Crítica de ‘Siete hermanas’: Un futuro distópico cada vez más real

Crítica de ‘Siete hermanas’: Un futuro distópico cada vez más real
Sin puntuación

Las críticas de David Pérez “Davicine”: Siete hermanas

Hablar de Tommy Wirkola es hablar de un tipo de cine no apto para todos los públicos. Quienes conozcan al director por su nombre, seguro que han visto las dos películas de Zombis Nazis, y a quienes tan sólo les suene está claro que será por Hansel y Gretel: Cazadores de brujas. Pero sea por uno u otro motivo, todos coincidirán en que no es un cine 100% comercial, y que va destinado a un público concreto.

Con esos precedentes, puede que al hablar de Siete hermanas (What Happened to Monday?) algunos no crean que pueda encajar en su perfil de películas que ven ocasionalmente, pero hay que dejar atrás todos los prejuicios, pues Siete hermanas es su film más abierto a cualquier espectador y, tras su paso por el Festival de Sitges, llega ahora de forma oficial a España con un claro mensaje: Hay que hacer algo para cambiar nuestro futuro. La película se sitúa en un futuro cercano en el que las catastróficas condiciones climáticas, la superpoblación y los escasos recursos han llevado al gobierno a implantar la política “Cada familia: un solo hijo” para evitar que los recursos del mundo se extingan tan rápidamente, y bien podría tratarse de una película basada en hechos reales realizada dentro de 100 años.

En el año 2073, la superpoblación y la hambruna han obligado al gobierno a imponer un plan familiar muy estricto dirigido por la feroz Nicolette Cayman. En este futuro distópico siete hermanas gemelas han logrado sobrevivir escondiéndose bajo una única identidad: Karen Settman. Criadas por su abuelo materno, sólo pueden salir el día de la semana que lleve su nombre. De este modo, Lunes, Martes, Miércoles, Jueves, Viernes, Sábado y Domingo llevan una vida clandestina. Pero un día Lunes desaparece sin dejar rastro. Las otras hermanas intentarán encontrarla.

La actriz sueca Noomi Rapace (Millennium: los hombres que no amaban a las mujeres, Prometheus) encarna a los siete personajes protagonistas de la película, las siete gemelas que se ocultan bajo la misma identidad: Karen Settman. El reparto se completa con Glenn Close (Atracción fatal, 101 dálmatas) como Nicolette Cayman, representante del gobierno, y Willem Dafoe (Florida Project, Gran Hotel Budapest) como Terrence Settman, el abuelo de las siete gemelas. Que hay más actores no lo discutimos, pero que tengan tanta relevancia y presencia en pantalla es difícil, sobre todo en el caso de Rapace, quien nos sorprende dando vida a siete personajes, que a pesar de sus similitudes a nivel físico, cada uno tiene una forma de entender el mundo, una interpretación de la vida que llevan, y una manera de afrontar los problemas, por lo que el trabajo interpretativo de Rapace es sobresaliente para que en todo momento sepamos distinguir cuál de las hermanas está en pantalla. Si los Oscar no estuvieran tan orientados al drama, Noomi Rapace se merecería al menos estar nominada, y no sólo por un papel en una película, es que podríamos decir que tuvo que rodar siete películas y transformarse en cada una en un personaje al que dar su propia personalidad.

Glenn Close, en el papel de “malvada” representante del gobierno, parece que se ha inspirado en Angela Merkel, tanto en look como en mentalidad, siendo una mujer con unos ideales muy marcados, capaz de hacer todo lo que esté en su mano por el bienestar del futuro del mundo… y de si misma. Por su parte, Willem Dafoe nos está acostumbrando a buenas interpretaciones de papeles secundarios, y aquí de nuevo está más que correcto, aunque no tiene demasiadas ocasiones de dar todo lo que lleva dentro.

El trabajo de Rapace no saldría tan bien parado si tanto Wirkola como el director de fotografía y los montadores no hubieran logrado un trabajo excelente para unir en pantalla a la actriz en sus siete papeles. A pesar de estar en el futuro, la película nos lleva a una época donde no se necesita tanto alarde visual de efectos especiales, pues han optado por un futuro más apagado y sin neones, donde no hay cabida para los grandes rascacielos creados por ordenador, de ahí que el trabajo de efectos especiales recaiga sobre todo en lograr la presencia convincente de los siete personajes de Rapace -que no es poco-, y la creación de algunas salas y complementos que usan los personajes, como los ordenadores, tabletas o móviles, todos ellos “de última generación” y que pasan casi desapercibidos gracias a ser reales y no demasiado fantasiosos. Estamos en un futuro cercano, lo que implica que cualquier cosa que pueda aparecer en pantalla ya se estará trabajando en ella en este momento, así que lo que vemos realmente son sólo los inventos actuales perfeccionados.

A nivel sonoro, el compositor Christian Wibe, que trabajó con Wirkola en las películas de Zombis Nazis, ha creado una ambientación musical emotiva que aporta a cada escena sin ser abrumadora, y nos acompaña tanto en las partes dramáticas como en las persecuciones, reforzando lo que vemos en la pantalla.

Siete hermanas es una auténtica delicia de película de serie B con una ambientación y unas escenas de acción a la altura de cualquier Blockbuster veraniego, con una puesta en escena clara y divertida. Cuando un director con un estilo tan propio se rodea de estrellas de la talla de Rapace, Close o Dafoe, y tiene libertad para dar forma a un guión tan profundo, consigue como resultado una mezcla de desazón por lo que nos depara nuestro futuro, pero también diversión a partes iguales, repartidas entre la trepidante acción y los diálogos entre las hermanas. El principal atractivo de Siete hermanas es ver a Rapace haciendo malabarismos para tener siete personalidades diferentes, pero además Tommy Wirkola ha logrado crear una película emotiva con impactantes escenas de acción y persecuciones adrenalíticas, todo dentro de una historia futurista que nos hace darnos cuenta de hacia donde nos dirigimos si no hacemos nada para cambiar el mundo desde ahora mismo. Un combo de estilos perfecto para cualquier cinéfilo que se precie.

7

Puntuación

7.0/10

También te puede interesar

David Pérez

Informático de profesión, cinéfilo de afición. Bloguero, tuitero y todo lo que me permita comunicarme. En mis ratos libres escribo en esta web, y me dejo ver en RTVCyL. Twitter e IG: @davicine79.

Un comentario sobre “Crítica de ‘Siete hermanas’: Un futuro distópico cada vez más real

  • el 12 marzo, 2018 a las 13:27
    Permalink

    En un principio la película me parecía un poco anacrónica, pero luego se volvió interesante, con una Noomi Rapace sensacional. Buena película de ciencia ficción y bien dirigida.

    Respuesta

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.