Evento de presentación de la serie ‘Rise’

Con motivo del estreno hoy, 14 de marzo, del drama musical Rise en Movistar Series, ayer se celebró en el Teatro Alcalá de Madrid la presentación a la prensa del primer episodio de la serie unas horas antes de su estreno en Estados Unidos. El evento contó con la presencia de Fernando Jerez, director del canal #0 y los contenidos premium de Movistar+, y los periodistas Álvaro Onieva, Alberto Rey, Marina Such e Isabel Samaniego.

Rise es una de las apuestas de la plataforma de pago para sus cuatro millones de abonados en este año, junto con Riverdale, El joven Sheldon, Mr. Robot o la nueva etapa de Fama, a bailar. Ampliando así su oferta para incluir todo tipo de géneros y llegar a públicos muy diferentes.

La serie se estrenará directamente en dual y sólo un día después de su estreno en Estados Unidos (los episodios estarán disponibles bajo demanda cada semana, después de su emisión), está producida por NCB Universal y creada por Jason Katims (guionista y productor ejecutivo de series dramáticas como Friday night lights y Parenthood) y Jeffrey Seller (productor del musical “Hamilton”, el mayor fenómeno de la historia de Broadway).

Rise está protagonizada por Josh Radnor (al que sufrimos en la interminable Cómo conocí a vuestra madre), quien vuelve a interpretar a un profesor con crisis de mediana edad y que busca realizarse personalmente haciéndose cargo del mediocre departamento de teatro de una escuela, intentando motivar a los profesores, los estudiantes y a toda la comunidad.

El primer episodio de Rise vive bajo la sombra de la maldita Glee (maldita por el devenir de sus protagonistas, no por que la serie estuviera maldita, que también), aunque con la estética de Friday night lights. Desde el primer plano del hastiado profesor en su coche camino del instituto tenemos claro que el estilo visual no es el de una telecomedia, el drama sobre la producción del controvertido musical “Spring awakening” será el hilo conductor de toda la temporada, y los problemas de profesores, alumnos y sus respectivas familias nos van a tener al límite de la lágrima en cada episodio.

El capítulo no se deja nada en el tintero, aprovecha su duración al máximo ofreciendo al espectador toda la información posible, exponiendo características de cada uno de los personajes en mitad de la puesta en marcha del musical, el cual rompe con las reglas establecidas en el instituto, algo que da a entender que provocará futuros enfrentamientos y hará avanzar las tramas y las personalidades de los protagonistas. Un clásico de los dramas de instituto americanos.

Entre los personajes no falta de nada: el hijo mayor del profesor protagonista tiene problemas con el alcohol, hay un alumno huérfano, una chica con miedos e inseguridades y una potente voz, enamorada del mejor jugador del equipo de fútbol (quien, sorprendentemente, también es buen cantante) y cuya madre mantiene un romance con un hombre casadoun alumno gay (que se niega a asumirlo, hijo de un matrimonio fervientemente católico y con una hermana con Síndrome de Down), la típica chica guapa y popular que siempre ha destacado por su talento y que ahora se ve relegada a un segundo plano (y cuyo infiel padre es el entrenador del equipo de fútbol), un (poco dramático, de momento) chico transexual y una profesora despechada (Rosie Perez), quien pone un poco de orden y sensatez en semejante batiburrillo de personajes e historia entrecruzadas.

A Rise le queda mucho trabajo por delante para demostrar su entereza y su personalidad propia, abandonando situaciones manidas y lugares comunes, pero por suerte tiene diez episodios para demostrarlo. Esta noche se estrena el primer capítulo en Movistar Series (dial 11) a las 22:30h.

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *