62 SEMINCI. Sección Oficial (Cortometrajes): Crítica de Wave: Sobre la comunicación y sus trolls

Las críticas de José F. Pérez Pertejo en la 62 SEMINCI: 
Wave
 

Excelente cortometraje de los irlandeses Benjamin Cleary y TJ O´Grady Peyton para abrir la sección oficial de cortometrajes a concurso. Wave cuenta la historia de un hombre que tras un grave accidente permanece en coma varios años hasta que un día despierta con todas sus funciones vitales en absoluta normalidad salvo el lenguaje; ha olvidado completamente su lengua materna (el inglés) pero habla perfectamente un idioma completamente estructurado en cuanto a vocabulario y construcción gramatical pero desconocido por todos los lingüistas del mundo que no consiguen comprenderlo ni emparentarlo con ninguna de las miles de lenguas existentes en el mundo.

A partir de esta premisa de nula justificación médica (ni falta que le hace), los directores irlandeses desarrollan una interesante tesis acerca de dos temas igualmente importantes; por un lado el problema de la incomunicación a la que se ve sometida el protagonista al no encontrar a nadie con quien pueda entenderse y por otro la crueldad que se genera en las redes sociales cuando un montón de trolls, cobardemente ocultos bajo el paraguas del anonimato, se dedican a burlarse de este hombre desde el momento en que decide subir un vídeo a internet con el objeto de encontrar a alguien que entienda sus palabras. El vídeo en cuestión es recibido con crueles burlas, insultos, parodias y ridiculizaciones en forma de emoticonos insultantes, memes obscenas y demás porquerías que habitan en el lado oscuro de las redes.

A pesar de tratarse de un cortometraje que no será fácil de ver fuera del circuito de los festivales cinematográficos no voy a destripar más del argumento pero ocurren las suficientes cosas y están lo suficientemente bien contadas como para que su visionado sea de los que luego da vueltas en la cabeza días después de haberlo visto.

Conseguir en catorce minutos desarrollar una historia coherente, que mueva a reflexionar sobre dos temas de incuestionable importancia y que al mismo tiempo consiga entretener, enternecer y divertir al público es más de lo que consiguen la mayoría de los cortometrajes y algún que otro largometraje de cuyo nombre no quiero acordarme.

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: