Crítica de ‘El mundo es suyo’: Creando universos al lado del Guadalquivir

Las críticas de Pablo Cózar: El mundo es suyo

En 1994 Kevin Smith estrenó Clerks, y marcó un antes y un después en el mundo de la comedia independiente. Cuando un año después hizo lo propio con Mallrats, su segunda cinta, la recepción de crítica y público fue dispar, pero acabó convirtiéndose en una obra de culto. No sabemos qué deparará la carrera de Alfonso Sánchez, pero hay similitudes entre ambos: por un lado esa idea de crear un mundo plagado de personajes propios, que en el caso del director sevillano se remonta a su trilogía de personajes que debutaron en Youtube a finales de la década pasada, y por otro el que contar con más presupuesto no obliga a agudizar el ingenio. El mundo es suyo es una buena noticia para la comedia nacional, y una mejor noticia aún para el cine andaluz, pero tiene la difícil tarea de vivir a la sombra que proyecta una genialidad como El mundo es nuestro.

La dirección vuelve a correr a cargo del propio Alfonso Sánchez, a quien no se le puede poner ningún pero en este apartado, puesto que es capaz de llevar de manera solvente tanto las escenas de enredo, como aquellas que que podrían considerarse de acción, como las persecuciones en coche. De lo que no se encarga del todo en esta ocasión es del guión, puesto que comparte créditos con Ana Graciani y Sergio Rubio, ambos con bastante experiencia en el mundo de la ficción televisiva. En este apartado se echa de menos más acidez; algo más de ese humor corrosivo y certero que se sustenta no sólo en los protagonistas, sino en unos secundarios que ayudan a crear un mundo propio. Eso en El mundo es suyo se ha perdido un poco. Sigue habiendo mala leche, sigue habiendo golpes de humor inteligente y sigue viéndose el trabajo y el cariño detrás de Rafi y Fali, los “compadres”, pero falta esa vuelta de tuerca que la haga única.

El dúo del propio Alfonso Sánchez, junto con su amigo Alberto López, lleva años demostrando que los personajes de Rafi y Fali son suyos, y que el perfil de pijo sevillano lo tienen más que dominado, pero limitarse a esa faceta en ambos no sería justo. Dentro del propio universo de Mundo Ficción, su productora, cuentan con personajes tan potentes y distintos a los de esta cinta como El Culebra y El Cabeza. Tampoco podemos olvidar el papel de ambos en películas policíacas como Grupo 7. De entre los secundarios cabe destacar sobre todo la presencia de personajes que ya aparecían en El mundo es nuestro y que ayudan a cimentar la idea de universo compartido. Entre ellos sobresale Mari Paz Sáyago (Allí abajo) que vuelve a ponerse en la piel de una peculiar reportera. De los nuevos fichajes llama la atención Mar Saura (El Ministerio del Tiempo), quien parece haber mejorado sus dotes interpretativas desde que apareciese en la serie de RTVE y, por extraño que parezca viniendo del jerezano que aquí suscribe, destaca también la participación de dos clásicos del carnaval de Cádiz como son El Selu y El Love.

El hecho de que la primera película de Mundo Ficción se haya convertido en una obra de culto, hace complicado juzgar El mundo es suyo por sí misma, puesto que la comparación es inevitable, pero pese a todo aprueba con nota. Es una cinta más accesible, con personajes más populares y que, pese a tener escarceos con el humor facilón, sigue siendo más destacable que cualquier otra comedia española que se haya estrenado en los últimos años.

Es alentador como se llega de hacer ficción digital, pasando por financiar una película mediante micromecenazgo, a lograr una producción de estudio que invade las marquesinas de autobuses. Y, aunque eso no es garantía de éxito, sí que anima a ver hasta dónde puede llegar el potencial de algunos creadores. Habrá que ver si esta segunda película está a la altura del éxito de la primera, y seguir el recorrido y la carrera de Sánchez,  pero sólo por conseguir crear su propio universo merece la pena ver El mundo es suyo. Quien sabe si habrá una tercera entrega, con algunos de sus otros personajes, pero espero poder tener algún día una trilogía de Sevilla al lado de la trilogía de Jersey.


Qué te ha parecido la película:

Crítica de ‘El mundo es suyo’: Creando universos al lado del Guadalquivir
Sin puntuación

8

Puntuación

8.0/10

También te puede interesar

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.