El cine por dentro: Tipos de plano (1). Encuadre

La regla básica a la hora de coger una cámara, ya sea de grabación o fotográfica, es sin duda saber que tipo de plano existe para mostrar realmente lo que se quiere y de la manera en la que se pretende hacer. 
Al ser este un post más largo de lo habitual, lo dividiremos en dos partes, enseñándoos este hoy los tipos de planos existentes en cuanto al encuadre se refiere y dejando la angulación para la siguiente semana.

Como sabrá la gran mayoría, el encuadre no es más que fijar la cámara hacia el objeto o la persona a la que pensamos retratar, pero no son todos los encuadres iguales, existen una multitud de ellos dependiendo lo que queramos mostrar en cuanto al significado. A continuación os nombramos y explicamos cada uno de los planos en relación con el encuadre, junto a ejemplos de películas donde existen estos.

Gran plano general: En este se muestra una gran superficie o una masa de gente y lo que pretende en engrandecer el entorno en cuanto a las los objetos o personas protagonistas y con esto se consigue que por un momento, el entorno cobre más protagonismo que las personas en sí.

Plano general: Sirve para que el espectador se oriente en cuanto a la situación y el lugar donde se encuentra la acción. Muestra el entorno, aunque no de manera tan amplia como en el gran plano general.
Plano conjunto: En este tipo de plano, los personajes empiezan a cobrar importancia y son introducidos en la escena, mostrando sus figuras al completo, aunque a cierta distancia para se diferenciarlo del plano general corto.
Plano general corto o entero: El protagonista de la escena es enfocado en su totalidad desde los pies hasta la cabeza.
Plano americano o de Tres Cuartos: El sujeto es enfocado desde las rodillas hasta su cabeza, tomando justo debajo de las mencionadas rodillas como base del plano.
Plano medio: Se centra en el personaje, enfocándole así desde la cintura y en el caso de que sea un objeto, se enfocaría en la mitad de éste.
Plano medio corto: Este plano profundiza más en el personaje o el objeto. El enfoque es mayor, aunque no llegando al primer plano. En caso del personaje, es enfocado desde las axilas o desde debajo del pecho a lo sumo.
Primer plano: Es uno de los más utilizados, ya que muestra el rostro del personaje y se detalla la psicología de este en cuanto a sentimientos. Se encuadra la cabeza de este, normalmente desde su clavícula.
Semiprimer plano o gran primer plano: Un subconjunto del primer plano, en donde con cierto detalle, alguna parte del cuerpo del personaje y normalmente es el rostro, aunque no siempre. En el caso de enseñar la cara, es donde realmente se muestran en profundidad los sentimientos del personajes.
Plano detalle: Es de los más cercanos de todos y no necesariamente se enfoca los detalles del personaje, también objetos que son indispensables en la escena según el director.

Primerísimo primer plano: No existe plano más cercano que este, siendo sin duda el que marca el detalle de la escena a mostrar en toda su magnitud.

Estos planos co-existen en la gran mayoría de los films que vemos, por lo que, cualquiera que quiera dedicarse al mundo del cine o fotografía, debe aprender como realizarlos y encuadrarlos bien para así reflejar lo que se quiere transmitir. Un ejemplo perfecto en donde aparecen la gran mayoría de los planos que hemos mencionado es la escena de Toro Salvaje de Martin Scorsese en la que Jake LaMotta lucha contra Sugar Ray Robinson. Os animamos a que los identifiquéis todos.

También te puede interesar

2 comentarios sobre “El cine por dentro: Tipos de plano (1). Encuadre

  • el 3 noviembre, 2014 a las 5:05 pm
    Permalink

    Muchas gracias por estas entradas! Las estoy siguiendo desde que empezaron, seguid así! 😉

    Respuesta
  • el 3 noviembre, 2014 a las 10:06 pm
    Permalink

    Vuestra gratitud hace que queramos seguir creciendo a toda costa y trabajemos todo lo posible para satisfaceros.

    ¡Gracias!

    Respuesta

Deja un comentario