciudad, contada a través de quienes la descubren, sintiendo las emociones y sentimientos personales de sus recién llegados nuevos futuros guionistas.

Más allá de ser un homenaje al cine italiano, que no es poco, Noche mágica también es un bello homenaje a los días en los que tiene lugar la época más importante de cualquier persona, en la que todavía se tienen sueños e ilusiones.

7

Puntuación

7.0/10

David Pérez

Informático de profesión, cinéfilo de afición. Bloguero, tuitero y todo lo que me permita comunicarme. En mis ratos libres escribo en esta web, y me dejo ver en RTVCyL. Twitter e IG: @davicine79.

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: