Entrevista a Mary Costa, voz del personaje principal de ‘La bella durmiente’ en su versión original

Con motivo del reciente lanzamiento de La bella durmiente en DVD y Blu-ray el pasado 11 de junio, hemos tenido la ocasión de entrevistar a Mary Costa, la voz de la Princesa Aurora y modelo de referencia de este clásico inolvidable.
Desde el mundo encantado de los cuentos de hadas al centro del escenario de los principales teatros de ópera del mundo, la voz de esta mujer ha cautivado al público durante más de 50 años. Generaciones han abrazado la calidez y la belleza de la princesa Aurora, pero pocos son conscientes de la extraordinaria mujer detrás de la princesa y su notable vida en el brillante mundo de la gran ópera.
Walt Disney realizó una búsqueda durante 3 años para encontrar la voz perfecta para su princesa, y casi cerró la producción en su narración épica de La bella durmiente hasta que encontró a la joven Mary Costa en una fiesta donde el artífice de los suelos la escuchó cantar, y al día siguiente ya cantaba en los estudios Walt Disney.

A continuación la transcripción de la entrevista.
¿Cómo surgió la ocasión de trabajar en Disney para “La bella durmiente”? ¿Cómo consiguió el papel?
Fui entrevistada por un director de Paramount Studios. Su nombre era Frank Tashlin y acababa de producir y dirigir “El hijo de Rostro Pálido” (Son of Paleface) con Bob Hope y Jane Russell y yo tenía un agente joven que no tenía mucha influencia ni nada pero conocía a algunas personas del negocio y conocía a Frank por lo que fuimos a verle y estuvimos hablando durante una hora. Unas dos semanas más tardes Mr. Tashlin llamó a mi agente y dijo “Sabes que yo sé que ella quiere cantar. Me gustaría llevarla a una fiesta donde creo que va a conocer a mucha gente. Es una fiesta bastante grande” a lo que mi agente respondió “Bien, tendrás que visitar a su madre porque no dejará que vaya con nadie que no conozca”. Él dijo que estaría encantado de hacer eso y fue a visitarla a Glendale en California y me permitió ir y cuando llegamos a la fiesta se fue a hablar con unos amigos y yo pique unos bocados de las distintas mesas con comida hasta que me dirigí a donde había un gran piano donde la gente estaba cantando. El hombre a la cola me dejó pasar y no canté durante un rato y cuando empezaron a cantar la canción de Victor Young “When I fall in love” es cuando empecé a cantar. Al principio en bajo ya que me encanta la canción hasta que empezaron a animarme a que cantara más alto y es lo que hice acabando la canción y cuando me di la vuelta para dar las gracias al caballero que me había dejado pasar nos topamos con nuestras narices ya que se estaba asomando para oírme cantar  y dijo “No quiero ser indiscreto pero tú eres una cantante profesional ¿no?”. Le respondí que había cantado junto a Edgar Bergen y Charlie McCarthy y que había cantado para anuncios de jabón, que también había cantado en la UCLA con Dean Martin y Jerry Lewis a lo que él dijo “Soy el nuevo director de música de Walt Disney Studios, mi nombre es Walter Schumann”. Por supuesto que le conocía ya que tenía ese maravilloso grupo vocalista “The voices of Walter Schumann” y añadió “Walt ha estado buscando una voz para la Princesa Aurora de “La bella durmiente” durante tres años. ¿Podría presentarse a una audición a las diez de la mañana?”. Me quedé con la boca abierta, estaba sorprendida, y el continuó “Puede cerrar la boca. Sinceramente ¿podría hacerlo?” Le contesté “¡Oh sí! ¡Oh sí! ¡Oh sí!” a lo que añadió a continuación “Tengo que marcharme para preparar esto” y yo contesté “Tengo que marcharme para descansar” y así fue. Fui al día siguiente y ese fue el comienzo de todo.
Maravilloso. ¿Hubo mucha presión trabajando para uno de los estudios de animación más grandes?
No había presión durante el trabajo, sólo se esperaba por parte de Walt Disney personalmente que se fuera lo más perfecto que se pudiera ser ya que él era un perfeccionista. Quería que fueras puntual, que estuvieras preparada, descansada y con la voz clara. Siempre me lo decía y con el tiempo empezó a bromear con el asunto diciendo “No te resfríes. No te resfríes. No te resfríes.” Lo dijo tantas veces que un día le respondí “Sabes, un pájaro no canta porque está feliz, es feliz porque canta” a lo que él dijo “De acuerdo, pajarito feliz. Pero no te resfríes”. Y así desde ese momento empezó a llamarme “pajarito feliz” y a bromear de nuevo con el asunto. Pero el trabajando con él puede que pasaran cosas alrededor y me enteré después que mientras hacíamos “La bella durmiente” había ciertas cosas que no iban tan bien en distintas partes de la película y que tenían que rehacer de nuevo. Además Walt Disney estaba empezando con Disneyland pero yo no sabía nada. Cada vez que yo llegaba ahí era una alegría ya que era fantástico el trabajar con las madrinas, eran tan diferentes que era lo que a Walt le encantaba. Le encantaba que cada uno fuera único y para eso fue una experiencia que aprendí y que marcó mi ética laboral que me acompañó durante toda mi carrera.
Genial, y la película tuvo un éxito sin precedentes. ¿Alguna vez pensó que haría algo así o que la película de hace cincuentaicinco años tuviera tanto éxito hoy en día?
Jamás pensé lo que podría significar esto, jamás. Sé que fue un placer hacer ésta película, mi voz era bastante nueva y la demostré de la manera que él quería y la he visto crecer en popularidad a lo largo de los años ya que ahora, aunque suene raro, recibo más cartas de personas y casi no pueden considerarse cartas de admiradores. Yo las denomino “cartas de amigos” ya que no suelen poner simplemente “¿Podría darme un autógrafo?”. Me cuentan todo de cómo las escucharon, como sus hijos las escucharon a lo largo de los años y lo mucho que les gustó mi voz y lo mucho que les gustaron las madrinas,  Maléfica y todas los elementos de esa maravillosa película con ese fondo medieval creado por Eyvind Earle. Así que no, no me imaginé que tendría tanto éxito ya que cuando se estrenó no tuvo tanto ya que era tan diferente, pero era la película favorita de Walt y a lo largo de los años se ha convertido en una auténtica obra de arte. Y creo que esa época ha pasado ya que todo hizo y diseñó a mano. Es por lo tanto que creo que ha sido una bendición en mi vida el poder haber sido parte de ello.
¿Y tras “La bella durmiente” ha cambiado la película su carrera profesional?
Mi carrera profesional ha cambiado de tal manera que cuando empezaba mis papeles en ópera siempre aplicaba la ética laboral que me había inculcado Walt Disney ya que siempre decía “Utiliza tu imaginación y los colores en tú cabeza que todos tienen. Tienes tu propio juego de colores especial y quiero que uses tu imaginación, usa esos colores y aplica esos colores a tus cuerdas vocales y pinta con tu voz”. Y cuando marché a la ópera es lo que hice. Cuando oía esos maravillosos colores en la orquesta yo los combinaba con los colores de lo que yo estaba haciendo. Walt no era el único que decía “Si quieres alcanzar un sueño tienes que añadir las otras D’s: la dedicación, la determinación y la disciplina para que funcione, sobre todo la disciplina. Si vas a hacer algo, y esa es mi opinión, nada que merezca la pena se consigue de manera fácil. Tienes que trabajártelo. La forma de trabajar que me dio me acompañó durante toda mi carrera.
Eso es maravilloso. Y Mary, tienes tantos admiradores por todo el mundo que les gustaría conocer cualquier consejo que les puedas dar en su carrera profesional, sobre todo a los jóvenes talentos cantantes y actores.
Sé que hay tantas voces maravillosas y las he oído porque donde vivo ahora, en Knoxville en Tennessee, tenemos todos los años a cantantes que escuchan a cantantes jóvenes y es tan divertido oírles ya que sus voces son tan maravillosas y nunca sabes que es lo que puede ocurrir que pueda darte la oportunidad y hay tantas maneras de empezar tu carrera si quieres ser músico. Pero pienso que debes saber perfectamente qué es lo que estás haciendo. Estamos ante una generación inusual ahora con Youtube ya que cualquier puede poner su voz en Youtube. Tenemos “America’s got talent”, tenemos de todo… “The voice”, con todas estas cosas con las que puedes hacer una audición. Creo que si tienes un talento para el cante o si tocas un instrumento o tienes talento dramático, en cualquier sitio que lo hagas es muy importante si quieres inspirar a alguien. Y creo que es por eso por lo que estamos en éste mundo, para servir a la gente. Creo firmemente en ello y mi fe en Dios me sostiene en cada uno de los aspectos de mi vida. Una vez enseñé a mi hijastra que me pidió que le diera algo para poner en un espectáculo de niños que hacía para la televisión “Si confías en Dios para guiarte, la aventura que tiene preparado para cada una de nuestras vidas será mucho más bella y excitante que cualquier cuento de hadas ya que será algo real. Y creo que cualquier cosa que quieras hacer realmente, sin importar donde lo hagas y cuán pequeño sea el escenario, lo estás haciendo e inspirando a alguien de la audiencia. Que no te afecte el hecho si al principio no estás en un escenario grande. Pero si realmente lo quieres y trabajas por ello por lo que quieras hacer, escribir, pintar, hacer cualquier cosa, sigue ahí y hazlo mejor, mejor y cada vez mejor.
Un consejo precioso. Muchas gracias Mary, apreciamos el tiempo que nos has dedicado a pesar de haberlo alargado un poco más de la cuenta…
Ningún problema

Muchísimas gracias

También te puede interesar

Deja un comentario