59 SEMINCI. Sección Oficial (corto). Crítica de ‘Black tape’: El conflicto palestino a ritmo de tango

Las críticas de David Pérez “Davicine” en la 59 SEMINCI
Black Tape

Este cortometraje de tan sólo 3 minutos, incluyendo créditos, indaga en el tema de la dominación. Victima y agresor bailan un complejo tango. Entre pincelada y pincelada, los vemos ocupar el espacio y el encuadre…
Los directores Michelle Kranot y Uri Kranot se han inspirado en imágenes mostradas por la Organización de Derechos Humanos en Palestina para ofrecernos una metáfora de lo que allí sucede a ritmo de tango elaborado por el propio Kranot.

Una animación rítmica, crítica y metafórica, desarrollada al compás de la música, en donde todo reside en los personajes y el tango, carente de todo escenario. Un fondo blanco, pinceladas que animan a los personajes, y movimientos agresivos y al compás dominan la pantalla.
Interesante la idea de unir tanto a agresores como agredidos por una “cinta negra”, para demostrar que todos están enredados, tanto los que tienen poder como los que sufren las consecuencias de quienes lo tienen.
Black tape es un corto intenso, perteneciente a una trilogía iniciada con White Tape, que si se aprecia la metáfora desde un primer momento se entiende el objetivo de los directores, pero que si no lo ubicamos en el conflicto palestino, puede generalizarse a cualquier abuso de autoridad sin necesidad de ubicarlo en ninguna parte concreta del mundo.

También te puede interesar

Deja un comentario