Muere el aclamado director Mike Nichols

Hollywood vuelve a vestirse de luto. Esta mañana James Goldston, director de ABC News comunicaba el fallecimiento del director de cine Mike Nichols a causa de un ataque al corazón. Tenía 83 años de los cuales casi 50 los dedicó al cine.

Hablar de Nichols es hablar del arte en la dirección de escena, sea ésta en el medio que sea. Arte que le fue recompensado con un Óscar, un Tony y un Emmy, convirtiéndose en uno de los pocos profesionales del mundo del espectáculo que han sido reconocidos con el más importante galardón en cine, teatro y televisión.

Nacido en Alemania en 1931, su familia tuvo que huir de la persecución Nazi y se trasladó a Nueva York cuando él tenía siete años. Ya convertido en ciudadano americano, Nichols se matriculó en la Universidad de Chicago donde conoció a Elaine May con la que más tarde formó un dúo cómico. Para entonces los escenarios le tiraban con demasiada fuerza, y no tardó en abandonar la universidad para entrar en Actors Studios y aprender bajo la batuta de Lee Strasberg.

El comienzo de la década de los sesenta marcó el final de su carrera como cómico, y Mike Nichols se centró en la dirección de obras de Broadway como La importancia de llamarse Ernesto de Oscar Wilde o las obras de Neil Simon Descalzos por el parque y La extraña pareja que le hicieron ganar dos premios Tony.

La llamada de Hollywood llegó con una oportunidad demasiado tentadora para un joven director; la adaptación a la pantalla de la obra de Edward Albee ¿Quién teme a Virginia Wolf? protagonizada por Elizabeth Taylor y Richard Burton. El éxito de crítica y público y sus cinco nominaciones a los premios de la Academia encumbraron a Nichols, y aunque se le escapó el Óscar a mejor director, lo ganó al año siguiente por la que será considerada siempre su obra maestra, El Graduado.

A partir de ese momento pudo compaginar a placer cine y teatro, e incluso hizo un par de incursiones en la televisión con Amar la vida, un telefilm protagonizado por Emma Thompson que fue galardonado con dos Globos de Oro, y la mini serie Angels in America, gran ganadora de los Emmys y los Globos de oro del 2004.

Su último trabajo fue en Broadway dirigiendo al fallecido Philip Seymour Hoffman y a Andrew Garfield en Muerte de un viajante de Arthur Miller, pero su filmografía deja grandes películas entre las que destaca Silkwood, Armas de mujer o Closer.

Entre sus proyectos futuros estaba la dirección de un biopic para HBO sobre Maria Callas, donde se reuniría con Meryl Streep, a quien ya dirigió en Silkwood, Postales desde el filo y Se acabó el pastel. Con fecha de producción para el 2015, nada se sabe de quien podría recoger el testigo.

Nichols poseía una cualidad extraña para contar historias, un arte que no sucumbía al negocio del cine y que, no obstante, aseguraba la taquilla. La habilidad de centrarse en la complejidad de las relaciones humanas y hacerlas atractivas al gran público. Pocas veces podemos hablar de verdaderos artistas del entretenimiento. Ésta es una de ellas.

También te puede interesar

2 comentarios sobre “Muere el aclamado director Mike Nichols

  • el 20 noviembre, 2014 a las 8:11 pm
    Permalink

    Fantástica reseña, era un grande del cine y del teatro, sin duda, además de los premios que has dicho tenía también un Grammy. Sólo hay 13 personas que hayan ganado el EGOT (Emmy, Grammy, Oscar y Tony). Madre mía, hay que tocar todos los palos y hacerlo muy bien para eso.

    Respuesta

Deja un comentario