Muere el actor Burt Reynolds a los 82 años

Burt Reynolds, estrella del cine y galán de los 70, falleció ayer a los 82 años a causa de un infarto de miocardio. El actor, que ya había mostrado un aspecto muy deteriorado en los últimos años, fue trasladado el hospital Jupiter Medical Center, en Florida, donde de nada sirvieron los trabajos de reanimación. 

Reynolds comenzó a actuar a finales de la década de los cincuenta, y en los sesenta ya era un habitual de las series de televisión, apareciendo en títulos como Playhouse 90, Alfred Hitchcock presenta o La ley del revolver. Pero fueron las películas El turbulento Distrito 87 y Deliverance las que convirtieron a Reynolds en el símbolo sexual de los setenta.

Se especializó en la comedia y el papel de sinvergüenza encantador. Trabajó con Woody Allen en Todo lo que usted siempre quiso saber sobre el sexo pero nunca se atrevió a preguntar, y con Stanley Donen en Los aventureros de Lucky Lady. Aunque su gran éxito de la década fue Los caraduras y su secuela Vuelven los caraduras, junto a una jovencísima Sally Field.

La primera mitad de los ochenta siguió siendo fructífera para el actor que protagonizó títulos como La casa más divertida de Texas junto a la cantante de country Dolly Parton, Los locos del Cannonball, o Mis problemas con las mujeres a las órdenes del director Blake Edwards.

Con el final de la década su carrera empezó el declive. Los noventa trajeron a Burt Reynolds papeles para televisión como el de la comedia familiar La familia Newton, y películas de mediocre calidad como Encantado de matarte o Striptease, esta última junto a la actriz Demi Moore.

Sin embargo, en 1997, la oportunidad de un regreso brillante llegó de la mano del director Paul Thomas Anderson, que lo convenció para interpretar al productor de porno Jack Horner en Boogie Nights, papel que le consiguió su única nominación a los Oscar.

A pesar del éxito, Boggie Nights no supuso un trampolín para que Reynolds volviese a estar en lo más alto, pero el actor siguió trabajando. Apareció junto a Tom Berenger y Rod Steiger en Tramposos en Hollywood, fue el narrador de la serie de documentales History Vs Hollywood, participó en un episodio de Expediente X, e incluso puso voz en el videojuego Grand Theft Auto: Vice City.

Su último proyecto era la esperada película de Quentin Tarantino Once Upon a Time in Hollywood. Hace unas horas fuentes de la producción anunciaron a The Hollywood Reporter que Burt Reynolds tenía previsto empezar a grabar sus escenas en un par de semanas.

Parece que no habrá gran final para Reynolds y nos tendremos que conformar con las películas de un actor que raramente era bueno, pero que volcaba todo su encanto en esa sonrisa oculta tras un bigote.

También te puede interesar

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.