Crítica de ‘Poltergeist’: Correcta actualización no apta para melancólicos

Las críticas de Óscar M.: Poltergeist
Intentando descubrir cuáles son los pasos a seguir para conseguir un buen remake o cómo rehacer una película y no perder dinero en la taquilla, llega a las carteleras Poltergeist, actualización más moderna para las nuevas generaciones de una película de apenas treinta años.
Los años ochenta no dejan de revisitarnos una y otra vez, y volver a ver Poltergeist (Fenómenos extraños) (la película original de 1982) nos lleva de vuelta a una sociedad fagocitada por planes urbanísticos y un intento de volver a la década de los cincuenta, cuando comenzó el éxito por los barrios residenciales alejados de las grandes ciudades.

El ser humano tiende cíclicamente a repetir los mismos errores (y aciertos, por aquello del ensayo y el error), por lo que enfrentarse a Poltergeist en 2015 se estrena claramente con dos propósitos: asustar a nuevos jóvenes y adultos con hijos pequeños o crear una añoranza en los que pasaron miedo hace treinta años y que ahora ven cómo revuelven sus tumbas.
Poltergeist de Gil Kenan es una correcta actualización de la película de Tobe Hooper (o de Steven Spielberg, si se hace caso a los rumores que dicen que el director de Tiburón se ocupó de la película de los fenómenos extraños “desde la sombra”), David Lindsay-Abaire (quien tiene mucho de lo que arrepentirse con el guión de Oz, un mundo de fantasía) reescribe el guión de Spielberg manteniendo los puntos clave de la película original.
De esta forma, mantiene una conexión en el tiempo y en el espacio con la historia original y pierde parte del factor sorpresa, a pesar de los diferencias: como el cambio de género de (la mítica, imitada y odiada a partes iguales) Tangina por un psíquico más del estilo de Iker Jiménez, más físico y menos incongruente en sus indicaciones.
Entrando en el terreno de las comparaciones, Sam Rockwell no tiene nada que hacer contra Craig T. Nelson, el original es mucho más creíble que un Rockwell impertérrito, con poca madera de padre y aún menos cara de sorpresa. Mientras que Kennedi Clements (que hereda el papel de la pequeña de la familia) está en desventaja con Heather O’Rourke, ya sea por la maldición que acabó con ella o por su excelente interpretación. Madison cumple con su obligación, recita sus frases, se gana al espectador (gracias a su cerdicornio), pero menos que Carol Anne.
A pesar de ésto, la nueva película vapulea (y no lo tenía fácil) a la original en el terreno de los efectos especiales. Ver ahora los efectos de 1982 causa bastante risa (y hasta bochorno, por culpa de la vida en alta definición), pero en su momento ganaron una nominación a los Óscar. Los nuevos trucos visuales son, obviamente, más realistas y dan más miedo, acercan más “el otro lado” al espectador, aunque lo que realmente acongoja sea el susto del payaso. Lo clásico nunca falla.
Kenan y el director de fotografía Javier Aguirre-Sarobe consiguen que la estética y la iluminación sea mucho más realistas que los de la saga Insidous (plagio descarado y declarado de Poltergeist) y mantenga el característico estilo cinematográfico de las producciones clásicas que han inspirado películas como Detrás de las paredes o Intruders con escaso éxito (y similar argumento).
Poltergeist es, posiblemente, una de las mejores actualizaciones del año para nuevos espectadores (como Robocop el año pasado), aunque los clásicos echen de menos ver cómo las tumbas salen de la tierra, los cabellos dorados de Carol Anne o a Zelda Rubinstein “limpiando la casa”.

También te puede interesar

Un comentario sobre “Crítica de ‘Poltergeist’: Correcta actualización no apta para melancólicos

  • el 22 mayo, 2015 a las 7:40 am
    Permalink

    En el.comentario se habla de Spielberg y se refiere a él como director de tiburón y me vale esa película para referirme a esta otra.

    Tiburón es una obra maestra absoluta. Una de las mejores películas de la historia del.cine.no obstante si se hiciera un rremake no podrían hacer más q una peliculilla tipo deep blue sea…o algo así. Imposible volver a conseguir aquello.

    Poltergeist es algo parecido.es más, no creo q la original sea tan buena pero si q tiene un aroma que es imposible reconquistar(solo fue capaz.jj abrams en super 8,pero raimi no es abrams y su guionista menos)

    Y también es reseñable q en pelis como.la original lo q nos "capturaba" eran esos efectos especiales y sinceramente…hoy eso es Imposible.

    Pues eso,se llama poltergeist pero podía llamarse expediente warren

    Respuesta

Deja un comentario