Sitges 2014. Dia 6: Noam Chomsky, deformes tarados y cortometrajes

El día se presentaba intenso: 6 películas y una sesión de cortometrajes… A las diez y media de la mañana fui al cine Retiro a ver Oculus, película de terror sobrenatural con espejo maldito de por medio. Tiene un planteamiento interesante, un casting competente y un universo muy bien orquestado. El guión está bastante bien (algún desliz se destapa, pero poca cosa), la fotografía también… Todo bien. La única pega que le veo es que no da miedo. ¿Para qué ver una peli de miedo que no da miedo? Oculus es una película que disfrutaran los mega fans del género, pero nadie más.
Frame de Abc’s of death 2.
Tras ver alguna peli a mi también me apetece pegarme un tiro.
A continuación se proyectaron una serie de cortometrajes que compiten en la sección oficial. Se pudieron ver diversos cortos muy interesantes, tanto nacionales como internacionales. Tuvo especial cabida la escuela de cine ESCAC, presentando dos cortos. Al proyectarse juntos, me fue imposible evitar las comparaciones. Me di cuenta de que el acabado técnico de los dos cortos es espectacular, superior incluso a muchos largos que llegan al cine. Pero ambos pecaban de lo mismo: utilizar diálogos grabados en postproducción (es decir, doblaje al castellano de actores que hablan en castellano) y que la dirección de actores es prácticamente inexistente. Me resultó especialmente curioso esto último, ya que es algo que también percibí en [Rec 4], última película de Jaume Balagueró que, a su vez, es docente de la ESCAC.
Salí pitando del Retiro para ir a la sala Prado. No quería llegar tarde a la proyección de Is the man who is tall happy?, documental dirigido por Michel Gondry en el que entrevista al filósofo y lingüista Noam Chomsky, al tiempo que ilustra sus palabras con animaciones. No me voy a entretener en esta reseña ya que quiero dedicarle una crítica al completo. Lo único que os puedo decir es que, si no conocéis la obra de Chomsky, os leáis “Cómo nos venden la moto”, un texto bastante corto que os dará una idea de su línea de pensamiento, y que seguro que no os deja indiferente.
Uno de los films más esperados del día era Aus yeux des vivants, último film de Alexandre Bustillo, directos de las (en mi opinión) irregulares A l’interior y Livide. Aus yeux des vivants se une a la lista, siendo quizá la peor de todas. Tiene un inicio brutal, marcando un tono muy cañero (me recuerda a Alexandre Aja o Rob Zombie). Pero tras el prólogo la película decae, cae, se estrella y se entierra a si misma. No sabes si estás viendo Los Goonies 2 o una ida de olla de Rob Zombie (aunque después de Lords of Salem todo es posible). Los slashers con taraos deformes están muy sobaos, y si encima lo haces sin gracia te puedes pegar un tiro.
Para quitarme el mal sabor de boca me comí un Halls de menta, y me dirigí al Retiro para ver Hyena, último film de Gerard Johnson
Hyena es un thriller, que nos cuenta la historia de un policía corrupto londinense. A medida que avanza la acción vemos como Johnson domina el ritmo narrativo, sujetando la película para darle el oxígeno necesario. La película contiene escenas explícitas sobre drogas, descuartizamientos y violaciones, nada que el espectador veterano no pueda soportar. Pero lo presenta de un modo muy particular, consiguiendo revolverte las tripas. Como punto “negativo” se podría resaltar el final, totalmente anticlimático, aunque a mí me encantó.  En el momento en el que se acaba la película me quedé con el culo torcío. ¡No os la perdáis!
Para rematar la jornada vi dos de las películas más deseadas del festival: V/H/S Viral y ABC’s of death 2. Como sabéis, ambas películas son recopilaciones de cortos, creados especialmente para cada film, en el que la muerte es la gran protagonista. 
En el caso de V/H/S viral, fueron 6 los directores encargados de dirigir cada fragmento.  Resaltaré el primer corto, que trata sobre asuntos mágicos (y macabros), y el de Nacho Vigalondo, porque mola a saco.
ABC’s of death 2 es, si cabe, aun mejor que V/H/S viral. Cuenta a su favor que cada corto es muy breve, de modo que si alguno no te gusta nunca llegas a aburrite o asquearte. Hay piezas buenísimas, otras no tan buenas y otras malas, pero en conjunto es una película muy entretenida, que seguro que os gusta a tod@s.
Tras tantas películas tenía el culo carpeta, necesitaba darle un respiro. A las seis de la madrugada, por fin, me acosté, disfrutando de mi cama de agua y de las fragancias que emanan los jardines que envuelven mi  tipi.

También te puede interesar

Deja un comentario