Hedi

Hay personas que no deciden nunca lo que sucede con su vida, en algunos casos es por falta de libertad para hacerlo (y eso es harina de otro costal) pero en otros no es más que por falta de personalidad, por miedo a defraudar las expectativas que otros han puesto sobre uno o a hacer algo que sea juzgado como impropio o inadecuado. Suelen ser personas a las que la opinión de los demás les condiciona de tal manera que acaban convirtiéndose en seres pusilánimes que prefieren que les den todo decidido. 

Este es el caso de nuestro protagonista Hedi (Majd Mastoura), un joven tunecino que vive en Kairuán donde trabaja como delegado de ventas de automóviles para Peugeot y al que en el plazo de unos días, su jefe decide inopinadamente trasladarle a la ciudad costera de Mahdia y su madre organizarle una boda con una (guapa y bien relacionada) chica que no significa nada para él. 
 
Crítica completa aquí.
 

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
A %d blogueros les gusta esto: