NOCTURNA 2014. ‘Haunt’: Típica película adolescente de fantasmas

Las críticas de Óscar M. de Nocturna 2014: Haunt
Sufrimos últimamente una nueva oleada de cine de terror adolescente a raíz de “películas esquema” como The conjuring, Insidious, Sinister (o similares) y ahora Haunt llega con la intención de ser la típica película del género de terror (específicamente de fantasmas) de este año.
Y no le duele el fotograma de ser descaradamente la propuesta menos original sobre este subtema del género, la película está plagada de los típicos y esperables sustos y sobresaltos causados por el típico fantasma que aparece cuando el personaje menos lo espera (porque el espectador se lo espera casi siempre).

La monótona historia macabra de una familia asesinada en la archiconocida y enorme casa en mitad del campo es el punto de partida de la película. Tras el prólogo, una nueva familia se instala en el domicilio, pero no tardarán en comenzar las apariciones y los sucesos extraños que llevarán al adolescente protagonista a investigar las causas de los asesinatos.
Mientras que el protagonista de Haunt investiga reiteradamente el pasado de su nuevo hogar, la película se centra en provocar el sobresalto en el espectador en casi cada escena, llegando a un punto en el que es más entretenido buscar al fantasma que seguir la trama, y a pesar del esfuerzo del guión por intentar hacer creer que la casa está maldita, es muy evidente que existe una explicación terrenal.
En el intento de dar una explicación satisfactoria, el argumento se pierde en la parte final, dejando sin resolver la presencia fantasmal y recurriendo en el último momento a una resolución poco sobrenatural (quizá con la intención de realizar una secuela en el futuro).
En el aspecto técnico no hay mucho que destacar (típicos planos vacíos esperando la aparición fantasmal), el estilo visual es de la misma escuela que los ejemplos expuestos en el primer párrafo y ni las visiones del fantasma (una momia voladora roída y con un camisón deshilachado) son una novedad.
Haunt ofrece más de lo mismo para esta temporada, terror de nueva generación poco innovador para ser consumido principalmente por adolescentes en grupo, donde ellas se asustarán mucho (seguro que se interesan más por la poco creíble -y fantástica- historia de amor), ellos se reirán de ellas y el argumento es lo de menos.

También te puede interesar

Deja un comentario