Sitges 2014. Día 2: Emmerich, películas y zombies

Cuaderno de bitacoras (¿Nos habéis votado ya en los Premios Bitácoras? Echadle un vistazo a este post y sabréis como https://www.noescinetodoloquereluce.com/2014/09/apoya-nuestra-candidatura-en-los.html): Ayer me desperté más tarde de lo habitual. El sábado trasnoché porque fui al cine Retiro a disfrutar de “La nit+freak”, donde pude disfrutar del cortometraje Nightsatan and the loops of doom (como apunté ayer, pura poesía psicotrópica), y de los largos Nymph [no pintaba mucho en el maratón, porque friki no era (y buena tampoco)] y WolfCop (esta sí: licantropía, casquería y muchas risas). 

Aproveché la mañana para asistir a la master class que ofreció el maestro Roland Emmerich, donde los asistentes pudieron satisfacer su curiosidad preguntando todo lo que les viniera en gana. El director de películas como Independence Day, Soldado Universal o Stargate declaró que ha rechazado la oferta de dirigir “películas de superhéroes del estilo Spiderman” y “películas del tipo Transformers”  ya que le interesan las historias de personas de carne y hueso.

Frente a la pregunta “¿Qué piensa destruir en su próxima película?”, Emmerich declaró que muy probablemente su próximo film sea la secuela de Independence Day. También afirmó que está trabajando en un reinicio de Stargate, planteándose como una saga, y que tiene un restaurante marroquí en Los Ángeles (ésto a modo de curiosidad).

A continuación visioné el film de animación español Pos eso. Dirigida por Sam, esta producción stop motion es un homenaje a todo el cine de terror contemporáneo. El buen catador de cine de género no parará de encontrar referencias a películas tan míticas (y épicas) como El exorcista, Evil Dead, Alien o Indiana Jones. Aunque no es una película solo disfrutable para fans, sino que incluso la abuela de la casa puede disfrutar de ella: el folclore y la telebasura se dan la mano para hacer que el personal se muera de la risa.

Pos eso ha contado con las voces de Santiago Segura, Josema Yuste, Carlos Areces, Anabel Alonso, y de los desaparecidos Alex Angulo y Marivi Bilbao, entre otros.
De empalmada, así sin descansar, volví a meterme en el Auditori para disfrutar de Dead Snow 2 (Zombies Nazis 2). En resumen: más sangre, más leches, más desarrollo argumental, más personajes, más tripas, más zombies, ¡¡MÁS MEJOR!! O como diría Lori Money, ES BIEN.
Al finalizar me dirigí a la playa de San Sebastián, donde multitud de personas hacían cola para que, el equipo de maquillaje facilitado por la organización, los caracterizase de Zombies. Ayer fue la Zombie Walk, y todo Sitges se vuelca con esta gran celebración de la casquería. Novias Zombies, niñas zombies, bomberos zombies, zombies zombies… Por allí se pudo ver de todo. Además, los amiguetes del stand SetantaNou regalaron DVD’s y Blu-ray’s a todos los asistentes (yo me llevé por la patilla [Rec 2] en Blu-ray, y creo que ni siquiera se dieron cuenta de que no iba de Zombie. La vida me trata mal…).
Tras el paseo, visioné In order of disappearance en la sala Retiro. Protagonizada por Stellan Skarsgard  (trilogia Millenium), nos encontramos con una historia de venganza al estilo noruego. Drama, intriga y comedia se dan la mano en este genial film. Muy recomendable.
Al salir, me di un baño en la playa, cené y me dirigí al cine/teatro Prado, el espacio donde las películas más inclasificables y personales se dan cita, además de interesantísimos documentales. Aquí, a lo largo de los años, he visto joyas como Sound of Noise, Symbol, Blackfish, American Jesus o Bulgaria. Precisamente el director de ésta última, Pang Ho-cheung, presentaba anoche su último film, Aberdeen, un melodrama íntimo y personal, con pasajes oníricos que justifican en cierta medida su incursión en Sitges. Pese a no ser el tipo de película que te imaginas en este festival, la verdad es que la película es muy entretenida, y en ciertos pasajes te toca la fibra (la parte con la ballena me tocó el coraçao, aunque igual es por mi fervor animalista).
Al finalizar Aberdeen recogí mis bártulos y me fui a dormir a mi sweet.

También te puede interesar

Deja un comentario