Crítica de ‘Astérix: La residencia de los dioses’: Su hábil sentido del humor compensa al inútil 3D

Las críticas de Carlos Cuesta: Astérix: La residencia de los dioses

La primera película de animación gráfica digital 3D de las aventuras de Astérix puede presumir de un gran sentido del humor y de un gran fidelidad a la publicación original. Contará seguramente con el visto bueno de los seguidores de los irreductibles galos y con total certeza les arrancará unas buenas risas. Los gags habituales de pócima mágica y romano golpeado saltando por los aires no podían faltar, y no faltan. Pero precisamente porque el relato no se sale de la norma habitual de la colección el espectador no debe esperar tampoco más que entretenimiento amable sin sorpresas.
Astérix, Obélix, y los personajes del único poblado que resiste la invasión romana, deberán hacer frente a una nueva técnica por parte del César, la colonización pacífica y la construcción de complejos residenciales de lujo en territorio enemigo. Después de una reñida resistencia para evitar la deforestación del entorno de la aldea, los galos cometerán el error de proporcionar a los obreros esclavos del imperio un cargamento de pócima mágica para evitarles un destino fatal y ayudarles en su liberación. Desgraciadamente éstos negociarán con los romanos y la emplearán para terminar la edificación de La residencia de los dioses. El nuevo modo de vida que trae consigo el proyecto urbanístico también suscitará la curiosidad de los galos y pondrá en riesgo sus costumbres y tradiciones. 
La adaptación del cómic de  René Goscinny y Albert Uderzo adopta un estilo de humor que me hizo recordar el de los monologuistas, directo y efectivo pero incapaz de lograr una continuidad total. Aunque la película en su conjunto está lejos de ser una obra redonda está repleta de inteligentes críticas a cierto tipo de turismo artificial e hilarantes mofas de las relaciones laborales y sindicales francamente divertidas. El personaje del esclavo africano, portavoz de los trabajadores romanos, es desternillante. 
Louis Clichy y Alexandre Astier consiguen en Astérix: La residencia de los dioses no apartarse demasiado del espíritu de una saga que comenzó en 1967 con Astérix el galo y que ha contado con al menos un título en cada década. Sin embargo en algunas escenas se han acercado demasiado a la acción propia de un moderno vídeojuego de plataformas, condicionado por la estética tridimensional de la producción. Encuentro además algo artificial las relaciones de distancia y de vacío entre los personajes originada en la intención de ofrecer una sensación 3D. Esta tecnología no aporta nada, una vez más, a lo que la película tiene que decirnos. De nuevo se trata de una sobrecoste de la entrada que sólo tiene sentido y beneficio para quien la cobra.
Ver a unas personajes que me recuerdan gratos episodios de la infancia evolucionar de una manera que les aleja del aspecto al que me tenían acostumbrado despierta en mí, de entrada, cierta aversión que debo reconocer. Quizá este prejuicio nostálgico disminuya el afecto que haya podido experimentar por la película. Por eso debo decir en su defensa que logra el objetivo para el que se lanza a la gran pantalla un título de estas características: el de entretener y hacer reír. Los sabrosos momentos de retórica absurda y las infantiles pataletas del enorme Obélix siempre son bien recibidas para los adultos que han crecido con la saga y para los pequeños que la descubren.
Nota: Película visionada en Francia, donde se ha estrenado el 26 de noviembre. Su llegada al resto de países se prevé a lo largo de 2015 .

También te puede interesar

2 comentarios sobre “Crítica de ‘Astérix: La residencia de los dioses’: Su hábil sentido del humor compensa al inútil 3D

  • el 27 diciembre, 2014 a las 12:37 pm
    Permalink

    Asterix y Obelix son un referente del comic europeo. Despues de su salto a la tv (en 2d, para mi las mejores versiones) y en el cine (con personas, de lo cual prefiero guardarme los comentarios) ahora vuelveb al cine y en 3d. Sin duda me gustaria verla pero no entiendo la estupida idea de tener que convertir dibujos de 2d en 3d (vease los dibujos de Clan o Boing como Gardfield, o los osos amorosos…) con lo que solo consiguen en mi opinion fastidiar la esencia de esos dibujos. Esperare a su estreno en España.

    Respuesta
  • el 28 diciembre, 2014 a las 11:07 am
    Permalink

    Lo que me ha gustado de esta película es que es muy fiel al cómic original y tiene un humor muy divertido. Aprovecho el comentario para participar en el CONCURSO ISABEL YA EN DVD Y BD. He enviado a la dirección del blog un correo con mis datos personales en caso de resultar elegido.

    Respuesta

Deja un comentario