La tortuga roja

Es difícil, cuando acaba de empezar el año, poder decir que estoy ante la mejor película que llegará a las salas de cine españolas este recién inaugurado 2017, pero no solo me aventuro a decirlo, sino que lo afirmo. La Tortuga Roja es una obra maestra atemporal y global, que no necesita de diálogos para emocionarnos hasta el punto de dejarnos sin palabras, y que una vez vista tenemos que cerrar los ojos para recuperar el aliento perdido durante su metraje.

Nadie duda de la calidad de Studio Ghibli, y si se embarcaron en su primera producción fuera de Japón sería por algo, pues no iban a arriesgarse a perder el renombre que han conseguido tras años de grandes películas repletas de fotogramas para la historia. El animador holandés Michael Dudok de Wit, galardonado con un Oscar y un BAFTA al mejor cortometraje de animación por Father and Daugter, es el responsable de conseguir este hito, y está claro que no se equivocaron con él, logrando mantener la esencia en estado puro del estudio japonés, e ir un paso más allá en el concepto de minimalismo y belleza visual.

Crítica completa aquí.

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
A %d blogueros les gusta esto: