Daniel Day-Lewis: Adios al actor definitivo

Daniel Day-Lewis no volverá a trabajar como actor. Está inmensamente agradecido a todos sus colaboradores y al público por todos estos años. Es una decisión privada y ni él ni su representante van a hacer ningún comentario más sobre este asunto.

Con este comunicado, tan firme, es como se ha dado la triste noticia de la salida del cine de uno de los actores más grandes que hayan pisado un plató. Tal y como dice el comunicado, es una decisión privada del mismo Day-Lewis (de 60 años de edad) y, por parte nuestra, no vamos a intentar indagar cual es el motivo de su salida del séptimo arte. 

Creemos que el mejor homenaje que podemos hacer es recordar los mejores papeles que hizo Daniel Day-Lewis a lo largo de su extensa carrera. Interpretaciones por las que se dio a conocer, se estableció como actor y profesional del cine y por las que ganó más de un premio, incluido, como no, el Oscar.

Hay actores que luchan toda su carrera por hacer cualquier papel y estar hasta en la sopa, y, de esta manera, ser reconocidos y tener la oportunidad de interpretar el papel por el que se les considerará. Daniel Day-Lewis no es uno de estos actores, pues su filmografía no incluye más de 30 trabajos en sus casi cuarenta y cinco años de carrera. 

Todo comenzó con Ghandi. Aquí interpretó de manera fugaz a un personaje secundario que insultaba a Ghandi cuando éste paseaba por la calle. A pesar de no tener mas de dos líneas su texto, Day-Lewis ya llenaba con su presencia el plano que protagonizaba. Este papel le dio alas para su siguiente trabajo.

Daniel Day-Lewis 1

En Motín a bordo pasó de ser un extra más a un secundario que se codeaba con los protagonistas y les daba pie a sus líneas como hizo con Sir Anthony Hopkins. En esta película ya empezó a codearse con actores de renombre como Mel Gibson, Liam Neeson y Lawrence Oliver. Quizá por la naturalidad con la que interactuaba con ellos hizo que consiguiera su primer papel como co-protagonista en Mi hermosa lavandería, un film que retrataba los conflictos raciales y la homofobia en una Inglaterra dominada por la dama de hierro.

Daniel Day-Lewis 2

Pasan los años y el actor sigue luciendo su interpretación rodeado de grandes estrellas como Maggie Smith, Judi Dench, o Julian Sands en Una habitación con vistas. Este papel, en el que interpreta a un hombre refinado de Inglaterra del siglo XIX, le valió para su primer reconocimiento con una nominación al mejor actor secundario de los Premios del Círculo de Críticos de Cine Nueva York.

Después de 15 años de interpretación, le llega su gran oportunidad en 1989 con el papel que le hizo el actor reconocido por el que se le conoce hoy. Mi pie izquierdo consolidó al actor y le reconocieron su esfuerzo para interpretar a un malogrado Christy Brown, pintor y escritor irlandés. Esta interpretación le valió su primera estatuilla y se alzaba como uno de los mejores actores que había dado el mundo del espectáculo.

Daniel Day-Lewis 3

La friolera de tres años tardó el actor en aceptar su siguiente papel. Efectivamente Daniel Day-Lewis tenía la capacidad de elección de sus papeles tras haber ganado un premio Oscar por una cinta independiente y su espera no se hizo en balde, pues el actor decidió protagonizar la reconocida cinta de Michael Mann El último mohicano. Sería un año más tarde cuando protagonizaría La edad de la inocencia, una de las cintas más poéticas de Martin Scorsese, a lo que le siguió En el nombre del padre, un film en el que interpretó de manera espectacular a Gerry Conlon, un supuesto terrorista del IRA que luchó contra la justicia de Irlanda para limpiar su nombre y el de su familia.

En 2002 se vuelve a reunir con Martin Scorsese, esta vez para volver al género por el que es tan conocido el director. Con Gangs of New York, descubrimos al actor como uno de los villanos más atroces del cine y su interpretación eclipsa a la de Leonardo DiCaprio en todos los aspectos. 

Daniel Day-Lewis 4

Pozos de ambición le hizo merecedor de otra estatuilla como mejor actor principal. Esta fue su primera colaboración con Paul Thomas Anderson. En 2012 interpretó a uno de los presidentes más importantes de Estados Unidos en una superproducción de Steven Spielberg lleno de viejas glorias y estrellas emergentes. Por su papel de Abraham Lincoln en Lincoln se llevó su tercer y último premio Oscar, de momento, como mejor actor principal. Y decimos de momento, ya que podremos disfrutar una última vez de Daniel Day-Lewis en Phantom Thread, la segunda colaboración del actor con Paul Thomas Anderson y que tendrá su estreno el 25 de Diciembre de este año.

También te puede interesar

Deja un comentario