Las peores películas del 2016 (para No es cine todo lo que reluce)

Otro ciclo solar que termina, otra anualidad humana que acaba y otra nueva lista de películas que representan lo peor del séptimo arte. Con este artículo, los colaboradores de No es cine todo lo que reluce recopilamos lo más desastroso y bochornoso del año 2016 (aunque sin sistema de puntos, porque todas estarían en negativo), donde la industria cinematográfica ha derrochado más dinero, ha obtenido menos beneficios y nos ha hecho perder más tiempo. ¡Disfrútenla!

Lo peor del 2016 para Óscar M.

  1. Batman v Superman: El amanecer de la justicia
    La secuela de El hombre de acero incluyó a Batman. Y a un montón de nuevos personajes. La propuesta de Warner por saturar al espectador con muchos actores y ofrecer una historia cogida con pinzas funcionó a la perfección en la taquilla. A pesar de la recaudación millonaria, Batman v Superman es una película que va perdiendo solidez según comienzan los títulos de crédito y el espectador comienza a cuestionarse las motivaciones de los personajes. Compartiendo argumento con Capitán América: Civil war sobre las implicaciones morales y los daños colaterales de los superhéroes, la versión de DC sale perdiendo y mucha culpa de ello tiene el aborrecible Jesse Eisenberg y su deficiente interpretación del personaje de Lex Luthor.

  2. Ben-hur (2016)
    Partiendo de la base de que esta nueva versión lo tenía todo en contra para ser un fracaso, el poco interés por el rigor o construir una película medianamente decente, convierten a Ben-Hur (2016) (así, con ese descarado título, y sin ponerse ni colorados) en un auténtico desastre. Morgan Freeman caracterizado como Whoopi Goldberg narra (literalmente) una historia donde el guionista ha resumido donde le ha venido en gana, recortado todo lo que no le gustaba y rematado con escenas clásicas de la biblia y un final tan edulcorado, redentor (¡y mágico! al villano le vuelve a crecer la pierna amputada) que da diabetes. Súmenle unas interpretaciones aburridas y unos vergonzosos efectos digitales. Es mejor echarse una siesta.

  3. Dioses de Egipto
    La última dirección de Alex Proyas compite contra Ben-Hur (2016) y El cazador y la reina del hielo por ser la peor película del año. Dirección de actores más que cuestionable y ausente, una historia demasiado simple (y, al mismo tiempo, pretenciosa) y unos vergonzosos efectos especiales son sus principales armas. La película parece a medio terminar en la mayoría de escenas de batalla digitales y da vergüenza ajena ver a los actores no hacer el mínimo esfuerzo por demostrar interés. Un completa pérdida de tiempo y dinero.

  4. Election: la noche de las bestias
    Otra secuela de The purge que no debería ni haberse estrenado en salas cinematográficas como la anterior. La versión afroamericana de La purga anual (parece que el director y también guionista está decidido a representar a todas las etnias americanas) está hecha con prisas y se nota. Un guión lleno de vacíos argumentales, repeticiones, insultos y previsibles personajes sin motivación ni sentido. Esperemos que los productores decidan trabajar más el guión de la cuarta entrega.

  5. Independence day: Contraataque
    Emmerich no sabe aprovechar su propio (y regalado) éxito en una secuela que aburre a las plantas. Repite casi con exactitud el mismo guión, pero eliminando toda la pretenciosidad, la comedia o las escenas míticas que los seguidores más valoraban de Independence day. Los impersonales (e intercambiables) efectos digitales no ayudan a una aburrida historia, repleta de actores sin apenas interacción entre ellos, diálogos para niños y un abuso interminable de clichés del cine de catástrofes.

  6. Malditos vecinos 2
    El mejor ejemplo de cómo autodestruir una saga. Los artífices de Malditos vecinos no sabían cómo continuar la historia en la secuela y decidieron hacer una versión protagonizada por mujeres que fuera aburrida e incoherente. La recuperación de los mejores personajes de la entrega anterior está muy desaprovechada (la presencia de Rose Byrne o Dave Franco es casi anecdótica), los nuevos son demasiado planos, los chistes no son graciosos y se limitan a “defender” la igualdad de sexos a base de “las mujeres somos peores”. Un verdadera oportunidad desaprovechada. Tanto, que no hubo ni pase para la prensa en España.

  7. Money monster
    Este es el caso de la opción opuesta a Un espía y medio. La cuarta película como directora de Jodie Foster se toma a sí misma tan poco en serio que no puede pretender que el espectador lo haga. Demasiado enfocada a la comedia en su primera parte, Money monster desaprovecha a Clooney y Roberts en beneficio de Jack O’Connell. El intento de llevar el estilo de la serie 24 a la gran pantalla fracasa por la escasa superposición de acontecimientos, los constantes cambios de escenario, los personajes que desaparecen sin explicación, una jerga demasiado complicada y un final excesivamente dramático para un inicio tan cómico.

  8. La bruja
    Otro ejemplo de una cinta que no debería haber llegado a salas. La bruja intenta sorprender al espectador desde el punto de vista del terror psicológico y sólo consigue estupefacción e incomprensión. Escenas inconexas, poco explicativas y demasiado tediosas en la primera mitad hacen que el espectador desee sobresaltos y terroríficos sustos que nunca llegan a producirse. Como representación cinematográfica de la vida hogareña colonial del siglo XVII es fiel, pero el final desmonta la escasa ambientación de terror psicológico que se haya podido crear y dan ganas de ponerle al director El exorcista en bucle, para que sepa lo que es el cine de terror.

  9. La quinta ola
    Hola niñas y niños. Adolescentes todos. Hoy vamos a explicar qué es lo que pasaría si hubiera una invasión extraterrestre. No os preocupéis si os perdéis algo de la historia por estar mirando en vuestros dispositivos móviles “feisbu”, “tuister”, “insta” o cualquier red “antisocial”, os lo vamos a repetir todo (varias veces) para que os quede clarito. Aquí no falta de nada: reforzamiento de la familia y la amistad, superación personal, cambios de bando, un triángulo amoroso y un poco de filosofía. También tenemos torsos masculinos desnudos y la obligatoria escena de sexo. Un completo.

  10. La saga Divergente: Leal
    La saga Divergente ha ido de mal a (mucho) peor. Esta tercera parte aburre a las butacas vacías de las salas de cine. Leal se limita a repetir el mismo argumento de las dos películas anteriores con diferentes actores interpretando a los mismos personajes. Un derroche de efectos especiales para una historia tan estancada como encasillada está su protagonista. Es como ver en bucle la primera película ¡por tercera vez!. El guionista ha intentado eliminar de nuestras mentes los acontecimientos previos con la trama de un gas que borra la memoria y sólo ha conseguido que queramos que lo metan a él en la cámara de gas. Que alguien le quite cualquier medio de escritura de sus manos, por favor.

  11. Las crónicas de Blancanieves: El cazador y la reina del hielo
    Una precuela que no sabe de dónde viene. Una secuela que no sabe dónde va. Una película sin pies, ni cabeza, ni coherencia. El éxito de Blancanieves y la leyenda del cazador fue propiciado por los devaneos amorosos de su protagonista y su director más que por su calidad cinematográfica. El estudio quiso sacar tajada y estrenó una nueva entrega de la saga que se basa principalmente en los efectos visuales hechos por ordenador e interpretaciones sin mucho esfuerzo. Trabajar en el guión se lo reservan para la tercera parte.

  12. Un espía y medio
    Una comedia sin gracia alguna. El director de Somos los Miller y Cuestión de pelotas resbala en su intento de hacer mofa de la superación del acoso escolar, como ya le había pasado antes a The D train. Interpretaciones planas y sin dirección para una historia sin rumbo, llena de situaciones absurdas, muchos personajes, giros de guión presuntuosos y previsibles, y una trama detectivesca que aburre al espectador. Ni las tomas falsas son divertidas.

Se quedan fuera de este listado (pero han estado a punto) por diferentes motivos: Alicia a través del espejo (porque es el mismo ejemplo de Leal y El cazador y la reina del hielo, está hecha con prisas para sacar dinero al espectador y con un guión inexistente), Exorcismo en el Vaticano (la acción ni siquiera se sitúa en el Vaticano, así que partiendo de esa base, tenemos una versión barata, aburrida y simplona de El exorcista, y sin nada de terror), El bosque de los suicidios (otra anodina cinta de terror japonés rodada por americanos que se pierde entre las páginas de un guión lleno de flecos sueltos y sustos previsibles) o La leyenda de Tarzán.


Lo peor del 2016 para José F. Pérez Pertejo

Elegir lo peor del año es siempre un ejercicio caprichoso en el que sacar a relucir la mala leche y las fobias personales, la película que más me ha sacado de quicio es la pretenciosidad superlativa de The Duke of Burgundy de Peter Strickland con la que tuve ideación suicida. Las dos de DC Comics me han parecido infames, peor si cabe el pastiche de Batman y Superman que la de Escuadrón suicida que al menos empieza entretenida. Lo de Cazafantasmas no tiene nombre. La leyenda de Tarzán es infumable. De la peli de Trueba ya hablé hace poco en la crítica, no hay por dónde cogerla. Se quedan muchas fuera, pero estas han sido, en mi subjetivísima opinión, las peores de 2016. 

  1. The Duke of Burgundy (Peter Strickland)
  2. Batman v Superman (El amanecer de la justicia) (Zack Snyder)
  3. La leyenda de Tarzán (David Yates)
  4. Cazafantasmas (Paul Feig)
  5. Alicia a través del espejo (James Bobin)
  6. Cantinflas (Sebastián del Amo)
  7. La reina de España (Fernando Trueba)
  8. Zipi y Zape y la isla del Capitán (Oskar Santos)
  9. Escuadrón suicida (David Ayer)
  10. La verdad duele (Peter Landesman)

 Lo peor del 2016 para Fernando Quintero

Voy a ser franco y no me voy a morder la lengua con esta lista. De todas las de superhéroes (Batman, Escuadrón suicida…) sólo se salva Deadpool.

  1. Batman v Superman
    Fue de lo más esperado sólo para ver a Ben Affleck arruinando un papel mientras Henry Cavill se volvía a lucir, pero fue al revés la historia. El guión absurdo. -“Te quiero matar porque has matado a muchos amigos míos”. -“Pero mi madre se llama Martha”. -“Hala, igual que la mía, seamos amigos”. (El público se levanta y se va de la sala).

  2. X-men: Apocalipsis
    El final de una trilogía que esperaba mucho tras ver la escena post-créditos de su antecesora. Me han faltado muchos elementos, referencias y personajes.

  3. Escuadrón suicida
    Era la vuelta del Joker (nunca he sabido si escribir “del Joker” o “de El Joker”, porque ponerle un artículo antes de un nombre propio es muy andaluz y gramaticalmente no se puede). Escuadrón suicida es Will Smith y Margot Robbie y el resto, con una historia de mala de narices. Prometí después de esta película que no vería una película más de Marvel ni DC Comics hasta el estreno de Spiderman: Homecoming, por eso no está en esta lista Doctor Extraño.

  4. Mascotas
    La verdad que esta película la vi porque soy un niño chico. Disfruto con todo lo que sea de animación y esté enfocada para los mas peques de la casa, pero me pareció extenuaste esta película. Se pudo vender muy bien con el inicio de que hacen las mascotas cuando sus amos se van fuera de casa, pero me pareció un Bolt 2.

  5. Independence Day
    No Will Smith, no party.

  6. La fiesta de las salchichas
    Es lo peor de lo peor del año. Qué película más absurda, inútil e incoherente. Me gusta la comedia de Seth Rogen y Evan Goldberg, pero creo que esta película fue una decisión que tomaron mientras fumaban a modo de apuesta: “Te apuesto lo que quieras que vendemos una película de animación para mayores de 18 y nos dan todo el dinero que queramos pedir”.

  7. Cazafantasmas
    A muchos les ha gustado, yo la vi en una sesión maratoniana después de La fiesta de las salchichas. Interpretaciones horrendas, CGI decente pero abusivo, guión absurdo. Hubiera preferido volver a ver Los cazafantasmas 2.

  8. Ahora me ves 2
    La vi por Daniel Radcliffe. Me parece un actor que va a ir a más los próximos años, pero en su conjunto me parece una basura con tanto cambio de actores, giros de guión que hacían que la primera película fuera inservible. Vamos, que no.

  9. Nunca apagues la luz
    La vendían como la película de terror del año, incluso en los tráilers y anuncios de televisión acojonaba, pero al verla (a oscuras) he sentido aburrimiento y hastío.

  10. El infierno verde
    Vaya estafa de Eli Roth. Un hombre que tiene el poder de parte de todas las productoras del mundo de enseñar hasta como se quita un eccema del ojo y nos presenta esta basura. Muy defraudado con el director estos últimos años.

  11. Juegos de armas
    El tráiler de la película llamaba la atención y solo me hizo falta uno para decantarme por ver el nuevo trabajo de Todd Phillips. Es El señor de la guerra para niños.


Finalmente, aquí podéis leer las que fueron (en mi opinión) las peores películas de 2012, 20132014 y 2015. No perdáis vuestro tiempo y vuestro dinero con estas películas. ¡¡¡Feliz año nuevo 2017!!!

También te puede interesar

2 comentarios sobre “Las peores películas del 2016 (para No es cine todo lo que reluce)

  • el 1 enero, 2017 a las 1:01 am
    Permalink

    explicaciones más estupidas no pudieron haber dado, caray más pérdida de tiempo fue leer esta estupidez que ir a ver cualquiera de esas películas, pero con la que si terminaron de joder fue con The Witch, deberían estudiar algo de cine para que sepan cómo se crean atmósferas y planos, y si de plano alguno de ustedes si estudio vayan con su profesor para que los repruebe y rompan sus diplomas que ni los merecen, y como dicen mejor no sigo perdiendo mi tiempo

    Respuesta
    • el 1 enero, 2017 a las 12:15 pm
      Permalink

      Pues la verdad es que para gustos hay colores, y nos ha chocado mucho que un colaborador ponga La bruja en lo peor del año, cuando otro la ha puesto en lo mejor (https://noescinetodoloquereluce.com/2016/12/las-12-mejores-peliculas-del-2016.html), pues, para Fernando, con esta película se ha demostrado que se puede hacer una cinta de terror con muy poco, una cabaña en el bosque, una idea de que ronda una bruja y un final épico digno de otras del género de los ochenta.

      La idea de hacer lo mejor del año con un sistema de votaciones en el blog, de tal forma que la suma de lo mejor de cada uno de la lista oficial, es mejor que las individuales solo pues hay menos consenso y es más la opinión de personal de cada uno, aunque se respeta. Lamentamos te haya parecido una perdida de tiempo, pero agradecemos tu comentario, que para eso está esta sección para comentar y debatir.

      Feliz Año!!

      Respuesta

Deja un comentario