Ciclo Studio Ghibli: ‘La princesa Mononoke’ (1997)

Las críticas de David P. “Davicine”: La princesa Mononoke

Mononoke Hime, conocida en España como La Princesa Mononoke, es una película de animación del Studio Ghibli de 1997, realizada por el maestro Hayao Miyazaki, que nos traslada al Japón medieval, en plena lucha entre los guardianes sobrenaturales del bosque y los humanos que necesitan sus recursos, una temática más que clásica en el estudio de animación japonés, tan concienciado con la naturaleza. 
Como no podía ser de otra manera, La princesa Mononoke fue un gran éxito en Japón, así como valorada en el resto del mundo, elogiada por los fans del anime. En Japón desbancó como la película más taquillera de la historia a Titanic de James Cameron, aunque posteriormente perdió ese puesto por el siguiente largometraje de Miyazaki, El viaje de Chihiro

Curiosamente, en Estados Unidos se invirtió en ella para que llegara a un gran público por lo que Miramax, subsidiaria de Walt Disney Company, destinó un gran presupuesto para que fuera doblada en inglés por actores y actrices famosos, y entre ellos nos encontramos a Gillian Anderson, conocida como la agente Scully de Expediente X. Por desgracia, tanto esfuerzo no se vio recompensado por una escasa o nula publicidad a la hora de estrenarse en cines, teniendo una distribución muy limitada y manteniéndose en las salas durante un corto período de tiempo, por lo que muchos fans del anime se enteraron demasiado tarde de su estreno. Al menos Disney se disculpó y las ventas en DVD han sido muy elevadas al no estar lanzada de forma limitada.
Pero regresando a lo que nos interesa, la película en sí, en ella nos cuentan como tras sufrir el ataque de un monstruoso jabalí maldito, el joven Ashitaka emprende el camino en busca de la cura que detenga la infección que éste le ha contagiado al enfrentarse a él. Mientras, los humanos están acabando con los bosques y los dioses convertidos en temibles bestias hacen todo lo posible por protegerlo encabezados por Mononoke, una princesa guerrera. Ashitaka deberá escoger bando y decidir si ayudar a los hombres o las deidades intentando detener la maldición de su herida que se extiende por su cuerpo sin cuartel.

Las escenas de batallas son frecuentes, bastante explícitas, con decapitaciones y desmembramientos varios, dejando evidente que hay una gran distinción entre La princesa Mononoke y la animación hecha para niños. Pero la película no se detiene en la violencia, lo que hace que algunas de sus secuencias sean más impactantes, como cuando Ashitaka descubre que su brazo lleno de marcas ha desarrollado tal fuerza que es capaz de lanzar flechas que decapitan a sus enemigos.

La princesa Mononoke está ambientada en el periodo Muromachi (1336-1573) debido a que la relación de los japoneses con la naturaleza cambió drásticamente en esa época, momento en el que se popularizó la producción de hierro, implicando la tala de muchos bosques, y generando un sentimiento general de dominio sobre la naturaleza. Conociendo la estrecha relación de las películas de Ghibli con el mensaje medio ambiental, es lógico que nos trasladen a esa época clave en la naturaleza del país nipón. En la película nos muestran los efectos que el ser humano provoca en los bosques cuando intenta “exprimir” al máximo los recursos naturales, y aquí incluso muestran de forma clara como plantamos cara no sólo a la naturaleza, sino también a los dioses que la protegen, todo por nuestro bienestar.
Además de los dioses, Ashitaka descubre en su primera incursión en el bosque a los graciosos Kodamas (“Kodama” en japonés significa “eco”, pero al estar escrito en katakana, también puede significar “pequeño espíritu”), quienes aparecen en numerosos cuentos populares japoneses, pero son criaturas fueron inventadas por Miyazaki, y sirven para indicar cuando un bosque está sano, pues sólo hacen acto de presencia en sitios puros. Pero esos no son los únicos seres inventados por Miyazaki para la película, pues dioses de la naturaleza aparte, Yakkul, la montura de Ashitaka, esta basado en un Akashihi, un alce rojo ficticio basado en los Yak que creó Miyazaki y que aparecen en su manga “El viaje de Shuna”.
En el apartado técnico y artístico, seña de identidad de la casa, cada fotograma es una auténtica joya de arte, y cualquiera de ellos podría ser usado como ilustración, pues cada detalle del fondo, cada rasgo de los personajes, cada tono que encontramos, está perfectamente ubicado y diseñado para transmitirnos emociones. Cinco fueron los directores de arte que trabajaron en la película, algo poco habitual: Kazuo Oga (Mi vecino Totoro), Nizou Yamamoto (El castillo en el cielo), Satoshi Kuroda (Susurros del Corazón), Naoya Tanaka (Puedo escuchar el mar) y Youzou Takeshige (videoclip de “On Your Mark”), pero también cuenta con una gran novedad, pues fue la primera película de Ghibli que empleó gráficos digitales: 10 minutos empleados con dibujo y coloreado digital, y otros 5 con diferentes técnicas que han permitido ilustrar y renderizar las marcas malignas del brazo de Ashitaka, o la mutación del dios jabalí en un ser destructivo. Gracias a la fusión de diseño clásico y toque animado por ordenador, la naturaleza se vuelve majestuosa, y las misteriosas y breves apariciones del espíritu del bosque, que de día parece ser una bestia noble, y por la noche una luz resplandeciente, alcanza cotas elevadas de imaginación desbordada.
La banda sonora, con temas totalmente memorables, que durante todo el metraje consiguen erizarnos en alguna ocasión el bello, ha sido compuesta por Joe Hisaishi quien ganó el Japan Record Award (el Grammy japonés, para entendernos).
La princesa Mononoke no es un cuento simple centrado en el bien y el mal, sino la historia de cómo los seres humanos, animales del bosque y dioses de la naturaleza luchan por su participación en el nuevo orden emergente, consiguiendo que sea una de las películas más originales visualmente de las últimas décadas.
***

En noviembre de 2010 Aurum, ahora conocida como eOne Films Spain, editó la película en DVD en una fantástica edición steelbook con dos discos y póster de la película, para posteriormente ser reeditada en 2011 con un sólo disco aunque con funda de cartón, y acabó siendo reeditada en 2012 también con un disco pero sin funda. Este mismo año ha sido lanzada la edición combo que incluye Blu-ray y DVD. Por el momento, todas las ediciones en DVD están descatalogadas, y tan sólo se puede adquirir encontrando la película en algún gran almacen, por lo que lo más fácil es adquirir la edición combo Blu-ray y DVD:

Edicion Especial DVD + BD:
Características del DVD:

-Contenido:  La película
-Extras: Promo Studio Ghibli.
-Imagen: 1.85:1 16/9 .
-Audio: Dolby Digital 5.1 Castellano y Japonés. 
-Subtítulos: Castellano.
Características del BD:
-Contenido: La película
-Audio: 5.1 DTS HD Castellano y Japonés.
-Subtítulos: Castellano.
-Blu-ray: BD50
-HD: 1080p24
-Extras: Promo Studio Ghibli;  Storyboard completo de la película con multiángulo;  Trailers Originales

Podéis seguir todas nuestras reseñas de las películas de Ghibli desde este índice del ciclo que dedicamos al estudio de animación japonés.

También te puede interesar

Deja un comentario