59 SEMINCI. Sección Oficial (corto). Crítica de ‘La gallina’ (‘Kokoska’): Madurando bajo el manto de la guerra

Las críticas de David Pérez “Davicine” en la 59 SEMINCI
La gallina (Kokoska)

Con motivo de su sexto cumpleaños, a Selma le regalan una gallina viva. Cuando la niña se da cuenta de que el animal será sacrificado para alimentar a la familia, decide salvar su vida y liberarlo, sin ser consciente de los riesgos que entraña su acción. Mientras intenta recuperar la gallina desaparecida, la madre de Selma se convierte en el blanco de un francotirador. 
Es impresionante como una idea tan sencilla de inicio, tan inocente como salvar a una gallina, se convierte en una crítica a la guerra en Sarajevo, rompiendo los esquemas del espectador, que creía estar ante un mero corto de tintes dramáticos con algo de humor, pero no un trabajo que contuviera tanta mensaje social con el drama humano de trasfondo.

La cineasta Una Gunjak nació en Sarajevo, pero pasó su juventud en Londres como editora de documentales y directora de cortometrajes, y ha encontrado en La gallina una forma de regresar a sus raíces, mostrando un día de 1993 a través de los inocentes ojos de una niña, que debe madurar muy rápido, como en general crecen los niños nacidos en la guerra.
En 15 minutos condensan una gran cantidad de sentimientos, desde la inocencia de la niña, la responsabilidad que conlleva cuidar y salvar una gallina, así como las prioridades que en ciertas circunstancias hay que tener. Un corto que te corta la respiración de forma inesperada.

También te puede interesar

Deja un comentario